La automotriz coreana Kia espera lanzar un auto híbrido en México para marzo de este año, comentó Horacio Chávez, managing director de la empresa en el país.

Se trata del nuevo Niro, el cual ya se vende en Europa y se lanzó durante el mes de enero en Estados Unidos.

Desde Corea, el fabricante automotriz importará cerca de 1,000 unidades, dependiendo de la demanda en el mercado mexicano.

“Hay pocos (modelos) híbridos, pero han tenido un ‘boom’ desde mediados del año pasado, desde que se declararon contingencias ambientales en la Ciudad de México”, dijo el directivo en entrevista.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: Kia subirá sus precios en febrero por fortaleza del dólar

En cinco años más, la firma coreana podría traer otro modelo de esa tecnología, entre ellos el Optima Hybrid y el Soul eléctrico.

“Tal vez los autos eléctricos requieran un poco más de tiempo porque todavía no hay mucha infraestructura en México para recargar ese tipo de vehículos”, comentó.

De acuerdo con datos generales de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) a octubre de 2016, la venta de autos eléctricos llegó a 41 unidades en el país, mientras que los híbridos sumaron 691.

En el acumulado de enero a octubre del año pasado se vendieron 6,227 vehículos de esas tecnologías en el mercado nacional.

Lee también: Kia arranca producción de nuevo Rio en México

Esta semana, Kia comenzó la producción del nuevo modelo Rio HB 2018 en la planta dentro del municipio de Pesquería, en Nuevo León, del cual esperan fabricar alrededor de 150,000 unidades para este año, donde los destinos principales de exportación serían Norteamérica y Sudamérica, según los planes anunciados por la compañía en agosto de 2016.

Tanto de Rio como de Forte, que también se fabrica en ese complejo, la firma coreana espera vender más de 20,000 vehículos anuales para cada modelo, compartió Chávez.

Para el 2020, Kia busca comercializar cerca de 100,000 autos y llegar a una participación de mercado de 5% desde el 3.6% que tienen actualmente.

Para acelerar la penetración en el país, la automotriz abrirá 10 concesionarias más, para sumar 83 agencias para finales de 2017.

En agosto de 2014, Kia Motors anunció la construcción de una planta donde armaría vehículos en Nuevo León, por lo que el entonces gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, decidió otorgarle una serie de beneficios fiscales.

Sin embargo, más de un año después el actual gobernador Jaime Rodríguez Calderón dio por terminados los acuerdos pactados entre la compañía y el gobierno de su predecesor en el gobierno estatal, ya que eran excesivos; entre los beneficios estaban el pago de la fiesta de inauguración de la fábrica y la capacitación de los empleados.

Posteriormente, en una visita que realizaron a Corea del Sur los funcionarios y el actual gobernador neoleonés se selló un acuerdo que dejó satisfecho a Kia Motors, ya que se le otorgaron incentivos fiscales para continuar con su inversión, tales como la reducción de 95% del Impuesto Sobre Nómina por cinco años, la eliminación de la exención del pago del Impuesto Predial por el mismo periodo, y ahora deberá pagar 50% del valor por 10 años y posteriormente el valor que corresponda.

En cambio, la infraestructura no será exclusiva de Kia y la armadora KIA se comprometió a ejercer una inversión de 2,500 mdd en nueve años.

 

Siguientes artículos

wall-street
El Dow Jones rebasa los 20,000 puntos por primera vez en 120 años
Por

La trayectoria alcista del índice se reactivó tras los numerosos decretos que ha firmado Trump desde que tomo el control...