Ante las presiones por el tipo de cambio, la compañía coreana Kia Motors espera un aumento en el precio de algunos de sus vehículos para febrero en México, comentó Horacio Chávez, managing director de la empresa en el país.

“Nuestros precios están sufriendo ajustes y responden sobre todo al tipo de cambio, pues una parte de nuestros autos son importados. Y en el caso de los nacionales, como Rio y Forte, dependen de piezas importadas”, comentó el directivo en entrevista con Forbes México.

Sin embargo, la empresa buscará mantener precios competitivos en cada uno de los segmentos, agregó Chávez.

Algunos vehículos tendrán un incremento en el precio por encima de la inflación, mientras que otros podrían mantenerse sin cambios, dijo el directivo sin dar mayores detalles.

PUBLICIDAD

La compañía cuenta con una planta en Pesquería, Nuevo León, la cual tiene una capacidad de producción de 300,000 unidades para este año y 400,000 para el próximo, donde el 40% será del modelo Forte y el restante del nuevo Rio.

Para el 2020, Kia busca comercializar cerca de 100,000 vehículos y llegar a una participación de mercado de 5%.

Lee también: Kia arranca producción de nuevo Rio en México

 

Buscarán nuevas opciones para exportar

Para disminuir el impacto por la renegociación de tratados comerciales y las medidas impuestas por el presidente estadounidense Donald Trump en el sector automotriz, la empresa intentaría compensar el efecto mediante la diversificación en sus exportaciones.

“Estaremos exportando mucho a Sudamérica, enviaremos a Brasil Colombia, Uruguay y también a Medio Oriente (tanto de Forte como de Rio)”, comentó el directivo.

La mayor parte de la fabricación de autos en la planta de Pesquería será para la venta en 80 países.

Estados Unidos es uno de los mercados más importantes en lo que exportaciones se refiere, pues en 2016 representó 75% de los envíos, mientras que 10% fue para Canadá, un 10% más para México y 5% para otros países.

Sin embargo, para este año la participación de Rio podría ser menor en el mercado estadounidense, debido a que no es un segmento tan atractivo en ese país. Para compensarlo, la firma aumentaría su exposición en Latinoamérica.

Por otra parte, Chávez dijo que la empresa buscará aumentar la proveeduría nacional. Actualmente, la firma cuenta con 600 proveedores establecidos en el país, sin embargo, no todos son mexicanos: “Nuestra meta es que los coches aquí sean 100% mexicanos y estamos trabajando en ese camino.”

 

Siguientes artículos

Este dispositivo podría ayudar a contrarrestar el Parkinson
Por

En México, la enfermedad del Parkinson la padecen 50 de cada 100,000 habitantes. Está catalogada por diferentes síntomas...