Por Natalie Robehmed

Es fácil tomar a la ligera casi todo lo que Kim Kardashian West hace. Ella es la personificación de la era de la selfie y ha sabido hacer crecer la popularidad que ganó a partir de su cinta sexual hace una década compartiendo casi todos los detalles de su vida, engendrando, como un pesadillezco Frankenstein entre Andy Warhol y El día de la marmota, más fama de forma perpetua.

Pero en su obsesión por los detalles de su avatar, Kardashian se ha topado con una nueva forma de sacar beneficios económicos de la fama, y ha sido lo suficientemente astuta como para capitalizarla a una escala masiva. Kardashian estelariza un juego para móviles, Kim Kardashian: Hollywood, en el que los jugadores crean su propia celebridad, se hacen amigos de Kim y se abren camino a la lista de los más influyentes.

Lee también: Taylor Swift es la celebridad mejor pagada: 170 mdd en un año

PUBLICIDAD

El juego puede ser insípido, pero los números no lo son. Desde su lanzamiento en junio de 2014, Kim Kardashian: Hollywood ha sido descargado 45 millones de veces y generado 160 millones de dólares (mdd) en ingresos. Forbes estima que Kardashian se ha embolsado 45 millones durante ese periodo. Este año ganó 51 millones, para hacerse del sitio número 42 en la lista Celebrity 100 de Forbes; 40% de ese total provino de su juego.

No está sola. A medida que los juegos se han mudado de las consolas y las computadoras hacia las apps en un smartphone, la capacidad de crear un juego comercial se ha extendido hasta los atletas profesionales y de hecho a cualquier persona que tenga seguidores. Algunos son obvios, como el héroe de acción Jason Statham en un juego en el que el objetivo es matar a todos los que se te atraviesen, pero otros no lo son tanto: Tom Hanks, un coleccionista de máquinas de escribir, construyó una app que simula la escritura en una máquina de escribir, mientras que Shatoetry de William Shatner compone poesía para sus compradores. Desde ser prácticamente irrelevantes a principios de la década, los juegos móviles de las celebridades se han convertido en un negocio de 200 mdd al año, según cálculos de Forbes, con al menos 30 celebridades, incluyendo 12 entre las 100 de nuestra lista, que tienen su propio juego para móviles o están listos para lanzar uno.

“Me intrigaba mucho el mundo de la tecnología. Empecé a pasar mucho tiempo en San Francisco”, dice Kardashian, sin una pizca de ironía. “Me di cuenta de éste será realmente el próximo ciclo de mi carrera y es en esto en lo que me quiero enfocar”.

Éste es un adelanto del texto de portada de Forbes Estados Unidos. Espéralo completo en los próximos días.

 

Siguientes artículos

Gobiernos del PRI deben ser transparentes y rendir cuentas: Ochoa Reza
Por

El PRI tiene que ser un estricto observante del resultado que tengan los gobiernos de todos los partidos políticos, incl...