Tom Hartley, CEO de Kroll, es un espía con traje. Puede hurgar entre montones de papeles y encontrar el cuerpo del delito. También puede motivar la cancelación de la compra de un gran corporativo, ante un probable rastro de corrupción. 

 

Por Hiroshi Takahashi

 

PUBLICIDAD

Tom Hartley es el CEO de Kroll Advisory Solutions, una industria hermética que amalgama a expertos en ciberseguridad, espionaje, negocios, economía, periodismo, lavado de dinero y detección de fraudes. Es, como lo bautizó The Economist, uno de los más poderosos “sabuesos del capitalismo”.

 

─ ¿Qué es Kroll?

Es cierto que las preguntas más simples, a menudo, son las más difíciles. ¿Qué es Kroll? Es un negocio global de administración de riesgos. Nosotros ayudamos a nuestros clientes en las jurisdicciones más difíciles del mundo.

Podemos tomar algunos de los casos en los que Harley ha trabajado, que se han hecho públicos. Kroll es capaz de hallar millones de dólares desaparecidos. Prestó sus servicios de asesoramiento al administrador especial designado por el gobierno italiano en la investigación de la presunta apropiación indebida de activos, cuyo valor ascendía a 14,000 millones de euros tras la quiebra de Parmalat.

Por lo general, Kroll es contratada por su nivel de confidencialidad y efectividad. Sin embargo, es capaz de investigar a cualquier personaje del planeta, por poderoso que parezca.

El gobierno kuwaití contrató a Kroll para investigar la red financiera que utilizó el dictador iraquí Saddam Hussein, para ocultar activos en Occidente. El trabajo de Kroll vinculó a Hussein con activos mantenidos mediante depositarios en Estados Unidos y Europa, exponiendo a sus agentes y empresas de fachada.

 

El factor percepción

 

Es junio de 2013, el presidente chino Xi Jinping visitaría México. Harley lo sabe, no es casualidad su presencia. “Es pura coincidencia que yo esté aquí al mismo tiempo que el Presidente de China… pero las actividades que están sucediendo no son por casualidad. La gente necesita saber más de México, acerca de su estabilidad política, el grado de la seguridad, la corrupción. Hay muchos negocios pendientes por hacer aquí”.

 

─¿Qué es lo que sabe acerca de México?

grafica_krollCreo que la concepción general de México, en el ambiente de negocios global no es buena, pero está mejorando. La inseguridad es el problema del que hoy se habla. Una vez superado eso, se incrementará la visión positiva de México.

El viaje de Londres a México que realizó Hartley sirvió para que fuera uno de los invitados especiales durante la presentación de la quinta edición del Sondeo de Seguridad Empresarial de la American Chamber. Dicha encuesta indica que la situación de seguridad en el país se estabilizó y no se presentaron incrementos considerables de inseguridad, como los observados en las ediciones 2011 y 2012. Sin embargo, las tres plazas percibidas como las más peligrosas son Nuevo León, Tamaulipas y la Ciudad de México; los menos problemáticos son Campeche, Chiapas, Tlaxcala, Oaxaca, Quintana Roo y Yucatán.

La seguridad de los empleados continúa siendo el principal tema de preocupación de los encuestados, según esta encuesta, en la que también participaron los socios de la American Society for Industrial Security (ASIS), la British Chamber of Commerce y la Japan Chamber of Commerce and Industry.

 

─¿Cuál es el mayor problema de este país?

Lo que hemos encontrado es que es rápidamente superado cuando es entendido en el contexto correcto; cuando es entendido como un problema de criminalidad y no necesariamente un negocio de todos los días. Es muy raro que ese problema frene a alguien que quiere hacer negocios aquí, pero esto siempre tiene que ser abordado.

 

Información es poder

Si estás pensando en hacer negocios en Brasil, México, Venezuela o Afganistán, hay una persona a la que debes llamar antes de hacer la primera transferencia millonaria: Tom Hartley.

 

─¿Qué le piden por lo general en México?

Un caso típico de México: alguien quiere comprar un negocio mexicano, pero de éste hay poca información pública disponible y se dice que está sujeto a una investigación de corrupción. Nuestro trabajo es conseguir los datos correctos, los hechos detrás de eso, y, si nos damos cuenta de que no es un problema sistémico, entonces se pueden pedir cierto tipo de arreglo, procesos para corregir el problema.

En la práctica, lo que típicamente hace el equipo de Hartley es cosechar información, ubicarla en contexto y entregarla a su clientes, ya sea negativa o genere satisfacción. Así, cuando los espías de Hartley desnudan la circunstancia del objetivo, su cliente define si le conviene o no invertir en la empresa mexicana.

 

─¿Tienen mucho trabajo aquí entonces?

Sí, particularmente impulsado por los coreanos y los japoneses. Samsung es grande aquí, hay grandes fabricantes de autos de Japón. Aquí hay trailblazers (pioneros), líderes de la industria, como Toyota.

Las compañías con las que trabaja Kroll tienen una visión global. No ignoran la importancia y las características de cada geografía. Tampoco ignoran los problemas ni los consejos específicos. “Una organización exitosa hoy no puede decir: ‘sólo voy a fijarme en Europa o no estoy interesada en los mercados emergentes’”.

 

─ ¿Quiénes son sus clientes en México?

Nombres, no puedo dar. Pero aquí en México tenemos una gran mezcla, muchos negocios.

“Dentro de México, trabajamos muchas veces con compañías y con firmas de abogados en investigaciones complejas”, presume Tom Hartley.

Por ejemplo, una empresa mexicana que, de pronto, sospecha que hay una violación de las regulaciones, que sospecha que es víctima de fraude. Para éstas, Kroll trata de desmenuzar la madeja del conflicto. Así, las preguntas incómodas son materia de trabajo para esta firma: ¿Es una empresa corrupta? ¿Soborna a sus clientes? ¿Su director tiene problemas de faldas?

 

El costo del espionaje

 

El señor Jules Kroll, quien fundó la empresa en 1972, trataba de ser una especie de detective corporativo. Esa es la imagen que dejó de su compañía. ¿Sigue siendo algo así?

Yo creo que la idea central del fundador fue tomar las habilidades de un investigador, de encontrar algo que nadie más puede y aplicarlo al mundo comercial. Esa fue la genialidad del fundador. Y sí, es algo de lo que hacemos 40 años después.

 

─ ¿Su consejo sería: vengan a invertir a México?

No somos el consejo de turismo o la cámara de comercio, pero es nuestro trabajo encontrar las maneras para que la gente haga negocios. Lo importante es encontrar la forma de lidiar con los datos negativos, porque la corrupción es endémica, no es de México, es de todo el mundo. Tienes que lidiar con regulaciones difíciles y eso también pasa en todo el mundo.

 

─ ¿Qué tan caros son sus servicios?

Eso depende, tal vez se trata de ver el mercado y saber si estás cumpliendo con las regulaciones. Eso puede ser muy barato. Dos o tres mil dólares. Tal vez menos. Ese es un extremo del espectro. El otro lado es: ‘tienes un problema que amenaza la vida de tu compañía’. Eso no tiene precio.

Quienquiera que sea, y al margen de su misión, Tom Hartley nos hace ver las inversiones en los países violentos como un juego de espías y de secretos que sustentan los desembolsos millonarios en algo más que corazonadas.

Recuerdo esta charla con el líder de “los sabuesos del capitalismo”, cuando en la residencia oficial de Los Pinos, Enrique Peña Nieto adelanta que, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Mundial sobre Perspectivas de Inversión 2013-2015, realizada por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, México es el séptimo país más relevante a considerar para hacer inversiones. Horas antes, AT Kearney dio a conocer que México figura entre los 10 primeros países más atractivos para la inversión, cuando hace apenas un año no figuraba entre los primeros 25.

En medio de tanta euforia, Ernesto Hernández Quiroz, presidente y director general de General Motors México, anunciaba también  una inversión por 691 mdd en sus plantas de Silao, San Luis Potosí y Toluca.

Bajo este panorama, hay muchas historias y secretos detrás de una inversión millonaria, sobre todo, en un país con fama de violento.

grafica_kroll_a

 

[youtube id=”G08sbdA-NBI” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

La propuesta Internet para todos
Por

México ha ido creciendo en número de usuarios de Internet, no lo ha hecho en el grado de preparación de las tecnologías...