El director de la casa de bolsa, Rodrigo Ocejo, asegura que la mecánica del concurso, con una bolsa de 1.5 mdp en premios, incluye el aprendizaje en mercados bursátiles.

 

No es secreto para nadie que uno de los retos para el país es la educación financiera. La población tiene la intención de ahorrar y generar patrimonio, pero el desconocimiento sobre los servicios financieros hace más difícil la tarea.

Y si se habla de invertir en la bolsa, la cantidad de mexicanos que lo hacen se reduce mucho más, en parte porque se tiene la creencia de que la inversión en mercados está reservada sólo para los grandes capitales.

PUBLICIDAD

Rodrigo Ocejo, director de Kuspit, casa de bolsa constituida desde 2011, quiere derribar este mito. Generar patrimonio en los mercados bursátiles es posible para cualquier persona. Para muestra, la compañía invita a la gente a hacerlo desde cien pesos. Además, lanzó el Desafío Kuspit, el cual ofrece una bolsa de premios de 1.5 millones de pesos (mdp) y arranca el primero de agosto.

Ocejo dice que esta mecánica, a diferencia de otras, tiene atado el tema de la educación financiera con el de las inversiones. Lo peor que puede ocurrir es que aprendas qué significa invertir en bonos, acciones y fondos. Sólo falta que aceptes el desafío.

 

Educar inversionistas

La mecánica de esta casa de bolsa no se trata sólo de ofrecer una experiencia aislada a los participantes sobre la inversión. El tema de la educación financiera es fundamental para que las personas lo hagan también a largo plazo, dice Rodrigo Ocejo.

“Decidimos hacer una solución que fuera tecnológicamente avanzada para pequeños inversionistas a costos muy razonables. La educación es fundamental en las inversiones  para formar inversionistas y que lo sean a largo plazo, no sólo ocasionales”.

Lo único necesario para inscribirse al desafío es contar con internet, una cuenta de correo electrónico y una bancaria. Pero antes de invertir, los participantes aprenderán a través de módulos cuáles son los instrumentos en los que pueden invertir (acciones, fondos, bonos de gobierno, etc.) y, además, tendrán un portafolio de pruebas para reafirmar los conocimientos.

“En esta fase el cliente va aprendiendo de distintos productos y lo va haciendo de forma modular. Primero deuda gobierno, fondos, acciones, etc. Tenemos 9 módulos donde aprendes estos productos.

Una vez que se tiene claro cuáles son los instrumentos en los que se puede invertir, comienza el reto. Cada participante cuenta con un millón de pesos virtuales con los que podrá conformar su portafolio de inversiones.

Pero no hay un ‘medallero’ en el concurso que reparta los premios a sólo unos cuantos. El proceso hace que el número de ganadores sea más amplio.

“Al final, aquellas cien personas que ganen el mayor número de pesos virtuales a partir del millón de pesos virtual, son los ganadores. Lo importante es qué tanto hiciste crecer tu portafolio de inversión. Si quedaste en segundo lugar pero fuiste casi tan bueno como el primero, tu premio no será tan distinto”, indica Ocejo.

 

Muchas dudas, poca educación financiera

La importancia de la educación financiera tomó impulso tras la crisis económica de 2008. Para la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la eduación financiera es “el proceso mediante el cual los individuos adquieren una mejor comprensión de los conceptos y productos financieros y desarrollan las habilidades necesarias para tomar decisiones informadas, evaluar riesgos y oportunidades financieras, y mejorar su bienestar”.

De acuerdo con una encuesta  publicada en 2011 del organismo que abarca a 44 países, 14 han implementado estrategias nacionales de educación financiera; y 19 estaban considerando o diseñando un proceso de implementación, entre ellos México.

En esto el país tiene mucha tarea pendiente. En una encuesta de Banamex publicada en 2008 levantada entre 2,049 familias, el 69% admitió que nunca se informan acerca de productos y servicios financieros.

En cuestión de inversión, la proporción de la gente que lo hace es mucho más reducida. De cada 10,000 personas de la Población Económicamente Activa (PEA), únicamente 35 invierten en Bolsa; mientras que en Estados Unidos lo hacen 60 personas por cada cien de la PEA, de acuerdo con un artículo dela Comisión Nacional de la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Diversas casas de bolsa han implementado mecánicas para acercar a la gente a la cultura de la inversión y animarlas a destinar parte de su patrimonio, y así aumentar el número de cuentas de inversión dentro del sector, que al cierre de 2012 eran 203,254, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Rodrigo Ocejo, director de Kuspit, asegura que el desafío de esta casa de bolsa se diferencia de las otras en que el aprendizaje es la prioridad.

“Es mucho más completo que otras dinámicas porque no sólo es invertir en sólo unos activos, no sólo en acciones, sino en fondos, deuda de gobierno y otros.  La plataforma tiene atado el aprendizaje con la inversión. Hay una diferencia entre atraer inversionistas, y que también lo sean a largo plazo”.

Las bases para entrar al Desafío Kuspit pueden consultarse en la página de la casa de bolsa. Las inscripciones están abiertas desde el 20 de junio y el concurso arranca el 1 de agosto y los ganadores serán anunciados el 17 de septiembre. La bolsa de premios asciende a más de 1.5 mdp.

 

Siguientes artículos

Internet y la TV mantendrán el negocio satelital en órbita
Por

Después de haber colapsado con la entrada del nuevo milenio, el negocio multimillonario de los servicios satelitales tie...