Por Jorge Estrada

En 2013, César Esquivel trabajaba en un laboratorio clínico de Monterrey cuando le pidieron ayuda. Un amigo necesitaba un donador de sangre para su esposa, enferma de cáncer, quien requería transfusiones.

No donó. Semanas después, la esposa de su amigo murió. A partir de esta difícil experiencia, Esquivel transformó la culpa y frustración en Blooders, una app que ha salvado la vida de 6,000 personas (y contando).

PUBLICIDAD

La plataforma tiene como objetivo conseguir donantes a través de campañas organizadas por los familiares o amigos de la persona hospitalizada. Busca cultivar la donación altruista y así eliminar los mitos implantados que van de generación en generación.

Con la ayuda de inversionistas ángel de la aceleradora Startup studio y recursos familiares, Esquivel obtuvo 50,000 dólares para diseñar la plataforma.

“Nos pusimos a investigar el tema de la donación de sangre en nuestro país, y vimos que éramos el último lugar en donaciones altruistas, con tan sólo el 3%. Cada vez que un familiar se encuentra en pleno proceso quirúrgico, siempre se necesita sangre. Únicamente donamos cuando se necesita, no donamos de manera regular como ciudadanos”, menciona César Esquivel, CEO y fundador de Blooders.

 

¿Cómo funciona la app?

La aplicación busca donadores de sangre, así como a individuos que la necesiten. Para ello, contiene un directorio con hospitales disponibles en la Ciudad de México, Monterrey, Puebla y Tabasco. Ha forjado alianzas con el IMSS e ISSSTE, desde el Hospital General de México hasta empresas privadas como Hospital Ángeles.

El modelo de negocio funciona con el cobro a hospitales y no a las personas, explica César.

Una de las ventajas de asistir a alguna institución en convenio con Blooders es el acceso rápido. El usuario escoge el día y la hora para asistir a realizar su donación, y así evita largas horas de espera. Además, permite a los usuarios compartir la causa en redes sociales como Facebook, Twitter y Whatsapp y así obtener un alcance mayor.

En 2016, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) premió a Blooders como la startup de salud con mayor posibilidad de crecimiento, durante un evento en Buenos Aires

 

Travesía por la sangre

Cada año se recogen en el mundo 108 millones de unidades de sangre. Aproximadamente 50% de esas donaciones corresponden a países de ingresos bajos y medios, que, sin embargo, representan 80% de la población del planeta. La tasa media de donaciones de sangre es unas 9 veces mayor en los países de ingresos altos que en los de ingresos bajos y medios”, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero conseguir donadores de sangre en nuestro país no es una tarea sencilla.

Cada cuatro segundos alguien en México necesita sangre, pero solo 3% de las donaciones son altruistas, es decir, 9 de cada 10 mexicanos dona a una persona específica. Pero una donación puede salvar hasta 3 vidas, pues se separa en tres componentes distintos.

México “es el país prototipo de donación familiar y no altruista”, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Esto quiere decir que las personas únicamente asisten a donar sangre cuando se trata de un pariente cercano, mientras que en los hospitales existe una larga lista de espera.

Aunque todo el material utilizado en los hospitales para donar sangre es nuevo, existe otro factor que ahuyenta a los individuos tanto en hospitales públicos como privados: las horas de espera. Los mexicanos pasan entre tres y cuatro horas para ser atendidas.

Blooders se enfoca en jóvenes de entre 18 y 35 años. Su apuesta no son los adultos mayores a este rango, pues Esquivel piensa que ya no cambiarán su forma de pensar sobre las donaciones.

“Tienen ese miedo y toda esa serie de mitos de que ‘vas a engordar’ o ‘te vas a infectar’; de hecho hay mayor probabilidad de infectarse por una transfusión sanguínea”, comenta.

Los hombres pueden donar cuatro veces al año y las mujeres tres. En un periodo de vida de entre 18 a los 75 años de edad, se pueden salvar entre 420 y 560 vidas.

 

El futuro de Blooders

Para 2017, Esquivel espera duplicar la cifra de vidas salvadas y espera que sean entre 12,000 y 15,000. En el largo plazo espera cubrir toda la República Mexicana y llegar a tres países de América Latina, aunque no precisa cuáles.

Mientras tanto,  César espera que los mexicanos cambien su visión sobre donar sangre y lo resume en una frase: “Donar sangre no duele, duele necesitarla y no tenerla”.

Si quieres conocer más detalles sobre la app y su sistema de donaciones, aquí encontrarás más información.

 

Siguientes artículos

Infonavit aumenta en 68% el crédito máximo para trabajadores
Por

Ahora, el monto máximo de crédito para trabajadores de 921,472 pesos pasará a 1,552,000 pesos.