Crear líderes con sentido humano y responsabilidad social es la apuesta del hombre que encabeza la revolución educativa en el Tec de Monterrey. ¿Cómo lo logrará? Aquí te contamos los detalles.

 

El 6 de septiembre de 1943, Eugenio Garza Sada se propuso una meta al fundar el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM): crear un organismo educativo que formara líderes con visión humanística. Hoy, a casi 72 años de su nacimiento, Salvador Alva, presidente de la academia, encabeza un plan para transformar la casa de estudios, pero con la consigna de cuidar el legado para las futuras generaciones.

PUBLICIDAD

El egresado de la carrera de Ingeniería Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha propuesto una idea disruptiva: cambiar los esquemas educativos y de investigación para crear profesionales íntegros y preocupados por el mejoramiento de su entorno.

“No vamos a formar administradores ni gente que va a ir a hacer habilidades a una fábrica de forma mecánica. Nuestra misión es formar personas que hagan un cambio. Estamos formando a líderes disruptivos”, comenta en entrevista con Forbes México Salvador Alva, presidente del ITESM.

En la actualidad, 2% de los universitarios de México estudia en el Tec de Monterrey, y en promedio 27% de los directivos que están al frente de las empresas más importantes del país son egresados de esta institución.

Para Alva, un líder deber ser portador de tres cualidades: empatía humana, responsabilidad social y humanismo empresarial. A pesar de que ha logrado implementar estas características en los programas educativos, asegura que aún se enfrenta a diversos retos, entre los que enfatiza uno: adaptar a los profesores como detonadores del cambio, es decir, vincularse con sus alumnos no sólo en la academia.

Desde que el ejecutivo tomó las riendas de la institución, el 12 de septiembre de 2011, ha puesto todos sus esfuerzos en posicionar al Tec de Monterrey como un referente en la educación, pero también como la cuna de los emprendedores en México o, en sus palabras: “Convertirnos en una institución privada para todo el público.”

El presidente del ITESM tiene una misión y no desistirá de ella. “Antepusimos la palabra ‘líderes’, y esto implica decirlo y hacer que suceda. Esta transformación implica cambios de profundidad. Decidimos tomar el espíritu emprendedor y ponerle el componente humanista. No puedes crear líderes sólo con libros.”

S.A.ITESM

Plan 2020

La casa de estudios trabaja en una estrategia para transformar a sus estudiantes en líderes comprometidos con su entorno y con la sociedad. El Plan Estratégico 2020 se rige por siete iniciativas que fueron establecidas entre 2013 y 2014 por catedráticos, directivos y consejeros.

Las iniciativas de esta estrategia son:

Selectividad y becas. El objetivo de esta estrategia es atraer a los mejores estudiantes nacionales e internacionales con gran talento y alto potencial de liderazgo, sin importar sus condiciones socioeconómicas.

Profesores inspiradores. Este eje busca asegurar que todos los profesores del Tecnológico de Monterrey sean inspiradores.

En este sentido, Juan Pablo Murra, vicepresidente de Planeación y Transformación de la institución explica: “Queremos que el 100% de nuestros catedráticos sean inspiradores. Para ello les estamos ayudando a que se enfoquen en aprender a identificar el potencial de sus alumnos, a ser innovadores y que se apoyen de la tecnología. No queremos profesores que vivan dentro de la universidad; queremos que traigan experiencias externas y que se actualicen en su disciplina.”

La excelencia de los maestros es incuestionable para Alva, pero aspira a más. Como parte de las medidas de transformación en la estrategia docente, el ex presidente de PepsiCo en Latinoamérica revela que se traerán cada año 150 catedráticos extranjeros; esto, con el propósito de “hacer una universidad más incluyente”.

Modelo Tec21. Se busca mejorar la competitividad de los alumnos en su campo profesional a través de potenciar las habilidades de las generaciones actuales, para desarrollar las competencias requeridas para convertirse en los líderes que puedan enfrentar los retos y las oportunidades del siglo XXI.

Investigación que transforma vidas. En esta estrategia se realizará investigación aplicada por medio de innovación abierta, colaborativa e interdisciplinaria, para fortalecer la formación de los alumnos, innovar y trascender, apoyando la resolución de retos relevantes, la competitividad y la transformación de comunidades, en vinculación con empresas e instituciones.

Distrito Tec. Este eje busca generar espacios y condiciones sustentables para la investigación, innovación, aprendizaje y emprendimiento, por medio de la transformación del Campus Monterrey, detonando una comunidad dinámica, segura e inspiradora que atraiga y retenga talento, y que impulse el desarrollo y el posicionamiento de Monterrey.

El año pasado se invirtieron más de 100 millones de pesos para la renovación de todo el inmobiliario de la casa de estudios.

“Nos veíamos como universidades, pero la verdad es que las universidades detonan ciudades. Nosotros queremos crear ecosistemas de vida para generar el empleo y el emprendimiento. Antes no lo estábamos entendiendo de esa forma. Por eso queremos que nuestros campus sean detonadores de vida, además de desarrollar investigación y ambientes muy agradables”, argumenta Alva.

Fortalecimiento en la Ciudad de México. En esta estrategia se fortalecerá el posicionamiento de la institución en la Ciudad de México por medio del enfoque e impulso de aquellos programas e iniciativas que promuevan sinergias y trabajo en equipo entre los campus de la zona metropolitana para fortalecer su especialización, colaboración y liderazgo.

Para el presidente del ITESM, “la Ciudad de México es altamente prioritaria, aunque tenemos más alumnos en México que en Monterrey. Necesitamos levantar la barra para que seamos un referente no sólo a nivel México, sino a nivel mundial”.

Vinculación con egresados y campañas financieras. Con este eje, la institución busca crear una comunidad global de apoyo mutuo en torno al Tec de Monterrey, que incluya e incremente el sentido de pertenencia de alumnos y egresados, aumentando así el impacto, prestigio y fortaleza de colaboración entre ellos y hacia la academia.

 

“Hacer más con menos”

A la fecha, la matrícula del Tec de Monterrey está integrada por 150,000 alumnos. En 2014, 15% de los jóvenes que presentaron una solicitud de admisión fueron rechazados, cifra que aumentó a 25% en 2015.

Esta medida responde al pensamiento transformador de Alva, el cual está enfocado en convertir a la institución en un espacio creador de líderes humanísticos, y no sólo en “una universidad que entregue egresados a la sociedad”.

En este momento, Alva declara que por ahora no se tiene contemplado un crecimiento en la infraestructura del Tec de Monterrey ni en la creación de nuevas carreras.

Asimismo precisa que no crecerán en número de matrícula y serán más estrictos en el proceso de admisión, debido a que “queremos tener alta calidad académica. Nuestro motor es mejorar la calidad de alumnos”.

Antes, para que un aspirante pudiera enlistarse en las filas del Tec de Monterrey bastaba con obtener un puntaje alto en el examen de admisión y un promedio mínimo de ocho. Sin embargo, con el plan de trabajo de Alva, los jóvenes deberán entregar un ensayo y currículum vitae con pruebas que acrediten su experiencia y compromiso social, así como su liderazgo.

El costo de un nuevo campus oscila alrededor de los 1,000 millones de pesos, según estimaciones de Juan Pablo Murra. Por ello se concentrarán en la reasignación de recursos y becas de estudio, además de fortalecer su otra propuesta de valor: la Universidad Tec Milenio, que lleva operando 13 años y cuenta con una plantilla de 47,000 alumnos.

“Para el Tec de Monterrey no hay plan de nuevos campus. En cambio, en el Tec Milenio queremos seguir creciendo. Más adelante sí podremos explorar la posibilidad de nuevas instalaciones”, precisa el presidente del instituto.

En promedio, 52% de los estudiantes del ITESM cuenta con algún tipo de beca o apoyo financiero.

Para el periodo académico que recién comenzó se seleccionó a 1,600 estudiantes de excelencia académica para otorgarles un apoyo. Además, en el Fondo de Becas Líderes del Mañana se brinda una beca de 100% a 200 jóvenes de bajos recursos para que continúen con sus estudios.

“Hemos tenido que reajustar las becas. Cada que le das una beca completa estás hablando de un millón de pesos, cada generación son 200 millones de pesos que se tienen que conseguir de algún lado y eso queremos crecerlo, pero va a depender de nuestra capacidad para vincular a los egresados”,  dice el vicepresidente de Planeación y Transformación.

Durante más de siete décadas, los graduados han sido la carta de presentación de la institución ante la sociedad. Sin embargo, uno de los retos a los que se han enfrentado es a romper con la dependencia exclusiva de sus colegiaturas.

En la actualidad, 90% de los ingresos del Tec de Monterrey proviene de las colegiaturas, mientras que 2% son aportaciones de sus egresados.

“Tenemos que hacer más con menos. Tenemos que ser más cuidadosos. Si queremos a los mejores profesores, tenemos que darles las mejores compensaciones, y si no vamos a crecer y no queremos subir las colegiaturas, tenemos que buscar altruismo con la sociedad”, sentencia Alva.

Aunque el presidente del ITESM es consciente de los retos a largo plazo y el reclamo constante al exterior de la casa de estudios sobre que ésta ha formado a líderes en el núcleo privado, Salvador Alva prefiere concentrarse en su estrategia y dejar las críticas a un lado.

“México requiere una institución y nosotros vemos la posibilidad de hacer un sueño realidad a través de una de las instituciones de mayor prestigio público. Seguimos insistiendo: que el capital privado venga es otra cosa, pero la realidad es que el Tec de Monterrey es de la sociedad para la sociedad.”

 

Siguientes artículos

China pide a Fed aplazar alza de tasas
Por

Un alto funcionario del banco central de China, dijo que la volatilidad de los mercados bursátiles globales se debió en...