Por Manauri Jorge

Desde que se quemó la última pólvora de la Segunda Guerra Mundial, el protagonismo femenino se ha dejado sentir, medir y probar. El mercado aprovecha las tendencias y se crean productos sólo para ellas: zapatos, coches, herramientas, prendas, computadoras y hasta jabones. Empero, hay un sector que expande sus estrategias para tenerlas: la banca.

En República Dominicana ya hay más mujeres que hombres. De hecho, 2015 fue el último año donde primaron las testosteronas. De acuerdo con las Estimaciones y Proyecciones de la Población por Sexo 2000-2030, de la Oficina Nacional de Estadísticas, para 2020 habrá más de 10.4 millones de dominicanos, con 5,217,831 hombres y 5,230,668 mujeres.

Este crecimiento demográfico no sólo ha incrementado los ovarios en esta media isla caribeña, sino que en los trabajos ellas también mandan. La tasa de participación laboral de las mujeres aumentó de 46.9% en 2000 a 52.2% en 2015, según el Banco Central. En septiembre del año pasado el presidente Danilo Medina reveló que 70% de los créditos aprobados por Banca Solidaria es destinado a las féminas y sus negocios.

PUBLICIDAD

Para enero de 2016 el salario promedio de las mujeres en los empleos formales fue de 20,479 pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar) al mes, mayor a los 19,961 pesos de República Dominicana que devengaron los hombres. Pese a eso, los reportes bancarios registran que en los créditos ellos tienen 62% y ellas 38%. Queda abierta la duda de si es por negación o por poca demanda.

Ya hay mujeres ocupando la Vicepresidencia de la República y el Senado, presidiendo empresas y partidos políticos, líderes en los deportes y las ciencias. Por eso, distintas marcas bancarias han desarrollado e implementado políticas financieras que van dirigidas única y exclusivamente a ese público. Las chicas son más y consumen más.

 

Banco BHD-León

En octubre de 2012 el entonces Banco BHD (hoy BHD León) lanzó la primera tarjeta de crédito exclusiva para el segmento femenino, se llama Mujer, tiene un diseño atractivo, moderno y sublime. La oferta incluye una tarjeta Mastercard, tasas preferenciales, un seguro médico contra el cáncer de mamas, cérvix, ovario y de útero (PrecaVida BHD), asistencia vial y en el hogar, descuentos en numerosos establecimientos comerciales y la línea de crédito diferido.

En ese entonces la vicepresidenta de Tarjeta de Crédito del BHD, Denisse Peña, detalló que una de las variables de mejor provecho es PrecaVida porque esta póliza respalda a las usuarias si son diagnosticadas con algún tipo de cáncer de cuello uterino, mama, endometrio u ovarios; cubre hasta 500,000 pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar) en tratamientos.

Para febrero de 2015 el mismo banco lanzó otra campaña en favor de la equidad de género con una estrategia de tres aristas: productos y servicios recurrentes, prácticas internas de exaltación a empleadas y clientas, y una premiación anual que enaltece a las mujeres de mayor aporte social. Las ganadoras de la primera entrega fueron Célida Marcelo Luis, con 1 millón de pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar), y a Isabel Evangelista y Ellen Levy, con 500,000 pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar) cada una.

“Estamos convencidos de que el éxito económico y humano deben ir de la mano, es por eso que hemos querido reafirmar nuestro compromiso con la mujer dominicana, el mejor ejemplo de superación y humanismo”, expuso durante la premiación el presidente de la entidad Luis Molina Achécar. Mientras que el gerente general, Steven Puig, agregó que buscan convertirse en el banco comercial de referencia para las mujeres dominicanas.

De acuerdo con reportes internos de esa entidad bancaria, en BHDLeón las mujeres ocupan 62% de los empleos, 80% de la fuerza de ventas, 64% del equipo gerencial y 20% en el consejo administrativo. A nivel nacional ocurre lo contrario: 64% de la empleomanía es hombre y 36% mujer, según el estudio Piso de Protección Social y Género, de la Vicepresidencia, PNUD, ONU Mujeres y la OIT.

grafico_banca_rd

Banco ADOPEM

Esta entidad tiene la particularidad que desde su fundación (en 2004) se le conoce como “El banco de la mujer”, justamente porque fue fundado por mujeres que buscaban alternativas para impulsar las pequeñas y medianas empresas que emprendían las de su género. Ahora poseen alrededor de 218,000 clientes de crédito con 68% (148,066) género femenino y 32% (69,926) masculino.

En lo referente a los excedentes mensuales, las féminas de Adopem acumulan 153 dólares, lo que representa 13% menos que los hombres, un punto menor que el año pasado.

Pese a eso, ellas dedican 11.5% de sus ingresos mensuales al ahorro, frente a 9.5% de ellos. Al pagar las cuotas de préstamos se precisa que eso representa 5% de sus finanzas al mes.

Además, las actividades más destacadas a las que se dedican las mujeres que buscan financiamiento con Adopem son: tiendas de ropa (50%), venta ambulante y por catálogo (14%) y venta al por menor de alimentos (13%). También están las de servicios de comida (7%) y peluquería (6%). En el comercio dominan el campo con 82%, frente a 70% de los hombres; aunque en el agro sólo tienen 1.8%, frente a 8.8% de ellos.

El porcentaje de vulnerabilidad se mantiene de modo constante desde 2011 por encima de los hombres, lo que significó que a diciembre de 2015 sus activos ascendieron a 5,858.9 millones de pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar), 527 millones de pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar) más para la misma fecha de un año antes. La estrategia ha sido prestar poco dinero a mucha gente, sobre todo a las mujeres.

Por sus logros, Adopem recibió la certificación Protección al Cliente, de la firma The Smart Campaign; se convirtió en el primer banco dominicano en ganarla, uno de los 10 en Latinoamérica y uno de los 46 a nivel mundial. Desde 2012 es miembro de la Fundación Microfinanzas BBVA, entidad internacional que promueve la inclusión financiera.

Mercedes Canalda, presidenta del “banco de la mujer”, precisó que en 2015 el comportamiento de los depósitos de ahorro mostró un incremento de 25.5% comparado con 2014, lo que posicionó a esta entidad en los primeros lugares de este renglón del Sistema Financiero Nacional. Obviamente, con el apoyo de las chicas.

 

Banco ADEMI

La cartera de crédito que el Banco Ademi destinaba a la mujer hace dos años era de 33% (3,700 millones de pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar)), con unas 104,000 clientas que representaban 49% del total registrado. Para el presidente del Consejo de Administración, Raúl Lluberes, eso es un apoyo sustancial a las féminas, considerando que la entidad bajo su cargo se ha especializado en el crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Durante 2014, 50% de sus créditos desembolsados fueron orientados al bolsillo femenino, con un promedio de 63,000 pesos de República Dominicana (a un tipo de cambio de RD por dólar), que representan 11,000 pesos de República Dominicana menos que lo destinado durante 2013 (74,000 pesos de República Dominicana). Sus activos totales crecieron 12% al pasar de RD$14,254 millones a 15,986 millones pesos de República Dominicana. La cartera de crédito neta se incrementó en 11.3%.

Pese a que en el país hay más de 20 entidades bancarias que cubren el territorio nacional, son menos de cinco las que ofrecen servicios exclusivos para las mujeres. Los dos bancos más grandes, Banreservas y Popular, argumentan que tratan a todos sus usuarios y clientes de la misma forma sin importar el género, por lo que consideran que diferenciarlos sería discriminar. En tanto que las asociaciones La Nacional y Popular de Ahorros y Préstamos (APAP) comparten la misma opinión que los dos bancos anteriores, pero agregan que tienen una estrecha relación con las féminas.

La representante de APAP, Santa Urbáez, aclara que “el enfoque corporativo no diferencia los géneros”, pero sí manejan estrategias de mercado cuando van a lanzar un nuevo producto que, aunque no sea directo, pudiera tener cierta inclinación para él o ella.

 

Ellas y el mercado

El Ministerio de Trabajo estima que 54% de las mujeres son responsables del sistema financiero de una familia; 81% participa en la toma de decisiones económicas en sus hogares, todo esto influenciado porque el 25.8% de las dominicanas posee un nivel educativo universitario o superior.

Pero desde octubre de 2011 las chicas han demandado mayor inclusión en las ofertas bancarias. Margarita Mendoza, expresidenta de la Asociación Dominicana de Mujeres Empresarias, confirmó en esa fecha que 43% de las pymes del país están en manos de mujeres. Incluso, aseguró que la tasa de recuperación de crédito para ellas es de 98%.

Ante esa demanda, en marzo de 2013 el gobierno firmó un acuerdo con cuatro asociaciones de mujeres empresarias “para garantizar que en las contrataciones públicas de bienes, servicios u obras adquiridas con fondos públicos se cumplan con las normas nacionales e internacionales sobre equidad de género, sobre todo el sector pyme”.

En el informe El progreso de las mujeres en el mundo 2015-2016, que presenta ONU Mujeres, se precisa que por la desigualdad de oportunidades de empleo y los bajos salarios, “las mujeres presentan una vulnerabilidad particular a la inseguridad económica y a la dependencia financiera. En 41 de los 75 países investigados, las féminas en edad productiva “tienen mayor probabilidad que los hombres de vivir en hogares pobres”.

Esa misma investigación precisa que sólo 6% de las mujeres dominicanas alcanza una pensión o jubilación digna, frente a 17% de los hombres. Es el peor porcentaje que se registra en América Latina, sólo superado por Haití. A pesar de que ya ellas son mayoría en el mercado laboral, 71% gana menos salarios que sus parejas, por eso muchas se van a las pymes.

Hasta 2014, de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas, en el país había 1.4 millones de hogares dirigidos por madres solteras. El Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial establecen que los hogares monoparentales femeninos tienen una tasa de pobreza de 20.1%, casi 8% más que las familias dirigidas por masculinos o el binomio parental.

En una entrevista que la presidenta ejecutiva de Grupo SID, Ligia Bonetti Du-Breil, concedió al diario El Dinero precisa que los salarios de ellas “se han ido equiparando a los de los hombres y ya podemos ver que obtienen mejores sueldos en puestos similares a los que ocupan ellos. Pero lo más importante es que hemos podido avanzar sin cambiar nuestros estereotipos”. Parte de eso es que 65% de los profesionales nacionales son mujeres.

Hasta hace medio siglo las mujeres no tenían chance ni de comprar una casa sin el consentimiento de su marido; hoy ellas compran el terreno, diseñan lo que quieren, fiscalizan la obra y la decoran. La capacidad multitasking de ellas les permite ser buenas en muchas cosas, incluso al mismo tiempo. Ellas son más en número, en títulos y ahora en cash. ¿La banca creará más productos para ellas? Una buena gerencia lo contemplaría, en serio.

 

Siguientes artículos

¿Qué tan necesario es un consejero? Los británicos ya lo saben
Por

Un consejero es necesario por ser una mirada fresca que puede dar un punto de vista distinto. Pero parece que hoy le tem...