En un mundo donde se entiende que las ciencias o matemáticas están reservadas para los hombres, hay excepciones como Gabriela Ramos, directora de la OCDE, Carmen Victoria Félix, investigadora especialista en seguridad espacial, o Carolina Suárez, vicepresidenta movimiento STEM, las cuales son referencias en campos que en un principio son coto privado masculino.

En uno de los Conservatorios Forbes patrocinados por MasterCard, dentro del Foro Forbes de Mujeres Poderosas estas tres mujeres compartieron su opinión.

Toda la sociedad tiene como misión ayudar a las niñas a romper estereotipos como que las matemáticas o las ingenierías solo son para los hombres. Las ingenierías son de las carreras mejor pagadas en la actualidad y que una niña quiera estudiar eso y en un futuro ganar una cantidad considerable de dinero puede suponer un cambio en las sociedades a mejor.

Para Gabriela Ramos no es un problema de estereotipos, sino más bien de cultura, porque desde siempre se le ha dicho a las niñas que son malas para las ciencias y que no valen.

PUBLICIDAD

Lee también: La mexicana que alineó las estrellas para llegar a la Nasa

Carmen Victoria Félix llamó a las niñas y jóvenes mexicanas que quieran estudiar ingenierías a dar el paso y hacerlo porque ellas son mas curiosas y pueden aportar un punto distinto que los hombre no pueden. Además admitió que a las mujeres les gusta afrontar los problemas desde un lado más fresco.

Una muestra de que es un problema cultural lo aportó Carolina Suárez, vicepresidenta de Movimiento Stem, contando que un estudio o descubrimiento elaborado por un hombre en campo de la ciencias tiene 6 o más posibilidades de ser compartido que uno hecho por una mujer, ahí hay mucho trabajo por hacer.

Las tres ponentes coincidieron en el aspecto de que no existe una falta de talento femenino en campos como las ciencias, sino que falta apoyo y que las mujeres tengan autoconfianza para afrontar dichas situaciones en las cuales pueden demostrar que son mejores que los hombres y que tomar la decisión de dejar fuera a una mujer de un proceso de selección puede ocasionar dejar escapar a un gran talento.

Finalmente, animaron a todas las jóvenes a perseguir sus sueños y no detenerse por nada. Gabriela Ramos les pidió a las mujeres que la próxima vez que les digan que son guapas, ellas añadan, “también soy inteligente, intrépida y valiosa”.

Carmen Victoria Félix quiso decir a las niñas y jóvenes, “si te gustan las ciencias, adelante”.

El primer paso ya está dado pero ahora queda lo más difícil que es cambiar la cultura de nuestro país para que la sociedad entienda que las ciencias y las tecnologías también son cosas de niñas.

 

Siguientes artículos

4 pasos para acabar con los estereotipos contra la mujer
Por

Gina Diez Barroso, presidenta y CEO de Grupo Diarq compartió cuatro consejos para acabar con los estereotipos para que l...