Fotos: Raúl Martínez

Mucho antes de que Silicon Valley inundara al mundo con sus teléfonos inteligentes y sus apps intangibles, buena parte de la innovación que llegaba a los hogares de millones de personas provenía de compañías de ciencias aplicadas; y, aunque hoy este gremio ha perdido algo de visibilidad, siguen ideando productos nuevos para cambiar nuestras vidas.

En los 115 años transcurridos desde su fundación, 3M ha presentado 110,000 patentes. “Tenemos más patentes que empleados [poco más de 89,000 actualmente]”, dice Xavier Douellou, director de 3M en el país. De ese total, 380 han sido aportadas por la oficina mexicana.

Como es de imaginarse, 3M está lejos de ser una compañía convencional. Tiene 46 tecnologías básicas, de las cuales se derivan más de 55,000 productos, desde los emblemáticos y ubicuos Post-it, hasta insumos encontrados en las industrias aeroespacial, médica, militar o de telecomunicaciones.

PUBLICIDAD

¿Cómo mantiene la creatividad una compañía centenaria en la era digital? Es probable que la respuesta no sea la que esperabas.

 

Clientes + ciencia

“Dentro de la empresa, tenemos la ‘regla del 15%’, lo que significa que cada persona en 3M puede dedicar 15% de su tiempo a generar nuevas ideas, especialmente de investigación y desarrollo. Por ejemplo, la innovación y el desarrollo de nuestro famoso Post-it viene de esta regla del 15%; procedente de personas que tienen tiempo para pensar en algo diferente de lo que tienen que hacer todos los días”, explica Douellou.

No obstante, aunque 3M posee una cultura de la innovación y da a su gente el tiempo para pensar fuera de la caja, en algo diferente a su día a día, buena parte de la innovación está muy impulsada por la conexión con sus clientes.

En su corporativo de la CDMX, 3M tiene una sección donde exhibe sus productos más representativos y un laboratorio de prácticas de odontología.

“Es la colaboración que construimos, en la que pasamos de ser un proveedor transaccional a uno estratégico, [lo] que realmente construye innovación a través de lo que llamamos ‘innovación inspirada por el cliente’”, explica Douellou. “Así es como hemos estado creciendo orgánicamente a lo largo de los años: trayendo los problemas del cliente y buscando, en conjunto, una solución”.

El directivo explica que en la empresa se busca, permanentemente, expandir su base de 46 plataformas tecnológicas, “y continuamos creando innovaciones a través del contacto, entendiendo las necesidades del cliente, construyendo la colaboración y el trabajo en equipo”. Es por eso que la compañía tiene en cada uno de los grandes países donde está presente (y México se cuenta entre ellos) un Centro Técnico para Clientes, donde presenta sus soluciones.

A través de esta conexión, la empresa crea innovaciones y el objetivo es aprovechar la cartera de productos existente y crear algo nuevo a partir de ello. Douellou, quien antes de liderar los esfuerzos de la compañía en México, se desempeñó como director internacional del negocio de Cintas y Adhesivos Industriales en la casa matriz de 3M, en St. Paul Minnesota (Estados Unidos), explica: “Ésa es la especificidad de 3M y lo que ha sido nuestro combustible durante los últimos años. Por supuesto, hemos ido creciendo a través de adquisiciones externas, pero el núcleo de nuestro crecimiento viene a través de nuestra innovación mediante la ciencia”.

Te puede interesar: De los post-it a los autos: 3M invierte 1 mdd en Centro de Tecnología Automotriz

Puede que el abuso del término “innovación” en los últimos años (especialmente gracias a la economía digital basada en el software), haya terminado por desdibujar su sentido, pero para 3M se trata de un imperativo de negocio que tiene un efecto concreto en la línea de fondo de sus estados financieros.

El veterano directivo francés explica que, a pesar de ser una compañía de ciencias materiales, se toma en serio la transformación digital, y ejemplifica uno de los esfuerzos que hace la firma para dar el salto a esta nueva realidad: “Hablemos del Equipo de Protección Personal, o PPE, cuya próxima generación estará conectada a internet y será inteligente, será capaz de advertir cuando necesite ser reemplazada. Hablamos de máscaras para respirar, tapones para los oídos, protectores para los ojos”.

Prosigue: “Estamos aprovechando la minería de datos a través de aplicaciones para saber cuándo exactamente necesitan cambiar sus productos. Ése es un buen ejemplo de lo que estamos haciendo en términos de comprensión del ecosistema de los clientes y el ajuste de nuestra cartera a lo que necesitan”, añade el ejecutivo.

Douellou enfatiza la relevancia de tomar en serio esa noción: “Entre 38 y 40% de nuestras ventas de nuevos productos proviene de productos creados hace cuatro años o menos”. Es por eso que la compañía invierte 5.8% de las ventas netas globales en Investigación y Desarrollo (I+D). En 2016, sus ventas globales alcanzaron 30,100 millones de dólares (mdd), por lo que el monto destinado fue de 1,800 millones.

3M necesita ese impacto positivo. A escala global, sus ventas se han estancado en torno a los 30,000 mdd durante los últimos cuatro años; incluso se han desacelerado en los últimos dos. No obstante, la compañía se las ha arreglado para entregar mayores dividendos a los accionistas en una base sostenida.

Para Xavier Douellou, no hay nada de qué sorprenderse con lo que muestran estas cifras: “Aumentamos nuestros gastos racionales y, cuando vemos los números, pasamos de 29,000 a 30,100 mdd, a pesar de que 60% de nuestras ventas se encuentran fuera de Estados Unidos. Consolidamos los resultados de cada país en dólares y tenemos un par de países donde vimos una fluctuación de divisas bastante severa (ése ha sido el caso del peso frente al dólar, por ejemplo); así que, al final del día, una vez que tenemos el número consolidado, a pesar de que tiene un buen crecimiento local, la moneda afecta”, comenta.

Pero la esencia no cambia. “Tenemos que asegurarnos de que estamos realmente entregando al mercado productos lucrativos para nuestra cartera, a través de la excelencia operacional y la innovación”, afirma Douellou.

 

México, un negocio sólido

Nuestro país es una de las 10 filiales más grandes para 3M en el mundo, así que es una subsidiaria importante. Aquí, la compañía tiene cuatro plantas de manufactura, ubicadas en San Luis Potosí, Monterrey, Chihuahua y Baja California.

Te puede interesar: NewCo: 3M, la libertad como clave para innovar

“Es una huella importante desde un punto de vista global”, indica Douellou, quien comanda a la filial desde diciembre de 2016, y añade que, desde México se ha contribuido con 380 patentes y que, además de las plantas de fabricación en el país, existe un centro técnico para sus clientes y uno tecnológico automotriz: “Somos muy específicos sobre este mercado”, señala. “Estamos creciendo, especialmente en el sector automotriz y de cuidado de la salud, y éstas son las prioridades que tenemos para expandir nuestro crecimiento”.

Este ejecutivo tiene experiencia en el puesto, el que ocupó en Polonia durante cuatro años antes de llegar a México. “3M cumple 70 años en México en 2017. Empezamos en 1947 con dos personas, y ahora somos 9,800. Hemos crecido bien durante siete décadas y estaremos aquí las próximas siete, eso es seguro”, dice confiado.

¿Cómo piensa hacer crecer el negocio? Afirma que hay que tener una visión clara y comunicarla a los empleados, asegurarles que se está comprometido con la organización y, al final del día, asegurarse de respaldar las palabras con hechos, “operacionalizar la visión a través de estrategias y tácticas que signifiquen algo para cada empleado”.

Eso es al interior de la compañía, pero también se debe impulsar y ampliar la relevancia externa, hacerse más visible pasando tiempo con los clientes, enfatiza Douellou.

Todo eso suena muy bien en el papel, pero el entorno también tiene una seria influencia en la forma en que se desarrollan las cosas. ¿Qué opina del país el director de 3M México? “[El ritmo] no es tan emocionante como nos gustaría que fuera. No estamos en China ni en otros países emergentes que están creciendo más rápido, pero sigue estando bien; durante el primer trimestre de este año tuvimos un crecimiento bastante sólido”, señala.

La razón de sus palabras moderadas es que “la economía no está en el nivel donde debería estar” y, en su opinión, debería verse una aceleración paulatina, trimestre a trimestre este año. “De hecho, eso es lo que las grandes firmas económicas están confirmando”, apunta el directivo.

Douellou no es modesto al hablar del futuro: “Queremos seguir creciendo; lo hemos hecho durante los últimos dos años y tenemos que seguir manteniendo el mismo impulso, expandir nuestra huella en la fabricación”.

“Solíamos ser considerados como una suma de diferentes divisiones, ahora somos considerados como un 3M más grande, con el apoyo de 46 plataformas tecnológicas. Tenemos muchos competidores diferentes, pero no hay ninguna compañía como nosotros, que añade la amplitud y la profundidad de la cartera y las soluciones”, sostiene el ejecutivo.

El francés concluye: “Seguiremos ofreciendo cada vez más productos que vendrán de la innovación generada en México. Ésa es la belleza de pasar de un país emergente a un país más maduro: dar el salto de la fabricación a la creación”.

Te puede interesar: 3M abre centro de servicios globales en Costa Rica

El sector automotriz es una de las prioridades para el crecimiento de 3M México.

 

 

Siguientes artículos

Enel venderá 80% de participación en plantas de energía renovable en México
Por

La empresa firmó el acuerdo para la venta de la participación con la canadiense CDPQ, por un valor total de 1,350 mdd.