La industria de la construcción se ha visto afectada por los cambios en las políticas de vivienda, el subejercicio del gasto fiscal y la reducción del déficit implementadas por el nuevo gobierno.

 

 

El recorte de expectativas de crecimiento de 3.1 a 1.8 % anunciado el martes pasado por el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, fue objeto de atención en los círculos financieros y políticos en los últimos días. El anuncio de la Secretaria de Hacienda, además, tiene relevancia porque afecta factores internos de la economía del país que impactan directamente a la industria de la construcción y viceversa: dichos factores han contribuido de manera sensible a la desaceleración.

PUBLICIDAD

La industria de la construcción no sólo se ha visto afectada por los cambios en las políticas de vivienda instauradas por el nuevo gobierno, que han llevado a la pérdida en el valor de los activos de grandes constructoras. A lo anterior se suma el impacto del subejercicio del gasto fiscal y la reducción del déficit implementada por el nuevo gobierno.

En 2013, el gasto público programado fue 5% menor al de 2012. A lo que se suma  la disminución del monto total en el gasto y los deficientes modos en que se ha llevado a cabo su ejercicio y aplicación. En distintas dependencias federales, las metas no se han cumplido; en algunos estados y municipios, las transferencias se han llevado a cabo de forma lenta.

El déficit fiscal, que durante 2012 alcanzó 2.6% del PIB, planea reducirse en 2013 a 2%, equivalente a una disminución de aproximadamente 93,000 millones de pesos. De acuerdo con cifras de la SHCP, en el primer semestre de 2013, la inversión en obra gubernamental disminuyo 6.7% en términos reales respecto al ejercicio del mismo periodo de 2012, lo que sin duda impacta a la construcción. Aunado a otros factores, la disminución del gasto público ha generado una contracción en la industria de la construcción cerca al 4 % con respecto a la primera mitad de 2012.

Cabe señalar que el impacto de la dinámica negativa de la construcción sobre el PIB se vio exacerbado por el reciente cambio de metodología en el cálculo del PIB introducido por el INEGI. La nueva metodología asigna un peso mayor en el cómputo del PIB al sector construcción, lo que, sin embargo, no debe hacernos perder de vista el hecho de que las dinámicas de crecimiento subyacentes, como el empleo, se hallan deterioradas, independientemente del cambio metodológico.

 

Desaceleración y empleo

Hablando en términos generales, en 6 meses se han generado sólo 295,000 empleos formales, una cifra considerablemente menor a los 410,000 empleos que se generaron en el primer semestre del gobierno anterior. Además, conforme a la revisión del crecimiento del PIB esperado, para 2013 se pronostica un aumento de entre 450 y 550,000 trabajadores asegurados en el IMSS, cifras que contrastan con las del informe anterior, que pronosticaba un rango de 550 a 650,000 asegurados.

Así pues, de acuerdo con el número trabajadores inscritos en el IMSS, en los primeros siete meses de 2013, se produjeron 300,689 empleos, es decir, 198,203 puestos menos que en el mismo periodo del año pasado, lo cual nos arroja el dato de empleo formal más bajo desde 2009.

La continua contracción del sector construcción junto con el pobre desempeño del sector manufacturero ha comenzado a afectar las dinámicas del mercado laboral. Tras crecer alrededor de 6.3% a tasa anual en 2012, el empleo en el sector construcción se ha desacelerado al punto de contraerse 0.5% en julio con respecto al mismo periodo de 2012. Si bien el deterioro ha sido menor en el sector manufacturero, es posible divisar un patrón similar.

A pesar de este estas desalentadoras cifras, los respetados analistas auguran que el 2014 será un año notablemente más productivo en términos generales. A lo que podría sumarse el impulso producido por las reformas estratégicas, así como menos restricciones al gasto que reactiven el sector de la contracción y  en consecuencia el empleo.

 

 

Contacto:

Facebook: http://www.facebook.com/ReporteRecsa

Twitter: @HumbertoArmenta

E-mail: [email protected]

Páginas web: www.recsa.mx

http://www.humbertoarmenta.com

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Política monetaria depende de economía: Williams de la Fed
Por

Durante una reunión en Suecia, aseguró que un plan de calendario no determinará la normalización del programa, sino la e...