Organizaciones civiles presentaron el “anticorruptómetro”, herramienta que estará al alcance de todos para verificar la correcta implementación del Sistema Nacional Anticorrupción. En México, la corrupción ha generado recortes de inversión por más de 1,000 mdd. 

 

En 2014 México perdió 1,100 mdd en inversiones debido a la corrupción según datos del Fondo Monetario Internacional, el problema no es menor, el país se sitúa en el lugar 103 de 175 países en el índice de transparencia.

PUBLICIDAD

La corrupción es un mal que compete y afecta a todos. “Casi el total (97%) de los delitos que caen dentro del concepto de corrupción quedan impunes”, afirmó María Amparo Casar, profesora e investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Para Enrique Cardenas, director del Centro de Estudios Espinosa Iglesias (CEEY), la corrupción es un problema grave que puede poner en riesgo al país. “Si la corrupción continúa al alza como ha ocurrido en los últimos años, el país no tiene futuro; así de duro y así de drástico es”.

La corrupción afecta principalmente tres factores:

  • Inversión.
  • Productividad.
  • Crecimiento.

“En países más corruptos, es más difícil calcular la rentabilidad de la inversión en términos de crecimiento. En estos países la inversión es más volátil; es muy difícil predecir cuánto va a dar una inversión”, comentó Manuel Molano director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

De acuerdo al Índice de Percepción de la Corrupción 2014, de Transparencia Internacional, México se encuentra en el grupo de los países más corruptos, un indicador que no corresponde con su desarrollo económico.

El problema de la corrupción impacta directamente el avance económico de los estados: “siendo Michoacán y Morelos las entidades más afectadas, con una percepción de corrupción en el 65% de sus habitantes.  Querétaro y Aguascalientes son los menos corruptos, con el 25% promedio de sus habitantes que perciben este problema”, señaló en conferencia de prensa Viridiana Ríos, directora del observatorio México ¿cómo vamos?

Además, un incremento en la corrupción de un punto en una escala de cero a 10 ocasiona pérdidas en la productividad del capital en 2%, lo que se traduce en una pérdida de 2% del PIB, señalan datos de México ¿cómo vamos?

“Las inversiones se vuelven menos productivas porque parte del dinero que debe ser invertido se va en ‘moches’, se va en sobreprecios, se va en muchas ineficiencias a partir de la corrupción”, dijo Viridiana Ríos.

Otro factor que ven preocupante los especialistas, es que el tema de la corrupción fue una de las últimas reformas que se discutieron, detrás de la Financiera y Energética.

Un paso adelante

Tras la aprobación de la Ley general de Transparencia  y Acceso a la Información y a la espera de que quede aprobado el SNA, la plataforma México ¿cómo vamos?, en conjunto con el CIDE, el CEEY, el Imco y el organismo de la sociedad civil, Mexicanos Primero, presentaron el sistema “anticorruptómetro”.

El fin único del “anticorruptómetro” es el seguimiento puntual al tiempo que tarde el congreso local y los estados en aprobar el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y que cualquier ciudadano pueda seguir en tiempo real la aprobación en cada uno de los estados de la república.

En una primera fase, la fase actual, el “anticorruptómetro” cuenta con un cronómetro donde se contabiliza el número de días que quedan para que el Senado pueda aprobar el SNA. Se espera que el SNA se apruebe hoy o en fechas recientes.

El segundo cronómetro es a nivel estatal, una vez que se apruebe el SNA el siguiente paso legal es que se apruebe en al menos  50%+1 de los congresos estatales. Aquí se contabilizará el tiempo que transcurra hasta que todos los estados aprueben el SNA.

Asimismo, el “anticorruptómetro” cuenta con una lista detallada de los nombres de las personas que son responsables  de aprobar el SNA: tanto el congreso estatal, como el nombre específico del gobernador. “De forma de que nosotros podamos ejercer presión desde la sociedad civil para saber quién está realmente o no luchando contra la corrupción”, sentencia Viridiana Ríos.

El “anticorruptómetro” se podrá seguir en tiempo real y podrá compartirse en cualquier página o blog donde se pegue la liga que aparecerá en las páginas de los organismos involucrados.

¿Qué hace diferente al SNA?

El SNA busca cambiar la desarticulación que impera en este momento en los organismos anticorrupción  como la Auditoria Superior de la Federación (ASF), la Secretaria de la Función Pública (SFP), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA).

Así, la SNA contará con cuatro pilares para combatir la corrupción:

  • Fiscalización en tiempo real de los recursos de las entidades federativas; se van a poder presentar hasta cuatro reportes al año.
  • Se reforzara la facultad de la SFP de presentar los casos de faltas graves. La fiscalía anticorrupción, va a tener autonomía técnica y presupuestaria para entender las faltas graves.
  • Homologación de la ley anticorrupción.
  • El Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) ganará autonomía.

En medio de estas disposiciones, se establecerá un comité coordinador del SNA que va a estar constituido por los cuatro titulares de las dependencias y un miembro del comité ciudadano.

El SNA y el “anticorruptómetro” son herramientas y apenas el principio, para que, según los especialistas, la sociedad civil se involucre más.

 

 

Siguientes artículos

Sindicato de EU recurrirá con CNBV en conflicto con Chedraui
Por

El Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentos y el Comercio de Estados Unidos  exigió a Chedraui informar a...