La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) incautó más de 12,000 latas de chiles La Costeña, luego de que se diera a conocer una imagen en la que empleados de la compañía presuntamente orinan sobre los chiles que se encuentran en proceso de enlatado.

Las latas serán revisadas y, en caso de que se resolviera que dos de los extrabajadores de la firma de alimentos sí orinaron sobre la producción o que parte del producto está contaminado, se multaría a la empresa con una sanción que va desde 12,000 a 16,000 días de salario mínimo, es decir, entre 841,000 a 1.1 millones de pesos (mdp), indicó en entrevista telefónica Miguel Ángel Ordóñez, titular de la Comisión.

Lee más: La Costeña quiere venderles chiles a los cubanos

La sanción está establecida en la Ley General de Salud. Adicionalmente, se procedería a la destrucción del producto.

Las latas que fueron aseguradas son del lote completo de la línea de producción involucrada en la fotografía, que corresponde a chiles jalapeños en envases de 3.6 litros del 2 de julio.

«Como no se tiene la certeza jurídica de si orinaron o no sobre los chiles, nosotros nos tenemos que asegurar que no hay producto contaminado. En la Coprisem creemos que la compañía tiene altos estándares de calidad, sin embargo, nos tenemos que asegurar de que en el proceso no implica ningún riesgo para la salud, por lo que realizamos la verificación», dijo.

La autoridad sanitaria envió muestras de agua y de los chiles, para asegurarse de que el producto no está contaminado y puede salir a la venta.

El próximo 4 de agosto, la Coprisem recibirá el reporte completo del laboratorio estatal de salud pública, en el que se entregarán los resultados de la investigación.

En conferencia de prensa, pese a la imagen que circula en internet, Rafael Celorio Otero rechazó que uno de los empleados orinó sobre los chiles de la empresa.

Lee también: Autoridad sanitaria investiga a La Costeña por foto de empleado orinando en chiles

“En el fallo de la primera visita que tuvimos (de la Coprisem) fue que todo estaba perfecto y que no pudieron orinar sobre los chiles”, aseguró el directivo.

La fotografía de dos trabajadores, uno presuntamente orinando en los chiles en una de sus etapas de enlatado, comenzó a circular a partir del 2 de julio de este año. Ambos dejaron de laborar en la empresa el día 4 del mismo mes por el uso de teléfonos móviles y descuido laboral.

 

Siguientes artículos

bimbo-pan
Bimbo gana con la depreciación del peso
Por

La utilidad neta incrementó 10.2% a 1,906 mdp en el segundo cuarto del año, en comparación con el mismo periodo del año...