Influir sobre cómo las personas forman sus expectativas sobre el comportamiento de los precios es uno de los mecanismos que Banxico utiliza para mantener controlada la inflación. Es ahí donde entra en juego su credibilidad.

 

 

Por Luis Ángel Monroy Gómez Franco, Editor de Economía-Paradigmas

PUBLICIDAD

Twitter: @MGF91

 

 

A Banco de México le preocupa que las personas crean que será capaz de cumplir con su objetivo: mantener la inflación en el rango objetivo de 3±1%. Esto, que pudiera parecer trivial, es en realidad un factor clave para la conducción de la política monetaria hoy en día.

La razón de ello es que un componente crucial en la formación de precios son las expectativas que tienen las personas sobre lo que puede ocurrir en un futuro. Si un empresario espera que el precio de sus insumos se incremente en un futuro cercano, lo más probable es que incremente en una proporción semejante el precio del bien que él produce. De igual forma, si los trabajadores esperan que los precios aumenten, ellos demandarán un incremento en su salario nominal que se equipare al crecimiento que esperan de los precios.

Influir sobre como las personas forman sus expectativas sobre el comportamiento de los precios es uno  de los mecanismos que Banxico utiliza para mantener controlada la inflación. Es ahí donde entra en juego la credibilidad del banco central. Si la institución anuncia que hará todo lo necesario para mantener la tasa de inflación en un nivel o rango específico y dicho anuncio es creíble, las personas lo tomarán como base para sus decisiones referentes a la determinación de precios y contratos, facilitando con ello la convergencia hacia la tasa de inflación objetivo. Sin embargo, si la credibilidad del banco central es baja, las personas ignorarán el objetivo de inflación del banco central y utilizarán otra información para formular su expectativa sobre el crecimiento de precios. Si esto ocurre, la tasa de inflación difícilmente se aproximará a la tasa objetivo. Para conocer más acerca de las causas de la inflación les recomiendo este artículo.

 

¿Es posible evaluar la credibilidad de la autoridad monetaria mexicana?

Una buena forma de aproximarse a evaluar si Banxico tiene o no altos niveles de credibilidad es analizando el comportamiento de las expectativas de inflación de los expertos del sector privado.

En la gráfica 1.A se muestra el comportamiento de las expectativas de corto plazo, esto es la tasa de inflación esperada al final del año y la tasa de inflación en 12 meses a partir de la encuesta. En la gráfica 1.B se muestra la evolución de las expectativas de mediano (inflación que se espera sea vigente en los próximos 4 años) y largo plazo (la expectativa de inflación vigente de 5 a 8 años)

paradig1

paradig2

Nota: Los datos presentados son el promedio simple de las expectativas de inflación

Fuente: Banco de México

 

Como se puede apreciar en el gráfico 1.A, la inflación esperada por los agentes en el corto plazo estuvo en la mayor parte del periodo que va de enero de 2002 a enero de 2014 por encima del objetivo de inflación, siguiendo de cerca el patrón de la tasa de inflación ocurrida. Esto indica que los agentes no creen que el Banco de México logre hacer que la tasa de inflación converja en el corto plazo con la tasa objetivo. Sin embargo, la historia es totalmente diferente cuando se observa la expectativa de largo plazo. Como se ve en el gráfico 1.B los agentes consideran que la inflación se encontrará dentro del  rango deseado por el banco central en los plazos  de 1 a 4 años y de 5 a 8 años tras ser encuestados.

Esto implica que en el mediano y largo plazo, los agentes creen en que el Banco de México es capaz de mantener controlada la inflación en el margen objetivo. Y por tanto, realizan sus operaciones (firma de contratos, compra y venta a plazos, etc.) considerando que los precios se comportarán de forma muy similar a como el Banco de México considera óptimo, facilitando la labor de Banxico. Esto permite al banco central utilizar la política monetaria para estabilizar otras variables como el producto, pues los agentes económicos operan tomando como una buena expectativa el objetivo del banco central.

Si bien ya cuenta con un alto grado de credibilidad, Banxico podría mejorarla aumentando la transparencia con que realiza sus operaciones, explicando al público sus acciones con el fin de que éste pueda incorporarlas a sus expectativas y sobre todo siendo capaz de cumplir el compromiso de mantener la inflación controlada. Esto llevaría a cuestionar como fue que se determinó el objetivo de inflación en México (3±1%) pero ese es tema para otra entrada.

 

 

Contacto:

Twitter: @RevParadigmas

Facebook

[email protected]

www.paradigmas.mx

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Seguridad privada previene 90% de los delitos
Por

 90 % en las modalidades de robo, asalto a mano armada, secuestro, extorsión o robo a transporte son detectadas a tiempo...