El consumo de los mexicanos ya refleja la desaceleración económica que se vive a nivel nacional e internacional.

Luego de quedarse estancado en julio pasado, el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior del Inegi disminuyó 0.3% frente al mes anterior, con cifras desestacionalizadas.

El consumo en bienes importados fue el que tuvo una fuerte reducción, de 4.1%, en tanto que el de bienes y servicios de origen nacional aumentó 0.1%, detalló este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En su comparación anual, el consumo mostró un avance de 0.1% en el mes de referencia.

Por rubros, los gastos en bienes nacionales se elevaron 0.9%, mientras que en servicios locales bajaron 0.5%; el consumo de bienes de origen importado cayeron 1% con relación a los del mes de agosto de 2018.

De acuerdo con la estimación oportuna del Inegi, el Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre del año (julio, agosto y septiembre) aumentó apenas 0.1% frente al trimestre previo con cifras ajustadas por estacionalidad.

Para el cierre del año, diversos analistas e instituciones financieras prevén que México entre en recesión o, bien, registre un nulo crecimiento económico.

Lee también: Analistas siguen recortando sus pronósticos para la economía mexicana

 

Siguientes artículos

inversión
Iberdrola cerrará este año con inversión de mil mdd
Por

La inversión de la compañía española se destinó a una central eléctrica solar y a dos plantas de ciclo combinado.