Pese a que los boxeadores consagrados son dueños de los reflectores internacionales, los pugilistas centroamericanos hacen lo propio para ganarse un lugar en la vitrina de los inmortales (y ricos).

 

Por Ivan Pérez

PUBLICIDAD

Floyd Mayweather Jr. está recostado en su cama. Lleva una gorra blanca que tiene escrito en letras negras y rojas “Mayweather Boxing”, y, frente a él, al menos 15 fajos de billetes, cada uno con 10,000 dólares. Así se fotografió el boxeador estadounidense para una postal que subió a su canal de Facebook. Es el atleta más rico de todos los tiempos, con una fortuna de más de 500 mdd.

En mayo Floyd combatió contra el filipino Manny Pacquiao en la llamada “pelea del siglo”, que le significó ganar 180 mdd. Pero esta realidad no es lo más común en el deporte de los puños, algunos boxeadores que están bien posicionados festejan ingresos de 150,000 dólares por combate. Mayweather Jr. aprovecha la era de la televisión para acrecentar su fortuna, ingresos que nunca tuvieron leyendas como Muhammad Ali, Joe Louis o Floyd Patterson. Eduardo Lamazón, analista y quien fuera secretario ejecutivo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), reflexiona que “ellos (la TV) son los que determinan la popularidad, el negocio y la fama de los púgiles”.

El auge del negocio en este deporte no tiene un reparto equitativo, aunque se trate de campeones mundiales. Por ejemplo, Román “Chocolatito” González es el mejor púgil centroamericano de la actualidad, campeón de peso mosca del CMB y The Ring, tiene 42 peleas como profesional y 42 triunfos (hasta el cierre de esta edición), ninguna derrota, pero gana 180 veces menos que el estadounidense Floyd en sus peleas.

¿Por qué entre dos campeones mundiales puede existir un abismo en los ingresos? “Porque la televisión define las figuras, (Manny) Pacquiao, (Floyd) Mayweather Jr., (Juan Manuel) Márquez, todos son empleados de ella”, reflexiona Eduardo Lamazón.

La fortuna de Floyd llegará, de acuerdo con cálculos realizados por la consultora Mxsports, a más de 800 mdd al finalizar su carrera. Tiene su vida financiera (en teoría) resuelta. En cambio, el Chocolatito este año expresó su felicidad por formar parte de la programación de HBO, la cadena estadounidense que domina el PPV (pago por evento) más importante del boxeo en EU y en el mundo. “Es un sueño y un honor que la televisora transmita mis combates”, dijo.

Una certeza: si HBO transmite tus peleas, tienes garantizados al menos 1 mdd en ingresos y por eso Román está feliz.

reuters_boxeo_peleo_siglo1

 

Uppercut en Centroamérica

En Centroamérica el boxeo es uno de los deportes más practicados, principalmente en Panamá y Nicaragua, incluso entre las 16 divisiones profesionales hay 44 púgiles de esta región entre los 100 mejores del mundo, según los rankings de Boxrec, y en apenas cinco categorías no hay presencia de ellos, pero sin duda Román Chocolatito es el máximo exponente ahora.

Los dos pugilistas más reconocidos en la historia de América Central son Roberto “Manos de piedra” Durán, quien logró 103 victorias con apenas 16 derrotas y entre las hazañas del panameño fue que le quitó el invicto al estadounidense “Sugar” Ray Leonard en la pelea por el título wélter, y el otro es Alexis Argüello —el maestro del Chocolatito—, quien tuvo marca de 77 triunfos y ocho descalabros.

Según reportes de prensa, Chocolatito pidió 1 mdd por su pelea ante el mexicano Edgar Sosa, que se llevó a cabo el 16 de mayo de este año en The Forum en los Estados Unidos, pero los organizadores apenas le ofrecían 350,000 dólares pese a ser campeón del mundo e invicto.

“Creo que en EU no hay cultura deportiva de los pesos pequeños o medios, no lo miran como negocio, pero en algunos países como Japón sí les llama la atención y pagan muy bien”, relató el boxeador centroamericano en una entrevista concedida a ESPN. En sus últimas siete peleas, cuatro de ellas han sido en aquel país asiático.

Para Ignacio Beristaín, uno de los entrenadores de boxeo más importantes del mundo, quien trabajó con Julio César Chávez y ahora para Juan Manuel Márquez, entre muchos más, “ésta era de mejores contratos y negocios es buena para todos, lo único que siempre les recomiendo a ellos (boxeadores) es que cuiden su dinero, que recuerden que les costó mucho conseguirlo”.

En Nicaragua los boxeadores locales, según un reporte de The New Herald, ganan por combate 60 dólares y hay más 50 academias financiadas por el gobierno que buscan crear al próximo Alexis Argüello, Búfalo Rosendo Álvarez o Román Chocolatito González. Los golpes son una forma de vivir y en algunos casos de hacerlo muy bien.

 

Un golpe de suerte

Floyd Mayweather Jr. entrenó para su combate ante Manny Pacquiao, entre otras cosas, cortando leña, como seguramente usted lo miró en las películas de la tradicional serie de Rocky Balboa, pero no lo hizo en cualquier sitio, sino en su casa que mide 20,000 pies cuadrados y en donde a la entrada tiene una fotografía de él cuando era pequeño en blanco y negro y está en uno de los gimnasios de Grand Randis Michigan.

En aquel momento del retrato no regalaba dinero, no tenía lingotes de oro, ni una sala de cine en su hogar como ahora, pero la época del romance del boxeo con la televisión mundial lo convertirá en el atleta más rico de todos los tiempos, incluso los especialistas aseguran superará los 1,000 mdd que tiene como fortuna el basquetbolista Michael Jordan.

Para su enfrentamiento ante el filipino, Floyd cobró 5 mdd por minuto disputado y desde el 2006 no ha dejado de pelear en Las Vegas, sede donde se presentan los combates más redituables de este deporte. “El boxeo no es de músculos, ni de fuerza, sino de inteligencia”, comentó Mayweather Jr. en conferencia de prensa. El estadounidense es criticado por su estilo poco espectacular, pero Román González confirma que él es “el mejor libra por libra, podrá no gustar su estilo, pero es el mejor, los datos lo refuerzan”.

Mayweather y Román tienen dos realidades diferentes, aunque ambos están invictos (hasta el cierre de esta edición) y son campeones. Eduardo Lamazón, especialista en boxeo, dice que esas distancias se deben, en gran medida, por que “la televisión determina las bolsas, en los años 50 lo más importante era la taquilla, pero ahora no, las entradas ni siquiera importan demasiado”.

“La televisión ha beneficiado a la industria y genera tanta cantidad En 2014, Román “Chocolatito” González protagonizó una de las tres mejores peleas del año. de dinero que es capaz de dar premios como los que recibe Floyd Mayweather, pero también está el aspecto negativo como que las pequeñas arenas pierden protagonismo y los pequeños promotores luchar para mantenerlas vivas”, relata Lamazón, quien además ocupó un cargo en el Consejo Mundial de Boxeo.

Que la cadena hbo transmitiera la función donde Chocolatito y el mexicano Estrada se enfrentaron en la pelea coestelar, le permitió al nicaragüense que por primera vez uno de sus combates se viera en 120 países y ante 13,000 aficionados en The Forum de Los Ángeles.

El boxeo sigue siendo un deporte de sacrificios físicos, no sólo por los golpes, sino por lo que se requiere en la cotidianidad. “Había días que no comía nada cuando estaba en las 105 libras o no tomabas agua, todo por mantener el peso”, recuerda Román. Ganar más de 100,000 dólares por una pelea profesional en los Estados Unidos cuesta.

Un análisis de la BBC de Londres, el año pasado detallaba que la presencia de Floyd Mayweather Jr. en Las Vegas —además de la bolsa de premios, el negocio de la promotora y los boxeadores— es capaz de generar hasta 100 mdd en la semana de sus combates para la ciudad. Fernando Beltrán, promotor de Zanfer, dice que el “boxeo se ha convertido en una de las industrias más poderosas del deporte en el mundo, genera empleos, ayuda a familias, activa economías”.

Román Chocolatito González aspira a tener un combate en las carteleras estelares de Las Vegas, ganar cinco títulos mundiales, pero por ahora el boxeo ya le tiene buenas noticias: “estoy invirtiendo en negocios, guardo mi plata en el banco”. El mejor boxeador de Centroamérica por ahora está feliz con una noticia: sus peleas serán transmitidas por HBO y con ello las bolsas millonarias se alistan a llegar.

 

Siguientes artículos

¿Conoces la nueva red social?
Por

La nueva aplicación se denomina atinadamente Periscope, y es tal el interés que a tan sólo 10 días de su incursión logró...