Amazon dio a conocer sus cifras de diversidad en el lugar de trabajo por primera vez, y no hay nada nuevo bajo el sol: es dominada por hombres blancos.

 

Por Ryan Mac

 

Amazon.com dio a conocer sus cifras de diversidad en el lugar de trabajo por primera vez el viernes pasado y no ayudó mucho a separar al e-tailer de Seattle de sus pares de la industria de alta tecnología.

Amazon, que emplea a más de 88,400 personas en todo el mundo, de acuerdo con su sitio web de carreras, señaló que su fuerza de trabajo fue, como era de esperarse, integrada en su mayoría de hombres blancos. Alrededor de 63% de sus empleados son hombres, mientras que los empleados blancos constituyeron el 60% de su plantilla. Esos porcentajes fueron aún más altos para los empleados en puestos directivos, de los cuales 75% es hombre y el 71% es de raza blanca.

“Amazon tiene cientos de millones de clientes que pueden beneficiarse de la diversidad de pensamiento”, reza el informe de Amazon. “Somos una empresa de constructores con distintos orígenes, ideas y puntos de vista a inventar en nombre de nuestros clientes.”

Aunque la compañía vende productos en diversas regiones, desde la India hasta Alemania, Amazon fue una de las pocas empresas de tecnología estadounidense que no compartían sus cifras de diversidad luego de que lo hicieran otras compañías como Facebook, Twitter y Google. El mes pasado, la compañía fue presionada por los medios y ONG para informar sobre la composición de su fuerza laboral, detallando raza y género.

El informe de Amazon es preocupante, aunque no inesperado. Los negros componen el 15% de los empleados globales de Amazon, pero sólo 4% de sus directivos. Los hispanos representan 9% de la fuerza de trabajo total y sólo 4% de los puestos directivos. Los asiáticos son la única raza y grupo étnico en tener un mayor porcentaje de directivos (18%) en comparación con su porcentaje total de trabajadores (13%). Las mujeres representaron 37% de la fuerza laboral y 25% del número total de directivos.

Amazon atribuyó esa brecha de minorías y mujeres a la falta capacitación en campos como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas para esos grupos en las escuelas. La empresa se ​​comprometió a donar recursos y programas como Code.org a aumentar el aprendizaje basado en la ciencia y la informática entre niños y adolescentes.

“Sabemos que en la secundaria y la preparatoria los estudiantes ya están decidiendo qué profesiones quieren seguir”, detalló el informe de Amazon. “Con mucha frecuencia los estudiantes de color y las estudiantes están optando por evitar las áreas relacionadas con tecnología e ingeniería.”

Aunque la industria tecnológica ha hablado mucho acerca de la contratación de minorías y mujeres en más posiciones de tiempo completo, Amazon parece tener la misma tendencia que otras grandes empresas de Silicon Valley y es dominada por hombres blancos. En Google, 70% de los empleados son hombres y 61% son blancos, de acuerdo con cifras de la empresa publicadas en mayo. Los empleados de Facebook fueron 69% hombres y 57% blancos.

Poco después de que Amazon dio a conocer sus cifras de empleo, Rainbow Push, una de las ONG que presionó al minorista a revelar su información, emitió un comunicado señalando su descontento con los resultados. También publicó un análisis de 20 juntas directivas de empresas de tecnología como Amazon, Apple, Yelp, Google y Facebook, que mostró que de un total de 183 miembros de la junta, sólo tres eran negros y uno era hispano.

“La virtual falta de inclusión en Silicon Valley y otras compañías tecnológicas como Amazon es un problema sistémico”, rezaba la declaración de Rainbow Push. “Silicon Valley y la industria de la tecnología deben transformarse para parecerse al Estados Unidos que depende de su talento y sus clientes.”

 

 

Siguientes artículos

elecciones voto propuestas
Perspectivas electorales de España
Por

España va a entrar en una campaña electoral permanente durante los próximos dos años. Veamos la posible distribución del...