Te aseguro que nunca imaginaste poder acceder a un crédito con sólo realizar ejercicios interactivos en línea, o con los registros de tu celular, o con información de tus redes sociales, y que además sería en cuestión de minutos.

Ésas son las fuentes de información que utiliza el Laboratorio de Finanzas para Emprendedores (EFL, por sus siglas en inglés) a fin de impulsar la inclusión financiera de los sectores más desfavorecidos y olvidados por las instituciones bancarias.

La idea surge en 2006 como parte de una investigación en el Centro Internacional de Desarrollo de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), en la que se buscaba la forma de obtener información alternativa que permitiera evaluar si una persona es o no un buen pagador. El resultado fue que la personalidad sí determina qué tan buen pagador puedes ser.

El objetivo era brindar a más emprendedores la oportunidad de acceder a financiamientos para impulsar sus proyectos.

PUBLICIDAD

“Lo que ellos (los investigadores) veían es que en países como México hay lo que ellos llaman el medio faltante, que es cuando hay muchas empresas pequeñas y algunas grandes, pero pocas medianas. Entonces se preguntaban ¿por qué no hay empresas medianas? ¿Por qué las pequeñas no hacen el salto a medianas? Y concluyeron que las pequeñas no tienen acceso a crédito porque no tiene historial crediticio, no tienen suficientes ingresos, no pagan impuestos, no tienen aval, no hay información (que las respalde)”, explica Luis Fernando Sánchez Navarro, director de EFL para México y Guatemala.

Así es como inició el desarrollo de una herramienta que permitiera evaluar a cualquier persona: un estudiante, un ama de casa, un comerciante, un agricultor, etc., para saber si es buen pagador. De dicho trabajo surge en 2010 el Laboratorio de Finanzas para Emprendedores.

Mediante un análisis digital de información alternativa (ejercicios interactivos, información de redes sociales, geolocalización y registros telefónicos), esta empresa determina si tu personalidad, tu nivel de inteligencia, tu solvencia moral, tu carácter y voluntad corresponden a un buen emprendedor y a un buen pagador.

Con la herramienta desarrollada por EFL se han colocado créditos por un total de 1,000 millones de dólares beneficiando a más de medio millón de personas en 30 países de cuatro continentes. En México han sido 60,000 beneficiados con préstamos que suman alrededor de 500 millones pesos.

Actualmente, EFL cuenta con 10 socios en nuestro país, entre quienes están Banco Santander, Te Creemos, Apoyo Económico Familiar, Estudia Más y Kubo Financiero. Estas financieras utilizan actualmente esta herramienta para evaluar a personas que no cuentan con alta en Hacienda, que no tienen historial crediticio, que no pueden comprobar ingresos e incluso a personas que no saben leer ni escribir.

“Tenemos clientes que no saben leer, clientes que hablan maya. Podemos evaluar a cualquier persona con base en su personalidad. Les podemos ayudar a levantar la mano y que los bancos los vean.

“Aunque el proyecto nació para dar crédito a emprendedores, también nos movimos hacia el consumo, porque en el consumo vas construyendo tu historial y luego ya lo puedes emplear para emprender”, agrega Luis.

Esta herramienta ha permitido a estudiantes poder acceder a su primer crédito. “Los estudiantes de 18-19 años enfrentan los mismos problemas que un negocio en la economía informal: (falta de) comprobante de ingresos, no tienen garantías, etc. Y es importante que empiecen a construir su historial de crédito, pero nadie les da su primera oportunidad. Es como pedir trabajo y no les dan porque no tienen experiencia; es lo mismo con el crédito: para que te den crédito te piden historial crediticio, entonces cómo voy a construir historial crediticio si nadie me da oportunidad. Entonces, a esos estudiantes ya les podemos evaluar su personalidad, su carácter, su nivel de inteligencia, podemos evaluar todo eso y darles un crédito.”

EFL ha demostrado una efectividad de entre 70% y 75% para predecir quiénes son buenos pagadores y ha permitido a sus socios en México aumentar sus préstamos entre 15% y 50% sin incrementar su morosidad.

“A mí se me hace muy paradójico cuando hablo con los bancos y me dicen: estoy muy preocupado por el endeudamiento de las personas, todo mundo está sobreendeudado. ¿Por qué se preocupa por el sobreendeudamiento si hay como 10 o 15 millones de personas que no tienen crédito? Lo que pasa es que cuando alguien tiene crédito, esa persona ya hizo historial y todo mundo le ‘brinca’ y lo ‘quema’; pero hay un universo muy amplio (de personas) que no han evaluado, que no le dan crédito porque no tienen las herramientas para poder tomar una decisión… Nuestra labor es convencer a esas instituciones financieras de que los podemos evaluar con información alternativa”, concluye Luis Fernando.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @elopez_loyola

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El reto de Roberta Jacobson
Por

Jacobson podría enfrentar fuego amigo desde EU hacia su posición en México. Su embajada será una con los republicanos en...