Para Ismael El-Qudsi, di­rector general y uno de los fundadores de Social­Publi.com, invitar a los grandes influencers para que hablen en sus redes sociales o blog sobre cierta marca o producto pinta para ser un modelo que podría agotarse pronto. La nueva fórmula es dar voz a cual­quiera, siempre y cuando tenga al menos 100 seguidores con el perfil que pide el cliente.

Los sectores que más utilizan este método son el automotriz, el de telefonía celular, el de restaurantes, el de centros comerciales y el de tecnología. “Si quieres comprar un celular siempre le vas a preguntar a un amigo si un iPhone o un Sam­sung… Y cuando vamos a comprar un auto y tu amigo tiene un Fiat, pues le vas a preguntar”, describe el empresario.

Ismael, de origen español, fue Head of SEO y Social Media de Grupo Havas, una agencia global en la industria de la comunicación y mercadotécnica. Desde 2011 dirige Internet República, una agencia especializada en Social Media, en la que, con una inversión de 500,000 dólares, nació SocialPubli.com, que inició operaciones en agosto de 2015 y ya tiene registrados 12,500 influencers de todos los tamaños y 1,000 empresas afiliadas en más de 20 países.

A finales de 2015, la empresa inició operaciones en México, en donde ya tienen 3,000 influencers activos y 180 clientes. Esto le per­mite entrar en un mercado con casi 54 millones de personas con acceso a internet, en el que nueve de cada 10 están registradas en una red social, como indica la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

PUBLICIDAD

“Imaginemos que una agencia entra a la web. Por ejemplo, quiere hacer una campaña de influencers en México, pero quizá sólo en Mon­terrey, y puede aplicar un filtro: que sólo sean mujeres de entre 20 y 45 años, y que estén interesadas en la moda”, explica Ismael.

En un minuto, SocialPubli.com arroja estimaciones de cuántas personas pueden participar y el precio que tendrá la campaña. Después, los influencers deciden si participan o no. “En una hora podemos empe­zar a conseguir tuits o fotos en Instagram de la campaña que queramos”, describe el cofun­dador de la plataforma.

Deja claro que el requisito es tener más de 100 seguidores y que no necesitan ser famo­sos: “influenciadores podemos ser cualquiera de nosotros, no buscamos celebrities, no bus­camos VIPs, que también los tenemos”.

 

El pago

La manera tradicional de anunciarse en redes socia­les es comprando los espa­cios, y según Ismael, su sistema es considerablemente más accesible: “La verdad es que cualquier empresa puede hacer una campaña desde 50 dólares. Con eso consigues quizá cinco tuits, que son cam­pañas muy pequeñitas, o hasta campañas de miles de dólares en todo el mundo”.

Una vez que la agencia o marca efectúa el pago por la campaña con tarjeta de cré­dito, transferencia o PayPal, 50% va para los influencers que participarán y el resto para SocialPubli.com. Los depósitos a los influencers se realizan una vez al mes, cuando reúnen por lo menos 50 dólares. Ya han paga­do a más de 1,200 influencers.

Ismael asegura que la decisión de compra está en lo que te dicen los demás: “me da igual si tiene 100 amigos en Twitter o tres, si voy a cocinar lentejas llamo a mi madre”.

 

Siguientes artículos

¿Qué necesita el Caribe para ser una potencia exportadora?
Por

La prioridad de Adoexpo y del país: que se promueva la innovación y la competitividad integral donde se integren factore...