En México 80% de los fans que no pueden asistir a un evento pierde el dinero de las entradas, 10% consigue revenderlas, pero sólo 2% lo hace de manera legal. El otro 98% recurre a la venta ilegal en la calle, en foros online o redes sociales, según datos de la consultora en estudios de mercado Feebbo y Ticketbis, empresa que cuenta con una plataforma legal de reventa de boletos.

“Creemos que es la única forma de eliminar la reventa ilegal. Una forma es que los organizadores de eventos limiten la venta de boletos por persona, pero lo mejor que se puede hacer es quitarle el monopolio de la reventa a los revendedores que están en las calles y que todos nosotros podamos vender nuestro boleto al precio que consideremos justo”, comentó Jorge Díaz productor y director de marketing de Ticketbis.

La forma de operar de la empresa, asegura Jorge Díaz, evita al 100% que se vendan boletos falsificados, ya que al vendedor no se le deposita el dinero de la venta hasta que el comprador haya disfrutado de su evento. Esto da como resultado la seguridad y legalidad en la compra-venta, ademas de que el envío del boleto va incluido en el precio de venta.

En 2015 la empresa facturó 90 millones de dólares (mdd), y hoy tiene presencia en más de 40 países, emplea a más de 400 personas, 25 de ellas en México.

PUBLICIDAD

La venta de boletos a través de esta plataforma es gratis, aunque Ticketbis cobra una comisión de 25% por cada transacción, que corre por cuenta del comprador. Los propios usuarios estipulan el precio al que quieren vender sus boletos, el cual generalmente es de 35 a 40% más alto que el precio original. Aunque en algunos casos el precio puede ser más bajo.

“A nosotros no nos interesa tener una persona vendiendo un boleto por 20,000 pesos. Lo que queremos es que entre más gente a la plataforma. Entre más gente nos considere cómo una opción segura vamos a tener mejores precios”, dijo Miguel Medina, director de desarrollo de Ticketbis.

Desde enero de 2015 hasta el primer trimestre de este año, la startup vendió boletos para 450 eventos diarios.

En México los eventos donde más se venden boletos son deportes con 48% y eventos musicales con 35%. Los tres más importantes en en el país en 2015 fueron los conciertos de Cold Play, Rolling Stones y Maroon 5.

 

Combatir al enemigo

El modelo de negocio de Ticketbis podría servir para que los revendedores aprovechen una plataforma más para lograr evadir a la justicia, pero los ejecutivos aseguran que no es posible.

“El límite de boletos que puede vender una persona son 10. Existe una cantidad muy pequeña de vendedores que quieren lucrar con la plataforma. Lo que tenemos claro es que no queremos ese tipo de vendedores”, comentó Jorge Díaz.

Lo que protege a Ticketbis de la reventa, es la necesidad masiva de comparar un boleto, ya que cuando existe mayor demanda los precios bajan aún más, esto desanima a los revendedores.

“Esos revendedores son muy pocos y si se la piensan jugar y compran boletos para luego revenderlos, va a ser muy peligroso ya que no van a obtener dinero porque cobrarían después del evento y porque hay diferentes seguros en la plataforma que se activan cuando la misma persona compra varios boletos”,  dijo Jorge Díaz.

 

Desde la cocina

Ticketbis nació en 2010 en España con un presupuesto de 500,000 euros. “Cuando la empresa inicio, contratábamos a nuestro personal desde una cocina. Mientras hacíamos las entrevistas, podían estar cocinando huevos refritos”, comentó Jorge Díaz.

Dos años después, en 2011, Ticketbis llegó a México, uno de los tres mercados más importantes para la empresa.

“Cuando llegamos al país empezamos por romper esquemas. Lo que nos pareció un tema complicado  como la reventa callejera e insegura, lo hemos estado combatiendo”, platicó Miguel Medina.

Contrario a lo que se podría pensar, la empresa corrió con suerte al iniciar operaciones en España, ya que la idea fue un éxito de inmediato. Aunque lo más difícil fue la aventura a nivel internacional.

“Los lazos que unen a México con España son fuertes, pero aun así, hay muchísimas cosas que se hacen diferentes, una de ellas son los negocios. Fue un desafío muy grande ya que México es un mercado enorme”, explicó Jorge Díaz.

El plan para competir con empresas como Ticketmaster, o aquellas que manejan un modelo similar al de Ticketbis, fue atacar los nichos que no estaban viendo.

“Lo que tratamos de hacer fue cubrir esos mercados donde los grandes de las páginas que ofrecían comprar y vender boletos no estaban, por eso nos expandimos rápidamente. Nuestra estrategia era escalar el negocio muy rápidamente, ser osados y aunque cometimos errores en el camino, nos parecía mejor pedir perdón que pedir permiso”, comentó Díaz.

 

Un unicornio tecnológico

Negocios cómo el de Ticketbis no eran posibles hace 10 años, ya que la tecnología no estaba disponible y crear una startup que maneja una gran cantidad de datos y ofrece servicios en tiempo real era impensable.

“El mercado en México es muy amigable. Creo que hay una cultura de startups muy fuerte, por eso es uno de los lugares que nos gusta mucho”, platicó Jorge Díaz.

El siguiente paso para Ticketbis no es conquistar más mercados, sino convertirse en un verdadero unicornio tecnológico: término con el que se define a las startups que superan la valuación de 1,000 mdd debido a las muy altas expectativas que los inversionistas tienen sobre ellas.

“Antes de volverse locos y hacer inversiones personales, hay que saber dónde invertir y que es lo que se va a recibir a cambio. Porque el mayor problema de las startups es que se quedan sin dinero”, dijo Jorge Díaz.

 

Siguientes artículos

Nombran a Carlos Sada nuevo embajador de México en EU
Por

José Paulo Carreño tomará el cargo de subsecretario para América del Norte, informó la SRE.