La robótica es parte fundamental en las líneas de ensamblaje y en la automatización de procesos. Una empresa danesa especializada en robots industriales tiene como principal objetivo que las pymes adopten aún más esta tecnología.

“Un brazo robótico puede abrirles una gama más amplia de oportunidades. Nosotros, de aproximadamente 100 robots que vendidos en México, 20% se fueron a pymes y el 80% de nuestros prospectos de venta a futuro son para este tipo de negocios”, dijo en entrevista Manuel Sordo, gerente de Operaciones de Universal Robots en México y América Latina.

Los brazos robóticos, y en general la automatización de procesos, podrían ser de gran ayuda a largo plazo, ya que de acuerdo con la Secretaría de Economía, únicamente dos de cada 10 nuevas empresas logran sobrevivir después de su quinto año de vida.

Una muestra del trabajo de Universal Robots y de lo que planean recrear con las pymes nacionales es Konetehdas K&K, empresa fundada en 1946, con sede en Helsinki y que no tiene más de 15 empleados pero que exporta a nivel nacional. Ofrece a sus clientes servicios de maquinaria y el núcleo de sus operaciones se basa en pequeñas líneas de producción.

PUBLICIDAD

La empresa probó suerte con un brazo robótico que llegó en 2011 y el director ejecutivo Kari Karaslahti quedó muy sorprendido.

“Empezamos entonces a ser conscientes del potencial de estos robots. A diferencia de otras máquinas, son fáciles de manipular y programar, y su traslado puede llevarse a cabo de manera muy rápida, ya que no requieren ningún resguardo de seguridad. Después de programarlo por primera vez, el robot memoriza su ubicación y opta por la configuración más adecuada de forma automática”, explicó Kari Karaslahti.

Tres son los brazos robóticos que la empresa danesa ha desarrollado: el UR3 con un precio en el mercado de 16,000 euros (18,097 dólares), el UR5, de 20,000 euros (22,619 dólares), y el UR10, de 23,000 euros (26,012 dólares). La diferencia entre los brazos robóticos es la capacidad de peso que pueden levantar.

La principal función de los brazos robóticos es la del ensamblaje y el motaje de productos que no pesen más de 10 kilos, como latas, cajas de medicina o rastrillos, ya que Universal Robots cuenta con un programa de preempaquetado con Guillette.

 

Limitantes

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), en el país menos de 10% de los emprendedores usan tecnología nueva de menos de 1 año, y sólo 33% de las pymes invierten en materia tecnológica.

La adopción de tecnología para las pymes es un tema complejo, ya que existen retos que van desde los altos precios hasta el desconocimiento.

Al cuestionarle sobre este tema, el gerente de Operaciones de Universal Robots en México y América Latina destacó que existen diferentes formas de financiamiento.

“Tenemos distribuidores que se especializan en darle a las empresas atención personalizada y una solución, y en promedio en América Latina la inversión del brazo robótico se recupera en un periodo de seis a ocho meses”, comentó Manuel Sordo.

Otro aspecto podría generar un conflicto: es la cuestión del remplazo de un humano por una máquina, siendo que las pymes son una de las palancas más importantes en generación de empleo.

En 2014, Dongguan, una ciudad altamente industrializada en China, sustituyó a 600 empleados por 60 brazos robóticos. Ésta es la percepción generalizada de lo que podría ocurrir con más robots, pero según Manuel Sordo, eso no pasa con los brazos robóticos de Universal Robots.

“No es tanto que se pueda prescindir de las personas; lo que hace el robot es colaborar con las personas. El operador que antes ponía las piezas a mano en una línea de ensamblaje, al hacer más eficiente ese proceso, ahora puede sólo supervisar y completar su trabajo en otros procesos”, dijo Sordo.

 

Un mercado prometedor

Manuel Sordo asegura que en 2016 piensan triplicar el número de brazos robóticos vendidos en el país. Y a pesar de que la empresa danesa no cuenta con oficinas en México, el directivo tiene confianza en haber ganado reconocimiento.

“No tenemos problemas de distribución por no tener oficinas. Si el cliente coloca una orden hoy, en dos días ya tiene el robot, y las refacciones están en menos de 24 horas. Tenemos un tiempo de distribución muy reducido.”

De 2005 a 2015, Universal Robots ha logrado vender 8,000 brazos robóticos a nivel mundial, y para este año la empresa danesa cree que podrá superar los 16,000. “Estamos creciendo a un rango de 100 a 150% cada año”, dijo el gerente de Operaciones de Universal Robots en México y América Latina.

La empresa cerró 2015 con ventas superiores a 100 millones de dólares a nivel mundial, y el plan para 2020 es alcanzar ventas por 3,000 millones de dólares.

IMG_3002_buena1

Manuel Sordo, gerente de Operaciones de Universal Robots en México y América Latina.

 

Siguientes artículos

produccion-minera-actividad industrial
México, el país con más conflictos mineros en América Latina
Por

Entre los conflictos mineros más recientes, Ocmal señala el proyecto 'Don Diego' de las empresas Oddisey Marine Explorat...