Por Ruth Mata

Ella no se pierde en el bosque: la equidad de géne­ro no sólo bene­ficia a las mujeres, sino a toda la sociedad. Se trata de Melanne Verveer, primera embajadora de Estados Unidos para temas globales de la mujer. Ella sostiene que México ha tenido un progreso notable en cuanto a la participación femenina en el ámbito político y económico. (Con­texto: el Informe de Brecha de Género 2015 ubicó a México en el lugar 71, de 145, al tiempo que el país subió casi 10 posiciones respecto de 2014, gracias a una mayor participación política.)

Melanne es autoridad en la mate­ria, como una de las líderes con mayor conocimiento en temas de mujeres en el mundo, además de experta en políticas públicas e iniciativas corpo­rativas. Fue jefa de gabinete de Hillary Clinton en la Casa Blanca. Hoy, es directora del Instituto para la Mujer, Paz y Seguridad de la Universidad de Georgetown. Melanne estará presente en el Women’s Forum México, producido por Wome’s Forum for the Economy & Society, los próximos 27 y 28 de abril en el hotel Hyatt Regency de la Ciudad de México.

En entrevista con Forbes, la emba­jadora sostiene que México ocupa una buena posición frente a otros países en los rubros de empoderamiento y par­ticipación de la mujer, superando in­cluso a Estados Unidos. Pero también acusa que hay temas pendientes como aumentar el acceso de las mujeres a la educación y el empleo. “Un reto toda­vía más grave es la violencia”, añade.

PUBLICIDAD

Señala también que “educar a una niña es una de las mejores inversiones que puedes hacer”, en referencia a un posicionamiento hecho en algún momento por el economista Lawren­ce Henry Summers, exsecretario del Tesoro, y a un estudio hecho por ella misma, cuando era economista en jefe del Banco Mundial (1991-1993), sobre la educación de las niñas, el cual fue reconocido muchos años después. Cuando se educa a una niña se le pro­veen recursos y conocimientos para conseguir un trabajo, ser mejor esposa y para que desarrolle estas habilidades e incremente su potencial. “El acceso de niños y niñas a la educación de cali­dad y pensamiento crítico contribuye a mejorar sus vidas y la de la sociedad.”

Por eso es un error usar la etiqueta “temas de mujeres”, añade, pues los problemas que las afectan impactan a toda la sociedad. “Cuando las mujeres son capaces de participar en la eco­nomía incrementan las ganancias… y esto se traduce en beneficios para toda la sociedad. El progreso de las mujeres significa progreso para los hombres, para los niños y las niñas; significa beneficios para todos”.

Los hombres, dice Verveer, necesitan ser socios en el proceso de aumentar la participación de las mujeres en la economía. “Ellas no tienen las mismas oportunidades que los hombres por completo, pero hoy sabemos que las mujeres son igual de inteligentes y hábiles (que los hombres). Si nosotros mejoramos las oportunidades para las mujeres, los mismos datos (de cualquier estudio económico) dicen que si quieres ver progreso y crecimiento económico, y cambios sociales que beneficien a todos, tienes que ser parte de las soluciones para las mujeres”.

Para la también cofundadora de Vital Voices for Global Partnerships, junto con Hillary Clinton, los hom­bres no son peores o mejores líderes, ambos tienen talentos, experiencias, perspectivas y conocimientos. Sin embargo, explica, si sólo hay hombres legislando, la visión estará incomple­ta: “Necesitamos asegurarnos de que la perspectiva de las mujeres está en el proceso de la toma de decisiones en el país, sobre todo en temas como el de la violencia de género, derecho a la educación… etcétera. No es sólo participación de uno u otro. Son aspectos que requieren igualdad de participación”, asienta.

Melanne-Verveer_buena

Empoderar a las mujeres en los negocios

Impulsar el emprendimiento femeni­no es una de las maneras más efectivas de hacer crecer una economía. Ver­veer recuerda que cuando participaba en el gobierno, en específico en las reuniones del  Foro de Coope­ración Económica Asia-Pacífico (Apec por sus siglas en inglés), ya se trabajaba para impulsar a las mujeres en temas de emprendimien­to enfocados a la alta tecnología. Y a partir de ese momento se percibieron algunos obstáculos a los que se enfrentaban, como la falta de entrenamiento y de mentores que las orientaran en temas de financiamiento, de acceso a crédito para formar un capital e iniciar un negocio. Otra de las necesidades no satisfechas, explica, es lo concerniente a la mercadotecnica, a la falta de orientación sobre cómo vender productos y servicios y a qué mercados enfocarlos.

“Cuando era embajadora fui a México y estuve con varios líderes de la comunidad de negocios de las compañías más grandes en aquellos años, quienes apoyaban fuertemente el emprendimiento femenino y, de hecho, lo motivaban”.

Vermeer brinda dos ejemplos: Wal-Mart, que en 2012 inició un programa para impartir cursos de capacitación a mujeres que desean abrir sus propios negocios, y Pathways to Prosperity, cuya función es que exista un intercambio de experiencias entre países que fomenten el crecimiento económico de la población.

“Cuando yo estaba en el gobierno trabajando en temas públicos y privados, en la organización de pro­gramas de emprendedores enfocados a altas tecnolo­gías en México ya se reconocía la necesidad de impulsar a las mujeres hacia el emprendimiento”.

 

La religión: ¿un tema de género?

Como dice el dicho popular, todo depende del cristal con que se mira, y para Melanne Verveer el impacto de la religión en cuestión de géne­ro depende de cómo sea utilizada: “La historia nos ha enseñado que la religión puede ser una enorme fuerza para el bien y algunas veces no es así. Vemos, por ejemplo, que en algunos lugares del mundo donde hay fuertes problemas de terrorismo, la religión es usada por terroristas para presionar a las mujeres, para subyugarlas […] La religión también es una fuerza que puede enfocarse en la justicia, en la igualdad y en la no discriminación a las mujeres. Esencialmente, en la religión cada ser humano es un hijo de Dios y debe ser tratado con dignidad, con apego a derechos universales, sea hombre o mujer. Creo que cuando la religión es utilizada para hacer menos a las mujeres y lastimarlas en sus derechos o para oprimirlas o para subyugarlas, para mí, ése es un uso equivocado de la religión”.

La también coautora del libro Fast Forward: How women can achieve power and purpose, junto con Kim Azzarelli, admira a muchas mujeres cuyos nombres no se conocen: “Son mujeres que todos los días están al frente del cambio, que luchan en con­tra de la discriminación, que están a favor de la paz y que trabajan en temas de seguridad y que trabajan por crear empleos. Admiro a todas estas mujeres con las que he trabajado por décadas, quienes quizá no tienen nombres muy famosos, pero que hacen una diferen­cia increíble. Conozco a muchas muje­res mexicanas que están haciendo un extraordinario trabajo en periodismo en temas muy arriesgados, que llevan historias de lo que está pasando y que han sido atacadas por decir la verdad, por reportar la verdad, que son defen­soras de derechos humanos, quienes trabajan en temas de mujeres y contra el tráfico de humanos”.

Melanne también hace referencia a personalidades femeninas que par­ticipan en la política mexicana como Arely Gómez, procuradora general de la República, Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Relaciones Exteriores, y Rosario Pérez, presidenta y directora ejecutiva de Promujer, cuya labor, explica, ha sido muy destacada. “También conozco a celebridades como Salma Hayek, quien constante­mente habla sobre temas de violencia contra las mujeres y también ha sido vocera de Avon en estos temas”, comenta Verveer.

 

¿Y si hillary llegara a la presidencia?

De acuerdo con Melanee Verveer, si Hillary Clinton llegara a ser presidenta de Estados Unidos tendría que atacar varias áreas de oportunidad. “Hay muchos retos que ella tiene que afron­tar en su propio país, como mejores empleos, mejores ingresos, mejores condiciones para las familias, el costo de mejorar la educación de nuestros estudiantes, temas de mujeres sobre igualdad en el trabajo. Pero creo que uno de los más importantes es tener empleos mejor pagados, bien remu­nerados que le permitan a cada ame­ricano tener un tipo de vida como ha soñado. Y también hay retos alrede­dor del mundo que tienen que ver con el combate al terrorismo, asegurar la paz y la seguridad, que a todos nos gustaría ver obviamente en América; es un papel muy significativo que se juega en el mundo, y la naturaleza de ese liderazgo es muy importante…”

Y si ganara Donald Trump, ¿cómo impactaría en el tema de género? “Yo no quiero ir hacia ahí… Yo espero que eso nunca suceda”.

 

Lo que le diría a cualquier presidente

Hacia el final de la conversación, surge la pregunta a Melanne sobre cuáles podrían ser las recomendaciones al presidente de México, Enrique Peña Nieto, para mejorar las condiciones de las mujeres en el país.

Y ahí no se anda por las ramas: “Creo que ningún país quiere dejar atrás a su gente, y la población mexi­cana comprende de manera muy importante a mujeres y niñas que representan un enorme potencial para el presente y el futuro de Méxi­co. Si la economía es próspera, habrá progreso social…”

“Nosotros tenemos muchos retos en el mundo de hoy, hay retos que cada país tiene que confrontar, pero lo que nosotros tenemos que hacer es ver cómo vamos a crear más empleos, o cómo vamos a lidiar con la calidad de los gobernantes, luchando contra el crimen y la corrupción. Tú no puedes hacer esto si no sacas el potencial que tiene la gente. Lo que yo le diría a cualquier presidente es que apoyara, invirtiera y promoviera a las mujeres, que asegure la igualdad de derechos”.

Y, para que su mensaje vaya más allá de estas páginas, Melanne conclu­ye diciendo: “Señor presidente (Enri­que Peña Nieto), si usted quiere tener éxito, ésta es la cosa más inteligente que usted puede hacer”.

 

Un evento de y para mujeres

Debido a su éxito en la lucha a favor de las mujeres, Melanne Verveer será una de las exponentes en el próximo Women´s Forum for the Economy and Society que se llevará a cabo en México los días 27 y 28 de abril.

El evento, que tendrá lugar en el Hyatt Regency Polanco en la Ciudad de México, reunirá a más de 500 mujeres y hombres líderes de México, Estados Unidos y Europa, América Latina y el Caribe.

 

Siguientes artículos

peso-dolar-tipo-de-cambio
Peso y BMV retroceden en inicio de jornada
Por

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) registraba una caída de 0.56% a 45,028.88 puntos.