El Mundial de futbol es uno de los eventos deportivos más visto en el orbe y se ha convertido en el escaparte perfecto para que las empresas comercialicen sus productos.

 

 

 

Con una serie de anuncios en línea y campañas de video viral, Nike y Adidas dominan en la Copa del Mundo.  Euromonitor afirma que lo más atractivo en términos de ventas relacionadas con el evento son los jersey, zapatos y balones.

Pero  los bolsos, relojes y lentes de sol representan una parte importante en los ingresos. En 2013 este tipo de accesorios sumó más de 1,500 mdd para Nike, mientras que para Adidas las ventas representaron alrededor de 900 mdd.

Además, el patrocinio de los equipos nacionales les ha permitido lanzar ediciones especiales de mochilas y bolsas de lona, categorías en las que cuentan con muchos seguidores.

Entre las selecciones más destacadas patrocinadas por Nike se encuentran Brasil, Inglaterra y Portugal, mientras que Argentina, España y Alemania son de Adidas.

Pero no sólo Nike y Adidas están en la batalla. Hublot, fabricante de relojes, es el cronometrador oficial del Mundial, y lanzó a la venta el reloj oficial del evento: el Hublot Big Bang, disponible en edición limitada, pero más que el producto, la estrategia de marketing ha sido impresionante.

Y es que no todo se queda en la marca. Las personalidades del futbol son una pieza fundamental. En el caso de Hublot, tiene como figuras a la leyenda brasileña Pelé y al entrenador portugués José Mourinho.

Otra de las marcas de LVHM, Bvlgari, lanzó el reloj Octo Bi –Retro con los colores de la bandera de Brasil.

De acuerdo con Euromonitor, Nike y Hublot son las marcas que más sensibilizarán a los consumidores durante el certamen. Nike y Adidas se asocian con los equipos que llegan a las últimas etapas de la competencia; sin embargo, la asociación de Nike con el equipo anfitrión y los embajadores por los que la marca optó, le dan un plus.

Por otro lado, la asociación de Hublot con la FIFA le permitirá la expansión a mercados relativamente nuevos como Brasil, China, Hong Kong  y Singapur.

 

Personalidades, embajadores de las marcas

Entre las figuras por las que Nike apostó se encuentra el actual Balón de Oro, Cristiano Ronaldo;  el delantero brasileño Neymar, y el inglés Wayne Rooney.

Pero no son figuras exclusivas. Ronaldo es embajador de la marca de relojes Tag Heuer y  Neymar de  Police (lentes).

Por su parte, los anuncios de Adidas cuentan con la presencia del delantero argentino Lionel Messi, el medio alemán Mesut Özil y el delantero uruguayo Luis Suárez.

Todos ellos son considerados sinónimos de la identidad de su equipo nacional; así, las marcas canalizan el sentimiento patriótico evocado en el Mundial y cuentan con una excelente plataforma para llegar a los consumidores de Europa y Latinoamérica.

No sólo las grandes marcas aprovechan el evento. Algunos jugadores con sede en EU intentarán expandir sus operaciones a nivel internacional. Por ejemplo, relojes Ritmo firmó con tres jugadores brasileños;  la minorista de Internet Etsy, especializada en productos hechos a mano, ofrece bisutería con temas y colores alusivos a las selecciones.

 

Nike y Adidas, las ganadoras

La consultora  considera que si bien hay empresas que se encuentran bien posicionadas para tomar ventajas del certamen mundial, son  las firmas relacionadas con futbolistas de renombre las que podrían obtener los mayores beneficios en términos de crecimiento de ingresos.

Así, se estima que en 2014 Nike y Adidas registren crecimientos de dos dígitos en la venta de accesorios personales, algo inusual.

En el caso de Hublot se ve difícil que se vea un impacto inmediato en sus cifras; sin embargo, su apuesta es posicionarse en los mercados emergentes clave.

 

Siguientes artículos

El mercado está (más o menos) listo para la OPI de Alibaba
Por

Los inversionistas se dicen optimistas sobre el desempeño de las acciones del gigante chino de Internet, pero a la hora...