Adam Zeng, el CEO de ZTE Mobile Devices, charla en exclusiva con Forbes México acerca del plan que aplica en México para aprovechar su cercanía con Estados Unidos, y el español como llave a todo el mercado que se abre en el sur.

 

Por Pierre-Marc René

 

PUBLICIDAD

Adam Zeng es un chino que ama México y asegura que le encanta el futbol: su jugador favorito de todos los tiempos es Hugo Sánchez, sigue a la selección y tiene un ojo puesto en la trayectoria de Javier Chicharito Hernández.

El CEO de ZTE Mobile Devices dice que su objetivo es posicionarse en México con un agresivo plan de expansión. “Nuestro objetivo es muy claro: queremos estar en el Top 3 en este mercado. Queremos estar en el Top 3 en Estados Unidos y México, y luego en toda la región, desde el norte hasta el sur de América. Es un trabajo de largo plazo y una misión considerable, pero queremos realizarla rápidamente, lo más pronto posible. Ésta es la dirección en la que queremos ir, porque en todas las industrias, solamente las que están entre las tres primeras sobreviven”, explica en entrevista.

Para comenzar a posicionarse, ZTE firmó una alianza en Estados Unidos con la NBA. Oara promover sus teléfonos patrocina a los Rockets de Houston y a los Timberwolves de Minnesota. Y sigue negociando con otros equipos para estar ligados a sus marcas y a su afición.

Su alianza con la NBA podría ser la punta de lanza de ZTE para impulsar su nueva estrategia en México, ya que ZTE fue parte de las empresas patrocinadoras que negociaron para que se realizará un partido entre los Rockets y los Timberwolves en la capital mexicana.

Adam Zeng adelanta que ya está en negociaciones con otros deportes para asociarse con ciertos equipos. Esto incluye también pláticas con organizaciones del futbol mexicano.

“Queremos hacer lo mismo aquí en México [que en Estados Unidos]. Con nuestra nueva estrategia de ser Cool, Green and Open queremos ser dinámicos y jóvenes. Y para lograrlo tenemos que estar involucrados en el mundo del deporte. La relación de ZTE con el deporte puede ser una buena interacción. La opción aquí en México sería con un equipo de futbol”, reitera el directivo.

 

La estrategia

Adam Zeng explica que quiere impulsar su presencia en México, porque es la puerta de entrada al resto de América Latina, y debido a su cercanía con Estados Unidos es más fácil replicar sus estrategias aquí.

“Esto no quiere decir que no tenemos presencia en otros países. Por ejemplo, en Brasil somos el principal proveedor de tarjeta de datos. En Venezuela estamos en el Top 3 en la venta de terminales. Tenemos una fábrica en Venezuela. Este año, en Colombia crecimos 160% en smartphones. Nos estamos convirtiendo en el principal proveedor de celulares en ese país. También tenemos muy buena presencia en otros países como Chile, República Dominicana y Jamaica. Pero estratégicamente, México es el más importante para nosotros”, dice.

ZTE prefiere enfocarse en el momento en México, más que en Brasil. La razón es muy simple –explica Adam–: México es un socio comercial muy importante de Estados Unidos, y como el español es el idioma oficial, facilita la relación con los demás países de la región.

zte1

Un gran reto

A sus 41 años de edad es el directivo más joven de la empresa, y eso, como él mismo lo dice, se ve reflejado en su liderazgo en el equipo de ZTE, pues trae ideas nuevas, tiene una visión más dinámica en la toma de decisiones y busca acercarse más a los usuarios.

Platicando con Adam Zeng, uno se percata de la humildad de este empresario que estudió en la Universidad Tsinghua, el MIT de China, cuando apenas tenía 15 años. Estudió una licenciatura en físicas modernas aplicadas antes de realizar un MBA que terminó en 2007. Las telecomunicaciones y tecnologías son una pasión real para el empresario.

La visión que tiene Adam desde que entró a ZTE hizo que el fabricante chino esté tomando fuerza en las ventas de celulares en el mundo. De acuerdo con un análisis de Gartner, durante 2013 se vendieron 968 millones de smartphones en el mundo, esto fue 42.3% más de lo que se vendió en 2012.

Por primera vez en la historia, las ventas de smartphones representaron 53.6% de las ventas totales de móviles, superando la demanda de feature phones.

En total, sumando smartphones y feature phones (los básicos), Samsung sigue dominando la venta de teléfonos móviles, con 24.6% del mercado. Al cierre de 2013, Nokia estaba en segundo lugar, con 13.9% del total; en tercer lugar Apple, con 8.3%; en cuarto LG, con 3.8%, y en quinto ZTE, con 3.3%.

La visión de Adam parece tomar forma, pues la empresa ya alcanzó el quinto lugar en ventas en el mundo.

Las ventas de teléfonos del fabricante chino en México van aumentando, reitera Alfonso Wenqi, director general de ZTE México. Pasaron de 800,000 aparatos vendidos en 2008 a dos millones el año pasado.

Y la expectativa de Adam y su equipo en Plaza Carso es vender más de 2.5 millones de unidades este año.

La reforma en el sector de telecomunicaciones también podría servir para impulsar la marca china en el país que actualmente sólo genera entre 100 millones y 150 mdd anuales en ingresos, señala Alfonso Wenqi.

Adam Zeng confía en los proveedores que existen en el país, es decir, Telcel, Iusacell y Telefónica, que venden sus productos para que también promuevan más sus smartphones.

“Creemos que podemos tener éxito aquí en México con nuestros productos y equipo”, asegura. Samsung y Apple siguen dominando el mercado internacional, pero los fabricantes chinos, Huawei, Lenovo y ZTE, ya están tomando fuerza, de acuerdo con un reciente análisis de la firma IDC.

No obstante, la nueva misión de Adam es optimizar sus aparatos que tienen más éxito. Para ello, los equipos de ZTE en los 18 centros de investigación y desarrollo y seis centros de diseño en el mundo trabajan para mejorar los modelos del fabricante.

ZTE abrió recientemente un centro de investigación y desarrollo en Canadá, tras contratar ingenieros y diseñadores del fabricante canadiense BlackBerry. Adam Zeng dijo recientemente a The Wall Street Journal que su empresa continuará reclutando talento entre sus competidores.

La empresa cuenta con seis centros de diseño en el mundo, y desde septiembre ingenieros mexicanos trabajan en el nuevo laboratorio de ZTE en Plaza Carso, en la Ciudad de México.

Adam Zeng indica que este laboratorio trabajará principalmente en los procedimientos de homologación de los productos en el país, para que sus smartphones puedan funcionar sin alterar las redes de transmisiones de los proveedores de telefonía móvil, como Telcel, Iusacell y Telefónica.

El laboratorio es parte de la primera fase de expansión de la empresa en México que necesitó una inversión de 2.5 mdd. Ahí se piensa tener más espacio eventualmente para trabajar en software.

Pero en una primera etapa el laboratorio en la Ciudad de México permitirá a ZTE mejorar su servicio a los usuarios al diagnosticar las fallas y problemas de sus aparatos en el país, en lugar de mandarlos a China.

Asimismo, Adam Zeng considera que será una manera de hacer eficientes sus actividades y acercarse a los usuarios mexicanos.

También se planea eventualmente desarrollar teléfonos exclusivos para el mercado local que responderán a las necesidades de los proveedores y usuarios en México, en diseño y programas.

“Queremos realizar la comercialización de nuestros productos para el mercado mexicano desde aquí”, afirmó.

Para los más de 200 empleados que laboran en las oficinas de ZTE en Plaza Carso, esta nueva etapa del fabricante de teléfonos celulares en México marca el principio de una agresiva batalla para implantar la marca en el mercado local.

Y en la elegante Plaza Carso, chinos y mexicanos dejan de lado la corbata y el saco para integrarse a ese mercado joven y dinámico abierto a probar nuevas tecnologías, un segmento que ZTE Mobile Devices busca conquistar.

 

Siguientes artículos

El México invisible
Por

La intención de tomar un nuevo curso legal en todo México representa grandes daños económicos a ciertos grupos que pierd...