Las revistas tradicionales se forman con contenido plano de una redacción; las digitales se forman con contenido hipertextual que se crea para la web.

 

 

El universo de publicaciones y productos editoriales es muy amplio y va más allá del libro: las revistas son una parte importante de ese ecosistema y han sido unas de las más afectadas por Internet en la última década, pero también las que más rápido se han adaptado a los canales digitales.

PUBLICIDAD

Hace algo más de una década, los blogs comenzaron a popularizarse como una forma de publicar y compartir contenido, marcando el inicio de la llamada “web 2.0” o “web social”, en que la creación de contenido para medios digitales ya no requería de conocimientos tecnológicos profundos.

El impacto de los blogs para la creación de publicaciones periódicas es innegable: el blog BoingBoing ha superado su origen como un fanzine impreso para convertirse en uno de los sitios con más tráfico en el mundo, con más de 2.5 millones de visitas únicas mensuales y más de 9.7 millones de páginas visitadas al mes. BoingBoing es también un negocio rentable que desde 2010 da ganancias por arriba del millón de dólares anuales.

La llegada de las tabletas digitales también ha sido un cambio importante para el mundo de las revistas. Cuando se presentó la primera generación del iPad, Rupert Murdoch, dueño de varias cadenas de medios, dijo que las tabletas abrirían nuevas oportunidades para los medios impresos, algo que en realidad no sucedió o todavía no sucede.

Los casos estudio en este ámbito demuestran algo claro: para que una publicación digital sea exitosa debe desprenderse de las ideas preconcebidas de sus contrapartes impresas. Mientras plataformas como Zinio promueven revistas auto contenidas que se pagan y descargan mensualmente, plataformas como Flipboard y Medium ofrecen contenido nuevo de manera constante. Las revistas tradicionales se forman con contenido plano de una redacción; las digitales se forman con contenido hipertextual que se crea para la web.

Internet ha cambiado la manera en que los lectores buscan y compran contenido. Las revistas digitales que han sido exitosas lo han logrado cambiando tanto su formato como su modelo de negocio; esto aplica también para otras publicaciones como los periódicos, pero ése es un tema para otro día.

Las revistas, como publicaciones periódicas, al cambiar a digital se vuelven publicaciones instantáneas conectadas con el enorme e interminable flujo de información que se produce en la web. Éstas deben cambiar para ajustarse a las necesidades de sus lectores y cumplir su objetivo de informar y entretener a sus lectores donde sea que éstos estén.

 

 

Contacto:

Correo: contacto @tesseractpages.net

Twitter: @TesseractPages

Página web: Tesseract Pages

Blog: Tesseract Pages

Facebook: Leyendo más

Correo: [email protected]

Twitter: @mauricioangulo

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Televisa vende participación de Iusacell a Grupo Salinas
Por

Ricardo Salinas Pliego, que tiene de nuevo el 100% de Iusacell, dijo que anunciará un “socio estratégico” para la compañ...