El presidente Donald Trump llamó al periodista Bob Woodward preocupado por la publicación de un nuevo libro sobre él titulado “Fear: Trump in The White House” en el que se cuentan varios episodios del actual presidente de los Estados Unidos.

Woodward grabó la llamada con el permiso de Trump y CNN obtuvo una transcripción completa.

De acuerdo con la llamada, Woodward explicó que está decepcionado de que Trump no se sentara a una entrevista para el libro y dijo que hizo varias solicitudes.

“Es realmente malo, porque nadie me lo contó”, contestó Trump. “Sabes que soy muy abierto a ti. Creo que siempre has sido justo”.

PUBLICIDAD

También puedes leer: Trump pide revisar licencias de CNN y NBC por su línea editorial

Woodward le dijo al presidente que solicitó una entrevista a través de unas seis personas. “Lamento haber perdido la oportunidad de hablar sobre el libro”, dijo Woodward, y agregó: “Maximicé mi esfuerzo”.

Durante la llamada, Trump le pidió a Woodward decirle con quien había hablado y el periodista le dijo que con Kellyanne (Conway), el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah o el senador (Lindsey) Graham.

“El senador Graham realmente lo mencionó rápidamente en una reunión”, dijo Trump. “Eso es verdad. Eso es verdad”.

Trump se quejó de que Woodward no lo contactó directamente. “Hubiera sido agradable, Bob, si me llamaras en mi oficina. Quiero decir, tengo una secretaria. Tengo dos o tres secretarias… Vamos a tener un libro muy inexacto, y eso está muy mal”, dijo Trump.

Woodward respondió de inmediato, “No, va a ser exacto, lo prometo”.

 

Un libro incomodo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó en la primavera del año pasado la redacción de una carta de retiro del país del TLCAN, pero sus asesores tomaron acciones para detenerlo por temor a que provocará una crisis económica y de relaciones exteriores.

Los detalles de la revelación fueron incluidos en el nuevo libro “Fear: Trump in The White House”.

“¿Por qué no lo hacemos? Haz tu trabajo”, dijo Trump a uno de sus ayudantes, Rob Porter.

“Bajo órdenes del presidente, Porter redactó una carta de notificación retirando a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Pero él y otros asesores temían provocar una crisis económica y de relaciones exteriores”, según un recuento del Post.

Porter decidió consultar con Gary Cohn, director del Consejo Nacional Económico (NEC) de la Casa Blanca.

De acuerdo con Woodward, Cohn respondió: “Puedo detener esto. Simplemente voy a quitar la notificación de su escritorio”.

Cohn, de acuerdo con el libro, había tomado una acción similar cuando Trump planeaba abandonar el Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur

Miembros del equipo de Trump temían que el fin del acuerdo con Corea del Sur pusiera en riesgo un programa secreto de seguridad nacional para detectar el lanzamiento de misiles de Corea del Norte en siete segundos.

Cohn robó la carta de Corea del Sur para que Trump no pudiera firmarla. “No iba a dejar que la viera. Nunca va a ver ese documento. Tengo que proteger al país”, dijo Cohn a uno de sus colaboradores.

Al final, Trump no abandonó ni el tratado de libre comercio con Corea del Sur ni el TLCAN. El 27 de agosto pasado llegó a un acuerdo bilateral con México y mañana miércoles reanuda las conversaciones a nivel ministerial con Canadá.

La administración Trump envió el viernes pasado al Congreso la notificación oficial con la intención de firmar en 90 días el acuerdo comercial con México y, en su caso, con Canadá.

Aunque Trump habló de la posibilidad de rebautizar al TLCAN en caso de no lograr un acuerdo con Canadá, legisladores republicanos y demócratas han mantenido la presión para que el acuerdo comercial mantenga su carácter trilateral con Estados Unidos, México y Canadá.

 

Trump y el presidente de Siria

Donald Trump quiso organizar el asesinato de su par sirio Bashar al-Assad el año pasado, pero su secretario de Defensa ignoró la solicitud, según el nuevo libro de Watergate Bob Woodward.

Según el libro, Trump le dijo al secretario de Defensa, Jim Mattis, que quería mandar a asesinar a Assad después de que el presidente sirio lanzó un ataque químico contra civiles en abril de 2017.

Mattis le dijo a Trump que “trabajaría en ello”, pero en su lugar desarrolló un plan para llevar a cabo un ataque aéreo limitado que no amenazó personalmente a Assad. El secretario de Defensa aseguró posteriormente a colaboradores que Trump actuó como “un estudiante de quinto o sexto grado”, según el libro.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre este u otros aspectos de los extractos del libro. El Pentágono, en tanto, se negó a referirse al asunto.

Con información de agencias.

 

Siguientes artículos

Trump pide revisar licencias de CNN y NBC por su línea editorial
Por

Donald Trump ha criticado con frecuencia a los medios estadounidenses por lo que considera una cobertura injusta sobre s...