El Nintendo Wii U no recibió la atención y éxito que merecía. Esto es un consenso popular que pocos querrían contradecir. Aunque la mayoría de los títulos que realmente explotaron el potencial de su hardware fueron los lanzamientos desarrollados por Nintendo, también hubo una larga lista de juegos de terceros con propuestas interesantes y originales. Una de las joyas del Wii U que no recibió justicia fuera de Japón fue Tokyo Mirage Sessions ♯FE, que este mes ha sido relanzado a nivel mundial de forma extendida y mejorada para el Nintendo Switch.

Tokyo Mirage Sessions ♯FE Encore es la nueva versión de una extraña colaboración entre Atlus y Nintendo, que vio la luz originalmente en 2015 para el mercado japonés y en 2016 para el global, ya en el ocaso de vida del Nintendo Wii U. Afortunadamente, los fans de los juegos de rol de estilo japonés y del J-pop ahora podrán darle una oportunidad a esta joya dentro de su nicho.

Este inesperado juego es un crossover entre dos de las series más famosas y aclamadas de los RPG de estilo japonés: Shin Megami Tensei, de Atlus, y Fire Emblem, de Nintendo. A pesar de que el juego se alimenta de elementos de ambas series, Tokyo Mirage Sessions funciona perfectamente como un título independiente, con una historia y premisa más bien originales que se sostienen por mérito propio. Este título puede ser jugado perfectamente sin necesidad de conocer Shin Megami Tensei o Fire Emblem, ya que la integración de estas series se hace mediante el uso de alguno de sus personajes de forma secundaria.

Al ser un juego de rol de estilo japonés, Tokyo Mirage Sessions echa mano fuertemente de sus elementos narrativos, de forma que nos hace sentir que estamos viendo un anime. La premisa del juego sonará absolutamente rara y estrafalaria para quienes no acostumbran estos juegos: nos ubicamos en el Tokio contemporáneo, donde tomamos el lugar de Itsuki Aoi, un joven común y corriente que se ve envuelto en un conflicto interdimensional cuando su mejor amiga, que sueña con convertirse en una idol, o estrella pop japonesa, es secuestrada por seres de otro mundo llamados Mirages.

El mundo en Tokyo Mirage Sessions se divide en dos planos, el mundo físico en el que viven los humanos, y un plano místico llamado Idolaspheres, de donde proceden los Mirages. Estas criaturas han llegado a la dimensión de los humanos en busca de una energía conocida como Performa, que se manifiesta mediante las expresiones artísticas y creativas de los humanos. Como era de esperarse, no todos los Mirages son malévolos, sino que también hay algunos benévolos, que se alían con los humanos para ayudarles a combatir a sus enemigos y salvar el mundo. Algunos de los Mirages de la historia son en realidad personajes de Shin Megami Tensei o Fire Emblem, y esto es el corazón del crossover. 

Toda esta extraña premisa es perfecta para centrar la historia en una agencia de talento llamada Fortuna Entertainment, que tiene una doble misión: descubrir, desarrollar y promover a las futuras estrellas pop, y combatir la amenaza de los Mirages. Conforme avanza la historia iremos formando nuestro grupo de aliados para enfrentar a nuestros enemigos interdimensionales mediante batallas por turnos que retoman los elementos clásicos de los RPG japoneses. Ésta es una de las fortalezas del juego, ya que su sistema de batallas es robusto y profundo, con una gran cantidad de combinaciones y variables que hacen de los ataques, hechizos y rituales un verdadero reto. Quienes sean fanáticos de estos juegos, encontrarán altamente entretenido el sistema de combate, pero los demás pasarán un rato de frustración intentando comprender qué sucede.

Aunque el apartado gráfico no es uno de los puntos más brillantes de los juegos del estilo, Tokyo Mirage Sessions ♯FE Encore puede llegarse a ver algo viejo. No es que la versión tenga problemas técnicos o de resolución: tanto en la pantalla del Switch como en la televisión todo se ve perfecto, sin embargo, el modelado de los personajes y el mundo, no se ve como los RPG más modernos. Fuera de eso, la adaptación funciona de maravilla. Es admirable que lograron adaptar la interfaz para no necesitar del pad del Wii U.

Definitivamente, Tokyo Mirage Sessions ♯FE Encore no es un juego para todos los gustos, no tanto por su calidad, sino por la especificidad de sus elementos. Quienes no estén acostumbrados a los RPG de estilo japonés pasarán un largo rato preguntándose el porqué de sus extravagantes decisiones estéticas, pero quienes ya estén iniciados, muy probablemente lo amarán y se encontrarán cantando su pegajoso soundtrack de J-pop. Este relanzamiento es una merecida segunda oportunidad para un juego que fue víctima de circunstancias ajenas a su desarrollo, y que seguramente encontrará una recepción calurosa de los fans.

 

Contacto:

Twitter: @IrvingPeres

Correo: [email protected]

Podcast: El Beastcast

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Te recomendamos: Playdoit: El casino en línea que cambió las reglas del juego

 

Siguientes artículos

créditos Covid
Reembolso de créditos de apoyo por Covid-19 inicia última semana de agosto
Por

El gobierno ha otorgado créditos por 25,000 pesos a 920,779 beneficiarios y empresas; los primeros en recibirlo ya deber...