A 20 minutos del corazón de Munich está otra pe­queña ciudad que los turistas no visitan muy a menudo. Se trata de una ciudad universitaria que alberga a la Universidad Técnica de Múnich, cuyos edificios componen algunos de los más importantes semilleros de emprendimiento a nivel nacional.

Alemania es uno de los países líde­res en la aplicación del modelo de edu­cación dual, con el que los estudiantes aprenden oficios y tienen oportunidad de entrenarse en las empresas.

En otras palabras: los estudiantes se educan a medida de las necesidades laborales. Sin embargo, el edificio Un­ternehmerTUM concentra un nuevo modelo de emprendimiento basado justo en el principio de la educación dual, sólo que son las startups las que se aceleran a modo de las necesidades de la industria. Las grandes compañías ayudan a fondear a los emprendedores con ideas vanguardistas.

Por ejemplo, si BMW necesita startups de tecnología relacionada con vehículos autónomos, puede invertir en startups que desarrollen software y aplicaciones con miras a hacer nego­cios más adelante.

PUBLICIDAD

Baviera, cuya capital es Múnich, es la región económica más importante de Alemania, sobre todo en materia de productividad industrial. Este estado alemán, de apenas 70,000 kilómetros cuadrados, aporta 18% del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía más fuerte de Europa.

Entre 2002 y 2012, cuando el mundo se sumió en la crisis financiera más severa desde la Gran Depresión, el PIB del estado de Baviera creció 18%, de ahí la importancia que se da al desarrollo de nuevas empresas sanas que aporten nuevas ideas y productos, o bien, que sean proveedoras de las empresas líderes.

En este sentido, tan sólo Múnich genera 20,000 nuevas empresas cada año, las cuales se caracterizan por su índice alto de supervivencia.

“En la ciudad se piensa que hay po­cas compañías nuevas porque el costo de fracasar es demasiado alto”, señala Christoph Haider, jefe de Comunica­ción del Departamento de Empleo y Desarrollo Económico de Múnich.

El departamento calcula que hay 94,600 compañías grandes basadas en Múnich con posibilidad de fondear a startups.

También puedes leer: Las 12 mejores escuelas de tecnología e ingeniería en el mundo

Un espacio joven

En la cafetería del UnternehmerTUM hay tres o cuatro opciones de menú, todas están acompañadas de música, bancas de madera y frascos reciclados con flores sobre las mesas; el edificio es en sí mismo un ecosistema de gente joven creando cosas nuevas.

El menú varía, hay una opción con carne, otra vegetariana con quesos y una vegana. Las preferencias y exigen­cias del consumidor en Alemania están todavía lejos del escenario latinoame­ricano, incluso, la tradicional Fanta tiene un color amarillo tenue, lejos del naranja encendido que se acostumbra del otro lado del Atlántico.

“Hay un gran desarrollo de com­pañías en términos de alimentos y las restricciones para producir con ingre­dientes sintéticos son altas. Existen en Alemania muchas compañías refres­queras locales que envasan bebidas con ingredientes naturales”, comenta Christian Weber, director ejecutivo de la Representación del Estado de Baviera en México.

El centro fue fundado en 2002 por la emprendedora Susanne Klatten, quien es supervisora asociada y presidenta del UnternehmerTUM. Es el más grande centro de innovación y creación de negocios en Europa y tiene más de 70 empleados. Alrededor de 1,000 emprendedores acuden cada año a tomar lecturas, seminarios y pro­gramas especiales, adicionalmente hay un programa que acelera a 50 startups.

A diferencia de la universidad o los organismos gubernamentales, el UnternehmerTUM está organizado en cuatro compañías. El área de entrena­miento y capacitación, el programa de aceleración, el fondo venture capital y el makerspace, un espacio donde pue­den trabajarse prototipos en distintos materiales.

También puedes leer: Las 20 escuelas de negocios más vanguardistas de América Latina 

Emprendedores en serie

La compañía UnternehmerTUM GmbH ofrece entrenamiento para que los estudiantes y los investigado­res puedan incursionar en el mundo empresarial con la creación de sus prototipos.

Por su parte, el UnternehmerTUM Pojekt GmbH maneja el programa de aceleración de startups. En éste, los fundadores y colaboradores de compañías nuevas cuentan con acceso a ecosistemas de alta tecnología, men­tores expertos y socios industriales, además de que tienen a su disposición un presupuesto de 25,000 euros por empresa por un periodo de cinco meses.

Este proyecto vio la luz en 2014 con BMW como socio principal, sin embargo no es la única compañía que tiene contacto con el centro, también existen proyectos que cuentan con apoyo de otras de las grandes em­presas de Alemania, como Siemens, Bosch o incluso gigantes como Microsoft o Amazon.

Holger Anderson cuenta con una oficina que su compañía, Erghis comparte con otra firma de reciente creación. El chico quizá aún no cumple 30 años, pero la tecnología que desarrolló consiste en un dispositivo que se coloca sobre las pantallas táctiles y permite realizar movimientos para acercar y alejar la imagen, así como navegar entre las di­ferentes aplicaciones y archivos, todo sin tocar para nada la pantalla.

La escena de demostración es simi­lar a lo que ocurre en la película Mino­rity Report, donde Tom Cruise es un policía del futuro y navega con un par de guantes especiales entre diferentes monitores sin siquiera tocarlos.

En el caso de Erghis no se necesi­tan guantes. “Imagina que en una cirugía un médico quiere hacer zoom en una imagen tomada con una cámara microscópica. Un médico en plena cirugía no puede tocar monitores, dejaría sangre por todos lados, este dispositivo permitirá que los dispositivos ni siquiera deban ser tocadas para realizar acciones”, afirma Holger, de Erghis.

Cualquiera pensaría que ese es un proyecto a la medida para el sector de dispositivos médicos, pero el socio de la compañía es justamente BMW, quizá los autos del futuro puedan con­ducirse o recibir órdenes con el movi­miento de la mano, sin tocar nada.

Los rubros de desarrollo son distintos, por ejemplo, la startup Iuvas desarrolló una membrana que se introduce en los vasos e impide que las personas lesionadas del cuello o espalda se lastimen al beber líquidos. También está Nuclino, fundada por Björn Michelsen, la cual ayuda a las marcas a crear contenido a través de motores de búsqueda y big data.

La tercera compañía que com­pone al centro es el Unternehmer­TUM- Fonds Management GmbH: se trata del organismo que controla un fondo de 25 millones de euros para el financiamiento de las empresas aceleradas; una de las características más buscadas para obtener financia­miento es que tengan potencial de internacionalización.

 

El paraíso de los creativos

La cuarta compañía es el MakerS­pace GmbH, que es un conjunto de estaciones de desarrollo de prototi­pos donde se permite a los empren­dedores trabajar con materiales como madera, metal y tela. Incluso cuenta con unidades de impresión tridimensional.

Phill Handy es el encargado de este enorme taller y tiene un lema: “puedo enseñar a cualquier em­prendedor a construir un prototipo en cualquiera de las estaciones en menos de seis horas”.

Handy afirma que los emprende­dores no sólo deben contar con ideas, sino con claros diagramas mentales de cómo lucen sus prototipos.

“Siempre recomendamos empezar por la madera, si echas a perder un trozo de madera se van 25 centavos a la basura, pero si logras materializar tu producto habrás ganado mucho.”

Los talleres y herramientas varían, se pueden encontrar desde soldadoras, máquinas de corte industrial, madera, telas, máquinas de coser (para producir mayormente wearables), hasta la estación que permite crear prototipos multipie­zas con impresión tridimensional a partir de polvo de plástico.

“Tan sólo esta pequeña estación cuesta un cuarto de millón de euros, usamos los recursos de manera inteligente y buscamos que los em­prendedores tengan a la mano todas las herramientas necesarias para materializar sus ideas; hay casos en los que tenemos prototipos exitosos y complejos que toman dos semanas de desarrollar, el trabajo aquí permi­te visualizar las ideas en productos materiales”, explica Phill Handy.

Entre México y Múnich hay una distancia de cerca de 10,000 kilóme­tros, pero en términos de modelos de emprendimiento el país podría estar mucho más lejos.

En la antesala de la expo Hecho en Alemania, que se celebró a mediados de junio en la Ciudad de México, Gerhart Reuss, el coordinador del evento, señaló que el modelo de edu­cación dual debe ser una prioridad en México, pues contar con talento capacitado es uno de los factores de más peso para el establecimiento de las compañías.

“Cuando se instauró Volkswagen en México sacamos a la gente del campo para trabajar en las fábricas, ahora hay muchos jóvenes en las escuelas, hay que asegurarnos de que tengan una preparación que embone con la oferta laboral. Lo mismo ocurre con los emprendedores, las ideas pueden ser disruptivas y crear cosas que aún no existen, pero también debe haber empresas que puedan integrarse al ecosistema empresarial existente”, explicó.

Las empresas alemanas aportan 8% del PIB en México, la inversión de este país alcanzará 15,000 millones de dólares durante el sexenio, con lo cual se prevé generar 150,000 empleos directos e indirectos. Mucha de esa inversión se ejerce en la industria automotriz. Al respecto, Christian Weber declaró a forbes méxico en un encuentro con delegados de Baviera que la oferta de proveedores nacionales también será crucial para la relación de inversión de compañías alemanas en México.

“El reto mayor de México tiene que ver con temas como energía y me­dio ambiente, y con el hecho de que las empresas están acostumbradas a que el gobierno invierta… la inversión debe ser conjunta. El otro reto es generar cadenas de proveeduría: para aprovechar todas las ventajas para exportar necesitan contenido local; el reto es completar la cadena con proveedores mexicanos”, afirma.

 

Siguientes artículos

Gobierno de Quintana Roo incauta automóviles de Uber
Por

Las autoridades del estado aseguran que Uber está ofreciendo servicios de transporte en forma ilegal. La compañía dijo q...