Con una fuerte presencia en Latinoamérica, Takeda, una de las mayores farmacéuticas de Japón, ofrece productos para padecimientos gastrointestinales y oncológico en Centroamérica y el Caribe. Con un portafolio de medicamentos innovador, este laboratorio le ha ido ganando terreno a los fármacos genéricos en los mercados emergentes.

Centroamérica y el Caribe representan un mercado de 1,600 mdd para la farmacéutica de origen japonés, y como región significa el tecer mercado más importante en Latinoamérica, refiere Mario Sánchez, director comercial y de exportaciones de Takeda México.

Para la farmacéutica, el mercado latinoamericano es uno de los más importantes a nivel mundial en donde tiene presencia.

El istmo participa con 26% de los ingresos totales de la compañía en el mundo y opera en 19 países, entre los que destacan México y Brasil, en donde opera sus centros de producción y desde donde realiza la exportación a otros países del continente.

PUBLICIDAD

“En particular, Centroamérica y el Caribe constituyen una región estratégica y muy importante para Takeda”, señala Sánchez.

También puedes leer: La empresa que hace dinero con medicamentos que otros no quieren

Takeda se ha dado a la tarea de identificar características de cada uno de los países de esta región, pues cada uno es distinto en operación, comenta el ejecutivo.

Con el objetivo de potencializar su crecimiento y desarrollar su negocio en la región, Takeda realizará un estudio que determinará las características biológicas de los pacientes de Centroamérica y el Caribe, con el propósito de generar prescripciones y medicamentos adecuados a su genética.

El laboratorio japonés ha ganado una importante presencia en países como Guatemala, República Dominicana, Costa Rica, Jamaica, Barbados, Panamá, Nicaragua y Honduras, en donde la competencia con los medicamentos genéricos es importante, de donde se estima obtiene alrededor de 8% de sus ingresos originados en Latinoamérica.

A nivel regional, los medicamentos genéricos, representan 54% del mercado farmaceútico en Centroamérica y el Caribe, mientras que los de patente participan con 39%. El resto del pastel lo tienen repartido las droguerías locales, que son los establecimientos tradicionales de medicina que todavía tienen una presencia importante en la región, sobre todo en zonas apartadas de las grandes ciudades.

Centroamérica tiene una alta incidencia en enfermedades como diabetes y cáncer, mismas que aumentan a tasas de 10% cada año. En este sentido, Takeda ha observado una oportunidad para ampliar su presencia en la zona y ofrecer productos innovadores a precios accesibles, que son su principal herramienta para competir frente a los productos conocidos como genéricos.

grafico_formula_asiatica

 

Siguientes artículos

Vivienda (ahora sí) para los que menos tienen
Por

Los institutos de vivienda celebraron convenios que impulsan a agencias activas en materia de autoproducción y autoconst...