EFE).- La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) incluirá este año por primera vez un nuevo escenario de alta inflación en sus test de estrés bancarios anuales, que miden la capacidad de los grandes bancos del país de resistir una recesión.

El “impacto de mercado preliminar”, como se denomina a este nuevo componente que incorporarán los test del banco central estadounidense, se aplicará solo a los bancos que se encuentran en la lista de instituciones “sistémicamente importantes a nivel mundial” (G-SIBs, en inglés).

Entre estos se encuentran Wells Fargo, Bank of America o Morgan Stanley, por citar algunos.

Te recomendamos:
Presidente de la Fed insiste en que es necesario seguir elevando los tipos de interés

Este año, la Fed ha decidido que el “impacto de mercado preliminar” contemple un escenario de recesión menos severo que el que se incluye en su escenario adverso base, pero en el que las presiones inflacionarias son más elevadas debido a las expectativas de la población.

Por contra, en su escenario adverso base y al que se enfrentarán todos los bancos analizados, el desempleo crece hasta un máximo del 10 % en el tercer trimestre de 2024, mientras que el PIB cae un 8,75 % desde sus niveles actuales, lo que contribuye a aliviar las presiones inflacionarias.

Los test de estrés de la Fed tienen una gran importancia para los bancos estadounidenses ya que determinan el capital que deben disponer para hacer frente a posibles emergencias.

En este sentido, el “impacto de mercado preliminar” no afectará los requisitos de capital de los bancos, pero sí que servirá para ayudar al banco central a decidir si debe utilizar diferentes escenarios adversos en sus test futuros.

Lee más:
Peso y bolsa pierden en sesión marcada por comentarios de funcionarios de la Fed

El riesgo de que las expectativas de la población sobre la inflación se “desanclen” de las cifras reales es una de las principales razones citadas por la Fed para continuar con sus agresivas subidas de tipos de interés, que buscan frenar un desbocado aumento de la inflación en el país.

Controlar el aumento de los precios cuando la población piensa que será más elevado del que es realmente -y actuando en consecuencia, por ejemplo, gastando más de lo esperado- sería más difícil que estimular la economía en un escenario de recesión, ha defendido en varias ocasiones el presidente de la Fed, Jerome Powell.

Con sus subidas de tipos, que encadena desde marzo del año pasado, el banco central estadounidense ha logrado moderar la inflación hasta una tasa del 6,5 % en diciembre -llegó a alcanzar el 9,1 % en junio- mientras se mantienen los altos niveles de empleo.

La tasa aún se encuentra lejos, sin embargo, del objetivo del 2 % del organismo.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

 

Siguientes artículos

peso-séptima-alza
Peso gana fuerza tras incremento de tasas del Banxico; BMV retrocede
Por

El peso culminó la sesión en 18.77 por dólar, con una ganancia del 0.84%; en tanto, el referencial índice accionario S...