Para subir las tasas de interés, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) debe adoptar enfoque cauteloso ante los riesgos internacionales, como la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, y los domésticos, como un freno en las contrataciones, pues sin la certeza de que sigue la expansión económica se corre el riesgo de tomar una decisión equivocada, dijo la banquera central Janet Yellen.

De acuerdo con discurso preparado para su presentación de este miércoles ante la Comisión de Bancos del Senado, para explicar las últimas decisiones monetarias de la Fed, Yellen explicó el primer ciclo de ajuste monetario de EU en 10 años, realizado en diciembre pasado,  fue resultado de la desaceleración del crecimiento doméstico al comienzo del año y de una serie de eventos internacionales que incluyeron preocupaciones sobre la economía de China y el colapso del precio del petróleo.

Sin embargo, dijo que aún perduran algunas condiciones de peligro como para disponer una segunda alza de tasas, por lo que antes de llevar a cabo una nueva subida, la Fed tiene que estar segura de que el crecimiento económico estadounidense ha repuntado, que las contrataciones siguen encarriladas y que el mundo evita la potencial perturbación que podría un triunfo del “Brexit” el próximo jueves.

“El ritmo de mejora en el mercado laboral estadounidense parece haberse moderado más recientemente, sugiriendo que nuestro enfoque cauto (…) sigue siendo apropiado”, dijo Yellen.

PUBLICIDAD

Por ello, señaló que proceder con cautela con las subidas de tasas permitirá mantener en su lugar el respaldo monetario al crecimiento económico, mientras se evalúa “si el crecimiento retorna a un ritmo moderado, si el mercado laboral seguirá fortaleciéndose, y si la inflación continúa haciendo avances”.

Yellen dijo, en la sesión de preguntas y respuestas con los legisladores, que el triunfo del Brexit podría generar un período de “volatilidad financiera en los mercados que afectaría negativamente” a la economía de EU.

En su última conferencia de prensa, después de anunciar la decisión monetaria de la Fed, la banquera central de EU mencionó que la tasa objetivo podría mantenerse baja “por algún tiempo”, esto debido a que economía global no avanzaba como se esperaba, así como por la baja productividad en Estados Unidos y otros factores que mantienen las tasas de interés acotadas a largo plazo,

Las actuales proyecciones de los responsables de la Fed prevén dos incrementos de tasas este año y tres en 2017 y también en 2018, un ritmo menor que el que anticipaban en marzo.

La Fed enfrentó críticas del Congreso por su manejo de cuestiones como una filtración de información sensible hace algunos años y, más recientemente, por temas de ciberseguridad tras el robo de 81 millones de dólares de una cuenta del banco central de Bangladesh en el banco de la Fed de Nueva York.

 

Siguientes artículos

Renuncia de Manlio es renovación, no golpe al gobierno de EPN: Meade
Por

La salida de Beltrones de la dirigencia del PRI es una renovación como la que necesita todo proceso electoral, destacó e...