DW.- Photokina, la feria comercial más grande del mundo en materia de fotografía e imagen, “ya no es lo que era” se escucha de los visitantes. Lo que quiere ser un reproche, resulta que explica perfectamente el giro que ha dado esta feria, afirma la directora de la Feria de Colonia (Kölnmesse), Katharina Hamma. Un cambio que, en gran parte, era buscado. El mercado de la fotografía hace tiempo que se ha abierto a todo tipo de modalidades de imágenes. “Imaging unlimited”, un nuevo e ilimitado torrente de imágenes es el nuevo sello de la feria con sede en Colonia; “Crear, descubrir, conectar” son las palabras de su eslogan.

Desde hace muchos años, cada vez acuden menos expositores del sector tradicional de la fotografía y de la industria proveedora a Photokina. Por eso, los creadores de la feria intentan atraer también a expositores de otros ámbitos. Este año es el primero que cuenta con la presencia del consorcio chino de telecomunicaciones y smartphones, Huawei. También se ha sumado el especialista alemán en tecnología de sonido, Sennheiser. Huawei y el fabricante alemán de cámaras, Leica, se han unido para convencer a los compradores potenciales de sus smartphones con una calidad de imagen mejorada en sus fotos y videos. Sennheiser, por su parte, ofrece soluciones de micrófonos y audio para videos de teléfonos inteligentes.

33 años de sismos vistos desde la óptica analógica y digital

PUBLICIDAD

La juventud en primera plana

Photokina tiene que rejuvenecer por obligación, ya que hace tiempo que los usuarios jóvenes de smartphones, que no dejan de colgar fotos y videos por doquier, se convirtieron en un importante grupo objetivo. Por el contrario, las cámaras clásicas tienen que lidiar con una situación cada vez más difícil. De hecho, en los últimos 4 años, las ventas se han reducido prácticamente a la mitad.

Hace solo 10 años, las cámaras digitales fueron el gran éxito. Pero este año, la Asociación de la Industria Fotográfica de Alemania (PIV, por sus siglas en alemán), cuenta con vender solo 2.35 millones de cámaras, lo que representa 12% menos que en 2017. Con estos datos, este sería el primer año que se facturan menos de 1 millones de euros en cámaras.

Imágenes de mejor calidad gracias a la inteligencia artificial

Por otro lado, el negocio de las cámaras instantáneas de toda la vida está de moda. Solo este año se calcula que se venderán unas 570,000 unidades. No obstante, esta cifra, que se traduce aproximadamente en 45 millones de euros, solo supone un pequeño trozo del pastel de 20,000 millones de euros del negocio total de la industria, que Rainer Führes, presidente de PIV, denomina el “mercado de la imagen”.

En este mercado integral, Führes incluye todo tipo de accesorios, soportes de memoria, álbumes de fotos, videocámaras, impresoras y smartphones. El mercado integral alcanza ahora lo que hace aproximadamente un año se vislumbraba con los teléfonos inteligentes como el Huawei Mate 10. Gracias a chips integrados de inteligencia artificial (IA), se realizan fotografías mejoradas en las que la cámara reconoce motivos comunes, añade zonas de la imagen que faltan o enfoca objetos en movimiento. El procesamiento y la mejora de la imagen a través de la IA están avanzando en la producción industrial digitalizada, así como en la medicina o en la tecnología de seguridad.

“Smart Imaging” en lugar de fotografía

Führes, cuya ocupación principal es ser gerente del consorcio japonés Canon, está desarrollando la visión de un “Smart Imaging Ecosystem”, que en el futuro dominará áreas como la fotografía y la videografía, la conducción autónoma o el diagnóstico médico con inteligencia artificial. Este ecosistema también incluye el floreciente mercado del reconocimiento facial, ya sea en teléfonos inteligentes o en tecnología de seguridad.

Rainer Führes sabe de lo que habla: Axis, filial de Canon, tuvo un papel protagonista en el proyecto piloto del gobierno alemán en la estación de Südkreuz, Berlín, donde se utilizaron cámaras de seguridad e inteligencia artificial para capturar los rostros de los transeúntes y compararlos con las bases de datos.

Este año la feria Photokina, se ha reducido de seis a cuatro días y comienza el 26 de septiembre. A partir de mayo de 2019, la feria que hasta ahora era bianual, se celebrará cada año.

Por Thomas Kohlmann 

 

Siguientes artículos

Ciberseguridad: muchos gastos, poca efectividad
Por

Hoy, tanto en México como en muchos lugares del mundo, el 84% de las brechas de la seguridad en las empresas se producen...