Por Alejandro Medina

Aunque su nombre no luce tanto como el de Tim Cook, Satya Nadella o Reed Hastings, Patrick Gallagher debe ser considerado uno de los hombres que más han revolucionado a la tecnología en los últimos tiempos.

Desde hace 17 años, este sujeto se ha dedicado, de la mano con la compañía CrunchFund, a invertir en algunos emprendimientos que hoy están transformando la vida del mundo: Uber, Airbnb, Yammer y Gumroad.

PUBLICIDAD

Pero durante todo este trayecto, de más de una década y media, Patrick y su socio Michael Arrington nunca habían volteado hacia América Latina, hasta 2014.

¿Quién fue el responsable de traer a ambos genios tecnológicos hacia esta región? Un mexicano. Su nombre es Adalberto Flores y es el hombre detrás de la startup Kueski. Con sede en Jalisco, la firma especializada en fintech, durante mayo de 2014, logró llenar su billetera con 1.3 millones de dólares que en conjunto le proporcionaron CrunchFund, Core Venture Capital y The Sobrato Family Holdings.

La noticia replicó en el movimiento latino del emprendimiento y un par de preguntas saltaron casi de inmediato: ¿Qué es Kueski y cómo hizo para hacer voltear la mirada de Patrick Gallagher?

Créditos, sin historial 

La respuesta a ambas interrogantes la comparte Flores, CEO de la compañía, a Forbes México. Explica que Kueski es una empresa que tiene como objetivo convertirse en una impulsora del microcrédito, en un país en el que muy pocos tienen acceso a él por el bajo nivel de bancarización que existe. De acuerdo con JP Morgan, solo 27% de las personas mayores de 15 años tiene una cuenta bancaria.

“Kueski es una empresa que ofrece a las personas la oportunidad de obtener microcréditos en un periodo muy corto de tiempo (30 minutos), y sin la necesidad de contar específicamente con una relación con el banco”, detalla Flores.

Sin en este componente, ¿cómo hace entonces la empresa para verificar el historial crediticio de las personas? Adalberto explica que resolvió este tema apoyándose en un par de componentes de los que tuvo la oportunidad de aprender suficiente durante su etapa como encargado de operaciones de la startup de video Ooyala en México.

Estamos hablando del analytics y el social media, dos tópicos que decidió colocar como la base de su proyecto. Y es que decidió evaluar el sentimiento del perfil de Facebook de las personas para, con base en eso, determinar si era prudente o no otorgar el préstamo. De esta manera, la compañía ha logrado colocar ya 100,000 microcréditos.

El producto con el que la compañía está tratando de crecer son préstamos de un máximo de 2,000 pesos, a pagar en 30 días y cobrando un interés de 1% por día. “Básicamente lo que queríamos era utilizar nuevas y diferentes alternativas de información, como el Facebook, para dar a las personas el acceso al crédito”, sostiene.

Emprender en el mundo fintech

 Además del trabajo que estaban realizando en su momento, otra de las razones que muy probablemente llamó en 2014 la atención de Patrick Gallagher era la mira que tenían hacia el terreno del fintech, una tendencia que busca cambiar a la industria financiera a través de la tecnología y que hoy mueve más de 12,000 mdd en el mundo.

Si bien ya empezaba a despuntar, cuando empezó a funcionar Kueski, un par de años antes de este evento, el fintech aún no recaudaba para nada esta cantidad de dinero, y eran pocos los aventureros que decidían apostar por él.

Y hoy Adalberto Flores está seguro de una cosa: El ambiente en México debe seguir creciendo y democratizando cada vez más los servicios financieros el país.

Consejos para emprendedores fintech

Con su experiencia bajo el brazo, el especialista comparte tres recomendaciones para  emprendedores que hoy quieren sumarse a la tendencia financiera.

La primera es evaluar la regulación financiera que tiene nuestro país, con el objetivo de aprovecharla de la mejor manera y evitar que en algún momento la misma pueda convertirse en un obstáculo para el desempeño de la compañía.

El emprendedor advierte acerca de la importancia que tiene, en el caso del sector fintech, establecer un buen modelo de riesgo desde el comienzo, que considere profundamente a quién sí se puede financiar y quién no, contemplando un buen análisis de la persona que solicita y el lapso al que puede pagar.

Flores pide a los emprendedores fintech enfocarse cuando construyan sus equipos de trabajo, para que sean capaces de poder descifrar tendencias y posibles amenazas para los negocios online.

*Adalberto formará parte del lineup de especialistas que estará presente en la próxima conferencia para Latinoamérica de Startup Grind, que se realizará en la Ciudad de México el 12 de enero.

 

 

 

Siguientes artículos

Construyendo Identidades en Tijuana
Por

Desde su fundación, Tijuana fue una ciudad de migrantes. La última década ha sido de bonanza, pero su reto actual es inc...