Un empresario español ha logrado reunir 10 ciudades alrededor del mundo para correr la primera temporada de carreras de autos eléctricos.

 

Por Chris Smith

 

PUBLICIDAD

Hace unos seis meses cubrí la joven pero prometedora Fórmula E, un incipiente campeonato de fórmula eléctrica fundado por el empresario español Alejandro Agag y el multimillonario Enrique Bañuelos. Cuando me reuní con Agag, director ejecutivo del circuito, habló de su sueño de llevar al automovilismo de una tradición de contaminantes motores de combustión a un futuro de autos de carreras totalmente eléctricos que compitan en estrechos cursos de ciudad. Esos sueños se han acercado un poco más a la realidad.

En enero, la compañía británica de automovilismo Drayson Racing se convirtió en la primera dueña de un equipo de Formula E. Unos meses más tarde Michelin firmó como proveedor oficial de neumáticos para la Fórmula E. El fabricante francés de neumáticos suministraba los neumáticos tanto para la Fórmula Uno como para la MotoGP, aunque las dos alianzas terminaron la década pasada.

Michelin no es el único gran aliado corporativo de la liga, la Fórmula E también ha acogido recientemente a TAG Heuer como socio global y a Renault (junto con Spark Racing) como socio técnico. Los anuncios de tales asociaciones acompañaron la presentación del diseño de los nuevos modelos de autos, actualmente llamado Spark-Renault SRT 01E.

Pero la parte más importante para garantizar el éxito de la Fórmula E era preparar un calendario de carreras que incluyera algunas de las mayores ciudades del mundo. Cuando hablé con Agag en octubre pasado, dejó en claro que el circuito tendría que desarrollarse en las áreas urbanas en las que existe una grave demanda de vehículos eléctricos. Agag reconoció que sería una tarea difícil de conseguir diez grandes ciudades a tiempo para la temporada 2014, sin embargo, su equipo ha hecho precisamente eso.

El último lugar del circuito se anunció el fin de semana: Beijing. Con sus crecientes problemas de contaminación y un apetito por los coches eléctricos, Asia era un objetivo importante para la Fórmula E y es probable que no haya mejor ciudad para apoyarse que la capital de China. La Fórmula E también ha anunciado una carrera en Bangkok, Tailandia y su programa preliminar incluye a Putrajaya, Malasia.

Otras ciudades populosas en el programa de la Fórmula E son Roma, Río de Janeiro y, en una medida que debería entusiasmar a los aficionados de carreras de Estados Unidos, Los Angeles.

[youtube id=”aDmagYyotNU” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

En comunicación corporativa el contenido también es el rey
Por

Las empresas están virando sus estrategias hacia la construcción de una relación más íntima con sus consumidores, pero ¿...