El duelo entre los dos fabricantes coreanos que dominan el mercado mexicano de televisores ya comenzó. LG dice que puede saltar al primer lugar, pero el líder Samsung se dice inalcanzable. No lo hacen por molestar: en 2014 esperan ventas récord.

 

 

Para Samsung y LG, el silbatazo inicial ya sonó. El cálculo de que en los dos meses previos al Mundial y durante su desarrollo se venderán en México hasta 1.25 millones de televisores tiene a estas dos marcas en pie de guerra.

PUBLICIDAD

El Mundial suele ser una gran ocasión para la venta de televisores, pero este año será distinto. La venta de esos aparatos, en especial pantallas planas, no tendrá precedentes,estiman analistas y fabricantes,gracias a que por primera vez en un mismo año habrá Mundial y Buen Fin. En suma, se calcula que se venderán cinco millones de televisores, contra los cuatro millones que se colocan en un año con Mundial y tres millones en los que no hay torneo.

Tanto LG como Samsung intentarán jugar sus mejores cartas y aprovechar la euforia de los mexicanos por el futbol.

LG atacará por el precio; dice que será la única en poner en el mercado la pantallas 4K o de Ultra Alta Definición (UHD, por sus siglas en inglés) por sólo 20,000 pesos (más o menos la mitad de lo que costaban hace unos meses). En tanto, Samsung afirma que apostará por la tecnología y que sus pantallas 4K curvas serán las únicas de su tipo en los anaqueles (la más económica tiene 55 pulgadas y cuesta 45,000 pesos).

El asunto es hacer accesible la nueva tecnología a más personas, en un país en el que entre seis y siete de cada 100 consumidores quieren una pantalla 4K, dice Harrison Lee, presidente y CEO de LG Electronics México.

Las pantallas UHD podrían representar de 6 a 7% del mercado total en México. Lee espera que el Mundial le permita vender 10,000 unidades 4K de 20,000 pesos y colocarse a la cabeza del segmento. “Es un precio muy agresivo que demuestra que LG ve el Mundial como una oportunidad para posicionarse y sacar ventaja”, dice Jaime Negrete, director comercial de NPD Group México, una compañía de información y asesoría de mercado.

Samsung domina el mercado total de televisores, con una cuota de 30%, seguida de LG, con 19%, y Sony es el tercero, con 10%, dice José Luis de la Vega, director de Marketing de Samsung, quien menciona que los datos son de NPD.

Este año la batalla se dará en dos campos, dice De la Vega: en los televisores 4K, por tratarse de la tecnología emergente, pero de mayor precio, y en los SmartTV o televisores con conexión a Internet, un producto de volumen.

Futbol y TV hacen de México un paraíso y nadie quiere perdérselo.

Para LG, la venta de televisores significa 30% de sus ventas en el país y su segunda fuente de ingresos, después de los celulares, en tanto que Samsung es la líder en el mercado desde hace tres años.

Semanas antes del lanzamiento de LG, Sony habría puesto en el mercado una pantalla con ese mismo tamaño y tecnología, a un precio de 27,300 pesos, pero la información no fue confirmada por la compañía japonesa.

[youtube id=”1KfIZ5rNZu8″ width=”620″ height=”360″]

 

Clientela cautiva

El Mundial, que se juega cada cuatro años, no se explica sin la TV. Para ubicar esta historia en contexto: el Mundial Sudáfrica 2010 logró audiencias de 3,200 millones de espectadores. Para la FIFA, el pasado Mundial fue visto por poco más de 1,108 millones de personas (este conteo considera sólo a espectadores que vieron al menos 20 minutos de un juego).

El Mundial dura sólo un mes, pero es suficiente para que la FIFA obtenga más de 50% de sus ingresos por la venta de los derechos de transmisión de los partidos. México es el cuarto país con más audiencia en la lista de 17 mercados clave de la FIFA.

Así, los fabricantes esperan que el futbol tenga el poder de hacer que los consumidores mexicanos se animen a comprar alguno de sus aparatos. “Los mexicanos no dudan en gastar el sueldo de varios meses con tal de tener aparatos de nueva tecnología”, dice Harrison Lee.

Tanto Samsung como LG impulsarán sus marcas con publicidad y promociones. La primera regalará un equipo de audio, cámara o tablet a quienes compren su televisor 4K curvo, mientras que LG gastará 20 millones de pesos (mdp) en una intensa campaña de publicidad en TV.

Samsung dice que también está próxima a lanzar su televisor UHD de 42 pulgadas y a un precio menor a 20,000 pesos. En tanto, LG ya comenzó a ofrecer una pantalla curva con su logo, de nombre oled, pero a un precio de 70,000 pesos. Aunque la oled más grande cuesta 200,000 pesos, Lee asegura que ya venden entre 20 y 30 pantallas curvas al mes en el país y que planean comenzar a producirlas este mismo año en su planta en Reynosa, Tamaulipas.

Además de ser aficionados al futbol y a ver la TV, concluye Lee, los mexicanos son early adopters de la tecnología. Es por eso que la guerra por los cinco millones está en puerta.

 

Siguientes artículos

Qué se necesita para construir la próxima Uber
Por

El mercado del transporte a la carta no sólo es de los más competidos, es también uno con un alto grado de regulaciones...