700 trabajadores del gobierno municipal de Ciudad del Carmen reciben incompleto su salario cada quincena. Esos descuentos vía nómina deberían amortizar sus créditos con la Sofom Aprecia. Pero ese dinero no está llegando a su destino.

 

Por Ruth Mata

PUBLICIDAD

 

“Yo terminé de pagar mi adeudo desde hace ocho meses, pero me siguen descontando”, dice un trabajador del gobierno municipal de Ciudad del Carmen, Campeche. Él tiene un salario de 8,000 pesos mensuales y cada quincena le des­cuentan 2,000 pesos. Ese dinero, como el de los otros 681 trabajadores, debería estar en su mano o en las cuentas de Aprecia Financiera, pero nadie sabe dónde está.

Aprecia Financiera es una Sociedad Financiera de Obje­to Múltiple (Sofom) que otorga microcréditos a los empleados de gobiernos estatales y municipales que no tienen acceso a crédito para satisfacer necesidades de vivienda. Los acreditados atendidos perciben en promedio un salario de hasta 10,000 pesos mensuales.

¿Qué sucedió? En agosto de 2011, la financiera firmó un convenio con el municipio de Ciudad del Carmen, Campeche, para otorgar créditos a sus empleados. Desde el mes de abril de 2013 se retuvo el pago de 19.6 millones de pesos (mdp) prove­nientes del salario de 682 trabaja­dores, pero estos recursos no se han entregado a la financiera. Ahora, el proyecto se encuentra trunco y se afecta a 2,000 trabajadores, que por el momento no tienen acceso a crédito para solución de vivienda y carecen de la prestación social.

“Nuestro modelo des­cansa en el descuento de nómina y la pro­blemática no es con nuestros clientes, pero hay en medio alguien que se com­prometió y que auto­rizó que se le descuente de nómina… A algunos de estos gobiernos se les hace muy fácil usar este dinero para otra cosa, en concreto no entregarlo a quien se le instruyó para que se le pagara. Esta es un problemática que real­mente descompone el esquema”, dice Jesús Barrera, director general de Aprecia Financiera.

“¿Y ese dinero a dónde va?”, se pregunta uno de los empleados. “Me afecta mucho en el hogar, somos cinco de familia, tres hijos y mi esposa. Nos damos cuenta de que este gobierno no apoyó a la gente; esperamos que en estos meses haya respuesta”, dice.

Sin prestación de vivienda

“Tenemos varias pres­taciones como trabajadores, pero el concepto de vivienda no lo tenemos, es por eso que nosotros venimos a buscar este convenio con Aprecia para que, como sindicato, esté a disposición de los trabaja­dores la oportunidad de tener una vivienda”, dice José Del Carmen Ureta, líder del Sindicato de los Tres Poderes, sección Carmen.

Desde hace poco más de cinco años, refiere el líder sindical, la financiera presta el servicio a los empleados.

Éste consiste en otorgar cré­ditos promedio de entre 20,000 y 30,000 pesos para resolver necesi­dades de vivienda.

De acuerdo con Barrera, se otorga crédito a los empleados para mejorar, remodelar o construir en terreno propio. Para esta finalidad se otorga un crédito de hasta 100,000 pesos y los beneficiados tienen acceso a subsidios federales. Otro de los productos que ofrece tiene el objetivo de absorber las deudas que pudieran tener los empleados, las consolidan en una sola y se reestruc­tura con mejores condiciones. Los créditos, de acuerdo con el monto, tienen un tiempo para amortizarse desde seis hasta 60 meses.

grafico_dsevio_dinero

Se van sin pagar

Para el líder sindical, una de las mayores preocupaciones es que la gestión del actual presidente municipal, Enrique Iván Gonzá­lez López, termina en septiembre del año en curso y teme que el problema no se resuelva antes de esa fecha y se pretenda heredar el problema a la siguiente administración.

“Ya el tiempo se está agotando y nosotros tenemos que poner una so­lución de raíz… lo que vamos a tener que hacer como sindicato es usar la fuerza, cosa que no nos gustaría, pero ya hemos tocado las puertas mil veces ante el Ayuntamiento y, sí se nos dice que sí, pero no se nos dice cuándo… hemos tenido diferentes acercamientos, acuerdos, se han firmado minutas, mismas que vencen y no cumplen. El Ayunta­miento no tiene ganas de pagar… de un padrón de 1,600 trabajadores son 700 los afectados”, dice Ureta.

El 15 de octubre del 2014, Aprecia presentó una demanda con número de expediente 75/14-2015/1M-II que fue admitida por el juez primero en materia mercantil del Segundo Distrito Judicial del estado de Cam­peche. Ésta se encuentra en periodo aprobatorio.

¿Quién es responsable?

Aprecia Financiera inició opera­ciones en 2007 y tiene presencia en más de 60 municipios. Otorga microcréditos a empleados de gobiernos estatales y municipales que no tienen como prestación el equivalente al Infonavit (como los asalariados de empresas privadas) o al Fovissste (como los trabajadores del Estado) y perciben en promedio cinco salarios mínimos.

Al cierre del año 2014 contaba con un capital contable de 230.7 mdp y activos por 726.5 mdp. Su cartera vigente es de 414.9 mdp.

Este sistema, a través de la expresa aprobación del empleado, permite al patrón (gobierno mu­nicipal o estatal) realizar los des­cuentos que cubrirán la totalidad del crédito. Este sistema también hace las veces de una garantía de pago, porque no existe un inmue­ble a hipotecar:

“No existe una garantía real del crédito”, dice.

¿Y si el trabajador pierde su empleo? Los productos de esta financiera tienen un seguro de desempleo que cubre hasta seis meses.

“Normalmente, los trabajadores en estos niveles de gobiernos cuando salen se reubican en otras áreas de gobierno. Si no sucede, se establece un proceso de reestructuración y llegamos a algún acuerdo con el acreditado”, dice Barrera.

Este organismo tiene más de 22,000 clientes en 18 estados, igual número de oficinas con una estructura de ventas local. Al día de hoy operan 193 convenios, 16 estata­les y 177 municipales.

La financiera está supervisada por la Condusef y se encuentra listada en el Buró de Entidades Financieras, pero no está sujeta a la su­pervisión y vigilancia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Los recursos para operar esta institución provienen de la banca de desarrollo nacional, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de otras instituciones como Bancomer, Multiva, Afirme, Banco del Bajío y otras Uniones de Crédito.

No hay voluntad

La financiera firmó un convenio con el gobierno municipal, cuyo representante es Enrique Iván González López, con quien en repetidas ocasiones han intentado hablar. No han tenido éxito.

También han solicitado reunirse con el coordinador de directores (una sola vez los escuchó) y con el tesorero. “Pero si no hay voluntad de quien es la autoridad máxima, pues difícilmente los funcionarios de carácter menor van a tener la disposición de arreglar el proble­ma”, lamenta Barrera.

Que el gobierno del estado no efectúe el pago a la financiera significa que los empleados afec­tados no puedan acceder a otro crédito con ésta o cualquier otra institución.

 

Siguientes artículos

7 tips para administrar mejor tu tiempo en la oficina
Por

Si lo tuyo es el multitasking y revisar constantemente tu bandeja de entrada, entonces pierdes más de media hora al día...