Este Ferrari 410 Superamerica Serie 1 Coupé 1956 es uno de los 16 fabricados por la legendaria firma automotriz en Módena, Italia, pero su historia es seguramente mucho más interesante que la de los otros 15.

 

A principios de este año en Arizona fue subastado un Ferrari 410 Superamerica Serie 1 Coupé 1956. En la puja alcanzó un valor de 3.3 millones de dólares, un millón más de lo que los analistas habían pronosticado.

Quizá debieron esperar más. Al momento de su nacimiento, el Superamerica fue el coche más rápido que Ferrari haya construido, con un motor V12 de 4.9 litros, una potencia de 340 caballos y una velocidad máxima de 240 kph. Sólo se hicieron 16.

PUBLICIDAD

La venta de enero fue la sexta vez que el coche cambiaba de manos, pero tiene una historia extraordinaria. Ha sido propiedad de un piloto de carreras italiano, un heredero del imperio DuPont y del hombre que vendió a Kurt Cobain el arma que lo mató.

He aquí un vistazo más cercano a la vida de este auto tan especial:

Marzo de 1956

Luigi Chinetti, un mecánico de autos de carreras que trabajaba para Alfa Romeo que había emigrado a Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial importó el 410, exhibiéndolo en el Salón Internacional del Auto de New York International. Chinetti fue un famoso piloto que participó 22 veces consecutivas en las 24 Horas de Le Mans, ganando la carrera en tres ocasiones.

Verano de 1956

Un heredero del imperio DuPont, dueño de un yate y campeón de pesca deportiva, William Kemble Carpenter, de Montchanin, Delaware, compra el 410 Superamerica por 17,000 dólares. El padre de Carpenter, Robert Ruliph Morgan Carpenter, se sentó en el consejo de DuPont y fue dueño de los Philadelphia Phillies desde 1943 hasta 1949.

1961

Carpenter vende el 410 Superamerica a Lauren y Hazel Dennen, que son dueños de la Heritage House Inn, cerca de Mendocino, California. La pareja fue propietaria del coche durante cuatro años antes de venderlo a un médico llamado George Kerrigan, en febrero de 1965.

1968

Stan Baker sigue la pista de Kerrigan hasta Orinda, California, y lo convence de venderle el coche. Baker era un experto en escopetas que tenía una tienda de artículos deportivos en Seattle, en la que Kurt Cobain, vocalista de Nirvana, gastó 307.38 dólares en una Remington que usó para suicidarse en 1994. Baker hizo que pintaran el 410 de color rojo bombero, que en aquel entonces era plateado.

1994

Baker conduce el Superamerica en las 1,000 millas del Gran Rally de Colorado a través de las Montañas Rocosas y lo hace de nuevo en 1997 con la ayuda de su amigo Bob Lukarel. Baker muere tres años más tarde.

Julio de 1982

Baker exhibe el Ferrari por primera vez en público en el Concours d’Elegance en el Village Green Resort en Eugene, Oregon. Dos años más tarde lo muestra de nuevo en el Ferrari Club of America International Meeting, en Carmel Valley, California, donde gana en su clase por su intachable estado y su extrema rareza.

2001-02

La colección de decenas de vehículos de Baker, incluyendo un Mercedes-Benz 300SL Gullwing 1955 y un Ferrari Europa 1954, es vendida poco a poco. El  coleccionista de autos con sede en Seattle, Ken McBride, compra el Superamerica y actualiza sus asientos delanteros y molduras interiores. McBride conduce el coche de nuevo en el Colorado Gran Rally 2007 y dice a los periodistas que de todos los autos de su colección, el 410 es su favorito, por encima de sus Ferraris 275 GTB y su 250 SWB.

2014

Cuatro años después, McBride muere a los 59 años, su Superamerica es enlistado por 2.25 millones de dólares en la subasta de Gooding & Co.’s en Scottsdale, Arizona. Un coleccionista privado en Pennsylvania lo compra por 3.3 millones.

1x600

 

Siguientes artículos

¿Se te mueve el piso?
Por

Hay veces que sientes que se te mueve el piso pero no está temblando. ¿Qué pasa?     Después de los temblores...