El caso FIFA desencadenó tareas de revisión interna para constatar el cumplimiento de la normativa en contra de actividades sospechosas. Por eso te digo cuáles son las 5 mejores prácticas para realizar investigaciones financieras.

 

Por Mark Kalen

La reciente investigación de la FIFA, trabajo que sigue en marcha, abre un importante espacio de aprendizaje para los bancos en todo el mundo.

PUBLICIDAD

Después de que a principios del año, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la FBI presentaran una acusación de 164 páginas en contra de la FIFA tras investigaciones exhaustivas y de enorme alcance, bancos y gobiernos en todas partes del mundo hicieron lo propio. Siguieron este ejemplo y se dieron a la tarea de realizar sus propias investigaciones de la improcedencia financiera de la organización mundial.

En la acusación, decenas de bancos figuraron como partícipes del proceso, a pesar de que ninguno fue acusado de cometer actos ilícitos o actividad criminal. De cualquier forma, la situación fue un importante llamado, que a su vez desencadenó tareas de revisión interna para constatar el cumplimiento de la normativa en contra del lavado de dinero y acciones de soborno.

Uno de los factores que está complicando de forma muy particular dichos análisis, es el hecho de que las acusaciones del mal manejo financiero de la FIFA se remontan a dos décadas. Basta reflexionar sobre los cambios surgidos en ese tiempo, tanto en materia de normatividad bancaria como en el manejo de la información y el progreso de la tecnología. Todos los anteriores, son factores que complican aún más las operaciones asociadas, e incluso, en ciertos casos, las han hecho imposibles de rastrear. A nadie sorprendió el hecho de que algunos de los registros más importantes hayan resultado perdidos, o que, para empezar, ni siquiera estuvieran archivados.

Dado el alcance y la magnitud del escándalo, los departamentos de inteligencia financiera de los bancos (en inglés conocidos como FIUs), están investigando operaciones transfronterizas del pasado que abarcan entidades corporativas, sucursales en el extranjero y subsidiarias. El manejo eficiente y seguro de la investigación exige una capacidad de comunicación y colaboración de suma seguridad, tanto dentro como fuera del firewall. Por la atención que sigue recibiendo el caso, uno no puede siquiera imaginarse lo que sucedería a nivel reputacional de suscitarse una filtración de datos o de presentarse algún episodio de ciberdelincuencia relacionado con dichas investigaciones.

Por otro lado, la incapacidad de los investigadores para comunicarse y colaborar con máxima seguridad puede –además– tener otro efecto: que la investigación no sea lo suficientemente completa, o que los datos derivados de la misma estén incompletos o sean ambiguos. Lo anterior es un foco rojo y abre las puertas a un mayor escrutinio, acciones reguladoras y potencialmente mayores penalidades monetarias.

Así, ¿cuál sería la mejor manera de que los bancos lleven a cabo este tipo de labor de investigación financiera? Los análisis internos realizados a la fecha en respuesta a la situación de la FIFA nos enseñan mucho acerca de la investigación de actividades sospechosas, no solamente de manera rutinaria, sino también en situaciones de alto perfil.

A continuación se detallan las cinco mejores prácticas para llevar a cabo investigaciones financieras, que vale la pena seguir y recordar.

  1. Actuar con rapidez
    Los bancos implicados en las acusaciones en contra de la FIFA se movieron rápidamente para echar a andar sus propias investigaciones; así, ante las autoridades normativas y los medios de comunicación, enviaron el mensaje de que estaban genuinamente interesados en conocer y entender su posible papel en el escándalo.
  2. Archivar y documentar automáticamente toda la información que sirva para preservar el rastro de auditorías
    Para demostrar cumplimiento con la normatividad, resulta necesario comprobar que los documentos están bien archivados. Los bancos implicados en el escándalo de la FIFA deben contar con la capacidad de entregar todos los rastros de auditorías para todo documento solicitado.
  3. Recopilar datos de forma centralizada
    La recopilación de datos en un formato organizado apoya a los FIUs en el sentido de que les permite manejar las investigaciones de manera más eficiente. Además, esto facilita a los investigadores revisar la documentación necesaria con mayor velocidad.
    Mediante un depósito central seguro de todos los datos se puede realizar una investigación totalmente limpia, con acceso controlado a la información.
  4. La comunicación y colaboración dentro de la organización, más allá del firewall, deben estar totalmente controladas y aseguradas
    Los equipos de investigación deben proporcionar documentación a grupos dentro y fuera de los bancos de manera segura para administrar la colaboración de contenidos y el intercambio de información. Tener control sobre lo que le sucede a un documento, una vez cruzado el firewall, es fundamental para llevar a cabo una buena investigación.
  5. Los reportes normativos deben producirse a tiempo
    Uno de los factores clave de cualquier investigación es el tiempo de respuesta. Los FIUs deben contar con procesos y tecnología de apoyo que les permitan apegarse a las fechas clave obligatorias impuestas por las autoridades correspondientes.

Las investigaciones de los bancos son cada vez más frecuentes y complejas. La FIFA es apenas un ejemplo y, claramente, uno de altísimo perfil. Bien vale la pena analizar la forma y la capacidad de respuesta de sus propios equipos de investigación o de sus departamentos de inteligencia financiera ante investigaciones o para demostrar cumplimiento a cabalidad de la normatividad. También vale la pena determinar la forma en que la tecnología puede facilitar o acelerar estas tareas de investigación.


Mark Kalen es director global de Estrategia de Productos Financieros de Intralinks.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

5 razones de por qué los millennials no ven televisión
Por

Desde hace unos meses, las dos principales cadenas de televisión en México enfrentan panoramas difíciles en sus estrateg...