Al paso de los años, la publicidad programática ha evolucionado a gran velocidad, al grado que algunos estudios afirman que en 2020 se gastarán alrededor de 65 mil millones de dólares en publicidad programática en pantallas digitales, gracias a la alta capacidad de orientar al público en beneficio de las empresas.

Pero ¿cómo lograr que cada anuncio sea relevante para los usuarios? Definitivamente, el presente de la publicidad se basa en sentimientos y necesidades que las empresas deben descifrar, para que sus productos o servicios lleguen a la persona correcta.

En este nuevo contexto, la Inteligencia Artificial (AI) es una aliada indiscutible para analizar los datos que nos guíen para comunicarnos de mejor forma con los consumidores y, al mismo tiempo, continuar con la generación de data de manera fluida, desde los distintos puntos de contacto que se tienen con los compradores.

Sin duda, el uso de la AI en la publicidad nos permite adaptarnos a los usuarios, en lugar de limitarnos a la típica segmentación de audiencias. Por ejemplo, la información que hoy es relevante tiene que ver con saber si el consumidor lleva un estilo de vida saludable y, por lo tanto, identificar que sus preferencias se engloban en productos light, veganos o amigables con el medio ambiente, los cuales son datos que van más allá de si pertenece a un grupo socioeconómico o si es hombre o mujer.

PUBLICIDAD

Para aprovechar esta información, los algoritmos de aprendizaje automatizado (machine learning) pueden analizar fragmentos de datos y extraer esta información para predecir comportamientos respecto a intereses generales, e incluso sobre estados de ánimo.

Este cambio ha permitido que el engagement entre consumidores y marcas sea más fuerte y refleje un aumento significativo del retorno de inversión para las empresas.

Pero dentro de los beneficiados también deben estar los consumidores, ¿cómo lograrlo? Con políticas que pongan en el centro a los usuarios, brindándoles mejores experiencias con publicidad respetuosa en el uso de sus datos, transparente y con anuncios acordes a sus intereses y en el momento que lo necesiten.

En ese sentido, la Inteligencia Artificial brinda la posibilidad de crear atmósferas ganar-ganar, donde las empresas optimicen sus recursos, es decir, obtengan más por menos; y a su vez, los consumidores dejen de ser vistos como un número o una estadística, para ahora ser tratados de forma personalizada.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Rodakworld

Facebook: MediaMath

Página web: Mediamath

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cómo hacer campañas publicitarias efectivas?
Por

La publicidad muy comúnmente se enfoca en lo que el producto hace y como funciona y no se enfoca en los beneficios que e...