Los problemas de sobrepeso, obesidad y las distintas enfermedades que provocan, forman parte de las preocupaciones de especialistas en todo el mundo, quienes desmigajan los múltiples factores existentes para brindar soluciones que reduzcan las cifras globales ligadas a estos padecimientos.

Es por eso que se dice que la obesidad es un problema multifactorial, porque su complejidad hace imposible ligarlo sólo a la alimentación o a un estilo de vida inactivo, sino que genética, raza y hasta las porciones en los restaurantes, influyen en él.

En este sentido, saber cuál es la porción adecuada para cada alimento es una de las mayores dificultades para las personas que buscan mantener un peso saludable, y es que en la cantidad y variedad de los alimentos que se deben consumir también importan características como edad, tipo de actividad física diaria, condiciones de salud y etapa del desarrollo en que se encuentre la persona.

PUBLICIDAD

Pero eso sí, cuidar las porciones no es limitar, esta es la regla número uno para lograr una dieta balanceada, sino que por el contrario la clave está en abrirse a nuevas combinaciones de colores y sabores que también son deliciosas.

¿Qué cosas son las que debe haber en una comida saludable? Los nutrientes principales que los distintos alimentos le aportan al cuerpo son: vitaminas, proteínas, carbohidratos o azúcares, grasas, fibras, minerales y agua.

En cuanto a los alimentos, las frutas y las verduras son las que deberían ocupar el primer lugar en el plato, ya que son bajas en calorías y están llenas de nutrientes como vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Otro tema sumamente importante a la hora de pensar en la dieta son las grasas, necesarias para la nutrición del cerebro, el corazón, el cabello, la piel y las uñas.

¡Actívate!

Dentro de toda dieta saludable es imposible dejar fuera la actividad física que nos ayudará a aumentar el gasto energético para tener un balance energético adecuado y así mantener un peso saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de 150 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada para obtener beneficios como:

  • Disminuir entre 20% y 35% el riesgo sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Disminuir entre 30% y 40% el riesgo de presentar diabetes.
  • Disminuir entre 30% y 68% el riesgo de sufrir una fractura de cadera.
  • Disminuir entre 20% el riesgo de sufrir cáncer de mama y 30% cáncer de colon.

La clave para mantener un estilo de vida saludable radica en aprender a equilibrar actividad física constante, una dieta balanceada y las porciones correctas en el plato.

 

Siguientes artículos

Tasa de desempleo se mantiene sin cambios en octubre
Por

La tasa de desocupación se ubicó en un 4.4% durante el décimo mes del año, ligeramente arriba del 4.3% que registró en s...