“No hay nada tan inútil como hacer con gran eficiencia algo que no se debería hacer”. Peter Drucker

Las empresas familiares, con su arraigada historia y valores, constituyen un pilar fundamental en el tejido empresarial. Sin embargo, para mantenerse relevantes en un entorno empresarial dinámico y competitivo, es imprescindible revisar periódicamente su modelo de negocios.

Revisar el modelo de negocios de una empresa familiar es crucial para su supervivencia. En un mundo empresarial en constante cambio, la adaptación a las nuevas tendencias es fundamental. Además, fomenta la innovación y la eficiencia operativa. Pero, más allá de los aspectos económicos, esta reflexión nos recuerda el compromiso con el legado familiar y la responsabilidad de preservarlo para las generaciones venideras.

¿Qué es un modelo de negocios?

Es un instrumento que permite tener claridad en el modo por el cual se ofrece una solución a una necesidad del mercado. Este modelo tiene que ser claro y definir las estrategias que deben emplearse en la búsqueda de los objetivos de un negocio. A través de un modelo de negocios se debe distinguir cuál es el valor de un producto, qué se necesita para insertarlo en el mercado y a qué tipo de clientes se venderá.

Los modelos de negocios son fundamentales para saber cómo poner en marcha las operaciones de una empresa y sirven como un aliado fundamental para su planificación estratégica.

“Es un acto de amor hacia la empresa, sus colaboradores y su comunidad, garantizando que continúe siendo un bastión de éxito y valores”.

Exploraremos algunos de los principales los pasos necesarios para llevar a cabo esta revisión y su importancia para la permanencia y prosperidad de la empresa familiar.

Pasos para revisar el modelo de negocios

Análisis del entorno: Comprender las tendencias del mercado, los cambios regulatorios y las innovaciones tecnológicas es fundamental para adaptar el modelo de negocios a las nuevas realidades. Esto implica realizar un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) para identificar riesgos y oportunidades.

Evaluación de la estrategia: Revisar la misión, visión y objetivos de la empresa familiar en relación con su modelo de negocios. ¿Siguen siendo relevantes y alineados con los valores familiares? ¿Es la estrategia actual capaz de enfrentar los desafíos futuros?

Escucha activa: Involucrar a todas las partes interesadas, tanto familiares como colaboradores, proveedores y clientes, en el proceso de revisión. Sus perspectivas pueden proporcionar información valiosa sobre áreas de mejora y oportunidades no percibidas.

Innovación y adaptación: Fomentar una cultura de innovación dentro de la empresa familiar, buscando constantemente nuevas formas de agregar valor a los clientes y diferenciarse de la competencia. Esto puede implicar la adopción de nuevas tecnologías, la diversificación de productos o servicios, o la exploración de nuevos mercados.

Evaluación financiera: Analizar la rentabilidad, eficiencia y solidez financiera del modelo de negocios. Identificar posibles áreas de mejora en la gestión de costos, estructura de capital y flujos de ingresos.

Ventajas de tener un modelo de negocios actualizado

Claridad estratégica: proporciona una visión clara de cómo la empresa crea, entrega y captura valor en el mercado.

Enfoque en el cliente: al comprender mejor las necesidades y deseos de los clientes, se pueden diseñar productos y servicios que satisfagan sus demandas de manera efectiva.

Eficiencia operativa: permite identificar áreas de mejora en los procesos internos, lo que puede conducir a una mayor eficiencia y reducción de costos. Facilita la adaptación a cambios en el mercado y la industria, permitiendo a la empresa mantenerse relevante y competitiva a lo largo del tiempo.

La revisión periódica del modelo de negocios de una empresa familiar es más que una tarea administrativa; es un compromiso con el legado familiar y la sostenibilidad a mediano y largo plazo. Al adaptarse a los cambios del entorno empresarial y mantenerse ágiles e innovadores, estas empresas pueden asegurar su permanencia y prosperidad con rentabilidad en las próximas generaciones.

Es un acto de amor hacia la empresa, sus colaboradores, su comunidad y su país, garantizando que continúe siendo un bastión de éxito y valores en el panorama empresarial. “Si quieres algo nuevo, tienes que dejar de hacer algo viejo”. Peter Drucker

Contacto:

Twitter: @mariorizofiscal

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

 

Siguientes artículos

Softbank-IA
La inteligencia artificial y el futuro cercano del trabajo profesional
Por

Es evidente el intenso debate sobre el futuro del trabajo de estos momentos. Por un lado, existe el temor legítimo de qu...