X
BREAKING
Huracán Willa alcanza la categoría 5 mientras se acerca a México
X
BREAKING
Huracán Willa alcanza la categoría 5 mientras se acerca a México

Antes solía pensarse que contar con un testamento era sólo para quienes sufrían una enfermedad terminal. Hoy día, esa vieja creencia ha perdido vigencia y no tiene ningún sustento.

En las empresas familiares el testamento es una herramienta fundamental que brinda tranquilidad a las familias y al negocio. En este sentido, el testamento es la herramienta mediante la cual el empresario familiar sentará las bases para la sucesión de su empresa, buscando siempre la supervivencia de aquello que tanto trabajo le costó construir.

Así, debemos recordar y tener presente la figura de los legados, que permiten dividir nuestro haber patrimonial de modo que dejemos a todos en nuestra familia con algo, según sus características propias. Esto permitirá al fundador de la empresa heredar a la persona que considere más capaz.

Precisamente los legados nos permitirán ser justos al momento de redactar nuestro testamento. Esta figura nos permite heredar bienes específicos a personas específicas, y hay tres opciones distintas al momento de testar:

PUBLICIDAD
  1. Transmitir toda la masa hereditaria de manera universal y en partes iguales entre todos nuestros herederos.
  2. Transmitir parte en forma de legados y lo restante de forma universal.
  3. Hacerlo todo mediante legados. Todo dependerá del análisis concienzudo que hagamos de lo que es mejor para nuestra familia y empresa –o empresas, según sea el caso.

Es importante, por lo tanto, tener en cuenta que lo justo no siempre es dar a todos lo mismo. De ahí que necesitamos saber cuáles son las cualidades de cada miembro de la familia y saber quién le haría bien a la empresa y quién no. De modo que si pretendemos ser justos, dejemos la empresa a quien garantizará su continuidad en el tiempo, no a quien seguramente hará que ésta desaparezca.

De esta forma, es importante que entendamos qué es y cómo se regula esta figura, a fin de que al momento de decidir hacer nuestro testamento lo hagamos de la mejor manera posible, de modo que su validez no pueda ser impugnada después de nuestra muerte.

El Código durante la sucesión
En este sentido, el Código Civil Federal contiene estipulaciones respecto de la sucesión. Sin embargo, al tratarse de un asunto de materia civil, este proceso se regirá por la legislación de la entidad federativa en la cual se busca llevar el proceso sucesorio –preferiblemente aquella en la que el autor de la sucesión tiene su principal asentamiento y el de sus bienes.
Son los propios códigos civiles los que fijarán las formas de heredar, ya sea por sucesión legítima o testamentaria. En todo caso deberemos asesorarnos con nuestro notario de confianza para asegurarnos de que el testamento que realicemos sea el mejor posible, de modo que esté blindado una vez que surja la necesidad de aperturar la sucesión, y así se pueda cumplir con nuestra última voluntad.

La crisis del testamento
La falta de un testamento puede derivar en conflictos familiares, societarios, pérdida de patrimonios o juicios largos y costosos. Esta situación se agudiza aún más en empresas familiares, ya que la lucha por el poder y control de la empresa se intensifica una vez que muere el líder de la empresa y comienza la pugna por el control de ésta.
Por lo general, las empresas familiares dependen demasiado de la personalidad y carácter de líder para lograr el éxito. Debido a lo anterior, en la mayoría de los casos, cuando muere el fundador o líder de una empresa, el negocio se viene abajo y los conflictos entre los familiares de la empresa comienzan a surgir.
Esta situación se torna aún más dramática cuando deriva en el incumplimiento de las obligaciones corporativas por falta de una estructura clara y consecuentemente ocasiona la muerte de la empresa junto con la de su fundador. Es por esto que es importante establecer reglas claras antes de llegar a dichas consecuencias. La mejor forma de hacerlo: tener en orden el testamento.

Buscando la solución
Dada la problemática del gran número de personas sin testamento y la falta de previsión, se ha intentado promover la cultura del testamento en México. En septiembre, una fuerte campaña gubernamental está alentando a los empresarios a tomar cartas en el asunto. Los notarios hacen descuentos sobre la escrituración de los mismos, manteniendo en ese mes su costo por debajo de los 2,000 pesos. Incluso, en los últimos años se ha invitado a las notarías a ampliar dicho beneficio hasta octubre, con la intención de que más personas lo aprovechen.

Recordemos que sentar las bases y construir una empresa exitosa lleva mucho tiempo y esfuerzo; perder negocios debido a malas decisiones o conflictos familiares sucede en un instante. Por tal motivo, es mejor establecer reglas claras y específicas mediante el testamento y un plan de sucesión bien formulado, que ahorre tiempo y problemas a nuestras familias y permita que el legado continúe en el tiempo, tal como fue planeado desde su concepción.

 

Contacto:

Twitter: @mariorizofiscal

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Denise Maerker sustituye a López Dóriga
Por

La periodista ocupará el noticiero de la noche en el Canal 2 de Televisa, mientras que el comunicador tendrá dos program...