La inseguridad vial es uno de los problemas más constantes a los que se enfrentan los ciclistas en México, ya que de acuerdo con el estudio Perfil Ciclista 2018, el 48% de los encuestados manifestó falta de seguridad al transitar por las calles.

Además, el  21% de los consultados señaló falta de infraestructura vial adecuada para ciclistas, de acuerdo con el estudio realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), para el cual se realizaron más de 2,000 entrevistas en ciudades principales de la República Mexicana.

De las cinco ciudades elegidas para elaborar el reporte, Tlaquepaque, Jalisco, fue la que mayor  número de ciclistas consideraron que falta seguridad al rodar, con un 65.1% de los encuestados, seguido por Mérida, Yucatán, con 57.4%; Hermosillo, Sonora, con 43.2%; Morelia, Michoacán, con 39.7%, y León, Guanajuato, con 32.8%.

Aunque la percepción de los ciclistas es que transportarse por este medio sigue siendo peligroso, otro estudio del ITDP detectó un aumento en la seguridad vial para las personas que usan la bicicleta. 

El Ranking Ciclociudades, donde se evaluó la gestión y desempeño de las políticas públicas de movilidad en bicicleta de 25 ciudades del país, detalla que de 2015 a 2018 hubo un incremento en la seguridad vial, al pasar de 25% a 41% en esos tres años. Además indica que las ciudades con mejor puntuación en este aspecto fueron la Ciudad de México, Guadalajara, Zapopan, Morelos, Querétaro y Ahome.

Lee también: 11 reglas que deben seguir las bicicletas y scooters de apps en CDMX

A pesar de este aumento, el estudio abunda que aún no son suficientes las acciones implementadas para “garantizar la seguridad de quienes usan las calles, sobre todo, quienes se encuentran en la cúspide de la pirámide de la movilidad, como peatones y ciclistas”.

Por ello, insiste en la necesidad de “una estrategia integral de seguridad vial a nivel local, la cual debe sumar elementos de diseño vial urbano; regulación y correcta aplicación de la ley; así como una cultura movilidad y gestión de la seguridad vial para avanzar hacia resultados positivos en la materia”.

Para la evaluación de este rubro se tomaron en cuenta el índice de personas gravemente lesionadas o fallecidas a causa del tránsito, el diseño vial seguro, los puntos de incidencia y riesgo, las campañas viales, así como los grupos de trabajo con lo que se cuenta para prevenir o atender accidentes al rodar.

Para esta estudio, que se elaboró en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ), también se tomaron en cuenta un total de 11 ejes, entre los que se encuentran la regulación, la red de movilidad, la inversión, la planeación urbana, la capacidad institucional, entre otros.

Concluye que en 2018 se alcanzó un 28.68%  de promedio nacional en cuanto a políticas de movilidad en bicicleta, lo que significa un avance, respecto al 11.08% obtenido en 2015. Además destacó a Querétaro, Guadalajara y Cancún como las entidades mejor evaluadas, con 29, 20 y 19 puntos respectivamente.  

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2016 fallecieron 16,185 personas en el país a causa de accidentes viales, de las cuales el 1.9% corresponde a ciclistas.

 

Siguientes artículos

Tras movilización, gobierno y taxistas acuerdan mesas de trabajo
Por

Estos grupos revisarán la normatividad actual, con el fin de promover la aplicación de la legalidad y concretar acciones...