Por Eduardo García

El 2016 resultó, por decir lo mínimo, uno de los años más inesperados de las últimas décadas.

El colapso de los precios del crudo en enero y febrero, hasta niveles no vistos en 15 años, junto con las victorias electorales de quienes buscan frenar o revertir la globalización, dieron pie a uno año que nadie anticipó y cuyas repercusiones apenas comienzan a desplegarse.

Para México, su economía, mercados y empresarios, los eventos internacionales causaron estragos –aunque también oportunidades– a lo largo del año, como queda patente con la caída de 19 de las 35 fortunas que conforman la nueva lista anual de los millonarios mexicanos, mientras que 13 patrimonios avanzaron y tres se mantuvieron sin cambio.

Si bien esas variaciones en las haciendas privadas se debieron, en buena medida, al desempeño de los negocios y empresas en las que están invertidos los más acaudalados del país, también son resultado de los impactos producidos por eventos internacionales en diversas variables económicas –como el tipo de cambio– y las políticas económicas que tuvo que implementar el gobierno de Enrique Peña Nieto para contrarrestarlos.

Por ejemplo, la baja del precio del crudo a menos de 25 dólares el barril al comenzar 2016, junto con la decreciente actividad económica global que se vislumbraba, provocó que las autoridades financieras y monetarias mexicanas tomaran medidas a mediados de febrero, como un nuevo recorte al gasto público, un alza repentina a la tasa de interés de referencia y una venta extraordinaria de millones de dólares para intentar contener los efectos negativos que ensombrecían el panorama económico nacional y que se reflejaron de manera instantánea en una caída de más de 11% del tipo de cambio.

El mercado de valores mexicano incluso llegó a descender más de 6% en los primeros días del año pasado ante los temores de que una mayor inflación elevara (como finalmente ocurrió) las tasas de interés y éstas a su vez desalentaran el consumo y frenaran la actividad económica al encarecer el crédito.

Por otro lado, el acelerado crecimiento de los precios preocupaba además por su impacto negativo en el poder de compra de los consumidores.

PUBLICIDAD

Así, más de la mitad de las principales fortunas en México sufrieron descalabros en la primera mitad del año por la inquietud de que un menor crecimiento económico afectara los ingresos y las utilidades corporativas.

Empresas como la mayor panificadora del mundo, Grupo Bimbo, propiedad de las familias Servitje Motul y Jorba Servitje; o América Móvil, la empresa líder en telecomunicaciones en América Latina y controlada por Carlos Slim, el hombre de negocios más acaudalado de México; o Grupo Comercial Chedraui, la tercera cadena de supermercados en México y propiedad de la familia Chedraui Obeso, registraron descensos en los precios de sus títulos de entre 11 y 25% en ese lapso.

Otros factores también explican el descenso en el precio de algunas acciones, como ocurrió con América Móvil. Esa empresa también resintió la llegada de nuevos competidores al mercado de la telefonía fija, móvil e internet, lo que, en pocas palabras, afectó su rentabilidad.

Las agresivas tácticas comerciales de empresas como AT&T forzaron a la compañía de Slim a reducir sus tarifas y, por lo tanto sus márgenes de ganancia, por lo que la valuación de la empresa decreció en cerca de 14% desde mediados de febrero hasta finales del primer semestre del año.

En ese lapso, además, ganó en las urnas el Brexit o salida de Reino Unido de la Unión Europea. En un inicio, esto causó nerviosismo en el país y afectó de nueva cuenta los precios de algunas acciones cotizadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). A la postre, sin embargo, los pocos vínculos comerciales que existen entre el Reino Unido y México tranquilizaron a inversionistas y consumidores en el país.

La BMV incluso, tras la fuerte caída de inicio de año que situó a su principal indicador en su nivel más bajo de los últimos 12 meses, mantuvo una carrera alcista hasta llegar a rebasar la barrera de las 48,000 unidades a mediados de agosto.

Para algunos analistas, ese desempeño del mercado parecía incluso injustificado ante las dificultades que presentaban las finanzas públicas, las repercusiones de un posible contagio provocado por el Brexit y el pobre crecimiento de las utilidades de las empresas mexicanas en la primera mitad del año.

“El año pasado fue muy particular”, dice Carlos Ponce, director adjunto de estrategia bursátil de BX+. En cierto momento en el año, agrega, “registramos valuaciones máximas [de algunas empresas] con las utilidades creciendo poco. Fue un año bastante irracional”.

Aún cuando el Brexit fue una señal de alerta de que el modelo globalizador enfrentaba una creciente oposición, nadie se atrevió a predecir lo que ocurriría después.

Seis meses más tarde, el peor escenario para la economía mexicana se materializó con la victoria de Donald J. Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses.

El empresario, convertido en político a los 70 años, había dejado en claro en su campaña que se oponía a las tendencias globalizadoras, ya que desde su perspectiva, y la de algunos de sus asesores más cercanos, habían causado graves daños a la economía y a los trabajadores de su país.

Con su elección, la pálida amenaza de un regreso al proteccionismo que desató el voto contra la Unión Europea en Reino Unido pasó a ser una dura realidad –más cuando Trump también manifestó animadversión con los trabajadores inmigrantes sin documentos que han llegado a su país.

El símbolo que quizás mejor representa las convicciones aislacionistas y proteccionistas de Trump es su intención de edificar un muro a lo largo de la frontera con México, una obra que simboliza los cambios económicos que el mandatario trataría de implementar en comercio internacional y flujos migratorios a lo largo de su mandato.

Para la economía mexicana, como quizás para ninguna otra, esto puede tener repercusiones severas y negativas, en la medida en que Estados Unidos es el destino de 80% de las exportaciones mexicanas y el origen de la mayor cantidad de la inversión extranjera directa que llega al país.

Además, el país recibe cerca de 25,000 millones de dólares en remesas que trabajadores mexicanos envían desde Estados Unidos a sus familias en México.

Las políticas de Trump son vistas en México como una amenaza y ello explica que tras su victoria el peso, la bolsa y las fortunas de muchos millonarios sufrieran fuertes menoscabos. La moneda perdió cerca de 16% de su valor contra el dólar en las cinco semanas posteriores a la elección estadounidense el 8 de noviembre, mientras que la BMV redujo a la mitad las ganancias que llevaba hasta un día antes de la elección, de más de 12% a 6%.

Claro que no todas las empresas de la bolsa, que controlan los millonarios mexicanos, reaccionaron negativamente a los resultados electorales británicos y estadounidenses, o incluso al desplome del crudo de inicio de año.

Las empresas con un alto porcentaje de sus ventas en dólares y las exportadoras, así como las productoras de metales preciosos, registraron crecimientos el año pasado gracias a que la devaluación del peso elevó el precio de sus productos en pesos, además de que los temores de un retorno al proteccionismo hizo que algunos inversionistas optaran por invertir en oro o plata como una estrategia de inversión defensiva.

El precio de las acciones de Industrias Peñoles, el principal productor de plata en el mundo con su filial Fresnillo, pasó de cerca de 175 pesos a 380. Ello explica por que Alberto Baillères, el tercer hombre de negocios más acaudalado de México y accionista de control de Peñoles a través de Grupo Bal, vio crecer su riqueza en cerca de 57% en los últimos 12 meses, de 6,900 a 10,800 millones de dólares (mdd).

Bailléres también controla la cadena de departamentales El Palacio de Hierro, la aseguradora Grupo Nacional Provincial y la administradora de pensiones Grupo Profuturo, entre otros activos.

Otros que vieron crecer su fortuna son Germán Larrea, dueño de control de la minero-ferroviaria Grupo México, y Rufino Vigil González, empresario siderúrgico con participación mayoritaria en Industrias CH y Grupo Simec.

En el caso de Larrea las alzas de precios de las materias primas el año pasado, en particular el cobre por una menor oferta y mayor demanda del metal, provocó que él, en lo personal, como mayor accionista de Grupo México, registrara un alza de 53.3% en su fortuna y con ello afianzó la segunda posición en el listado de los más ricos de México.

La fortuna de Larrea vale hoy cerca de 13,800 mdd, cuando hace un año valía cerca de 9,000 millones. Esto ocurrió luego de que el precio de las acciones de Grupo México creciera casi 55%, al pasar de cerca de 37 a 56 pesos en los últimos 12 meses.

Pero la fortuna que más creció el año pasado es la de Vigil González. Más que se duplicó al subir de 900 a 2,000 MDD, principalmente por el alza que registraron las acciones de ICH, que subieron de 55.7 pesos a finales de 2015 a 131 pesos al cierre del año pasado.

El crecimiento del valor de las acciones de ICH y su subsidiaria Simec se debe a los buenos reportes presentados por las dos empresas gracias a una creciente demanda de sus productos, principalmente de la industria automotriz.

Hasta antes de la llegada de Trump al poder, la industria automotriz mexicana estaba en pleno auge generando una fuerte demanda por diversos productos especializados, como los aceros de ICH y Simec.

Los especialistas desconocen si el auge automotriz continuará ante la oposición de Trump de que empresas automotoras instalen plantas en México para luego exportar sus vehículos a Estados Unidos. Hasta ahora, sin embargo, las cifras de exportación y producción de autos del sector automotor mexicano no muestran síntomas de aletargamiento, lo que podría hacer que la fortuna de Vigil González siga creciendo.

Claro que en lado contrario de la ecuación, los empresarios que vieron su fortuna caer el año pasado fueron principalmente los invertidos en empresas minoristas, como es el caso de la familia González Nova, en control de la cadena de supermercados de formato pequeño y especializado La Comer, y la familia Arroyo Chávez, dueña de un interés mayoritario en la cadena de farmacias Corporativo Fragua.

Los González Nova vieron caer su fortuna en 12.5% de 1,700 a un 1,200 mdd por el descenso de 23% que registraron los precios de sus acciones; mientras que los Arroyo Chávez sufrieron un deterioro en su riqueza de 1,100 a 930 mdd luego de la caída de 8.3% de los títulos de su empresa.

En la industria minorista quien registró el peor desempeño fue la familia Chedraui Obeso, luego de que las acciones de su cadena de supermercados bajaron 21% en el último año. Esto provocó que la riqueza de esta familia descendiera de 1,700 a 2,280 mdd.

Afortunadamente, el panorama económico y bursátil parece, a casi dos meses de que Trump iniciaría su presidencia, menos negativo. Las crecientes voces, dentro y fuera del círculo cercano del presidente estadounidense, en contra de sus posturas proteccionistas y aislacionistas parecen ganar espacios.

Eso ha generado expectativas más favorables sobre el futuro económico de México, ya que muchos expertos creen hoy que son muchas menos las posibilidades de que Trump imponga la agenda proteccionistas y aislacionista que defendió durante la campaña.

A raíz de ello, el peso ha ganado 7.1% contra el dólar este año, lo que la hace la moneda más ganadora entre las que más se intercambian a nivel mundial.

Eso, más los buenos resultados que en general reportaron las empresas en el último trimestre del año pasado hace pensar a algunos que la economía, el mercado y los empresarios mexicanos tendrán en 2017 un mejor desempeño al que estimaban hace cuando menos unas semanas.

De hecho, recientemente diversos especialistas subieron sus pronósticos sobre el nivel al que cerrará el índice de la BMV este año para reflejar una ganancia de entre 9 y 16%, algo que sin duda podrá elevar también la riqueza de muchos de los hombres y mujeres de negocios más acaudalados de México.

Éstos son los millonarios de México:

1. Carlos Slim / 77 años

Inbursa, AMX, Grupo Carso

Fortuna 2016: 54,500 mdd

Fortuna 2015: 50,000 mdd

A lo largo de 2016 se observó una fuerte competencia en el segmento de telefonía, lo que provocó un deterioro en la rentabilidad del grupo. Este año no deberá ser diferente. La competencia se mantiene agresiva, un ejemplo es AT&T, uno de sus principales competidores en el mercado de telefonía en México, que ha manifestado su firme intención de incrementar su participación de mercado en el país, para lo cual incentivará diferentes estrategias de mercadotecnia. A lo que América Móvil (AMX) deberá de responder no sólo con precios, sino con subsidios para los equipos.

A lo anterior tenemos que sumar las nuevas recomendaciones que le impusiera el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), donde las autoridades determinaron que AMX tendrá que crear una entidad legal nueva e independiente, que deberá prestar servicios fijos y móviles regulados. El mayor reto con estas medidas es que AMX estará sujeta a regulaciones asimétricas nuevas; una mayor regulación será un factor de presión en los resultados financieros de la firma. Además, esto será una limitante para negocios potenciales en los que quisiera incursionar, como su anhelo de tener una canal de TV de paga, el cual no solicita para no enfrentar temas regulatorios.

Otro reto que vemos relevante para el empresario tiene que ver con el lanzamiento de un canal de televisión en Estados Unidos (EU), con el que pretende acaparar la atención de 50 millones de personas. Este negocio es estratégico para la compañía, en tanto no pueda participar en la televisión abierta de México.

Para el negocio bancario, con Grupo Financiero Inbursa, las expectativas son favorables, el alza en las tasas de interés que presenta el mercado en México jugará a favor en las utilidades de este negocio. Por otra parte, en el negocio de crédito la empresa está mostrando importantes avances. Las expectativas para 2017 consideran un avance de 15% en el crédito comercial y de 20% en el crédito al consumo.

Ideal, el negocio de infraestructura, se verá favorecido por la integración de nuevos proyectos que generarán mayor flujo de efectivo. Sobresalen la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco y la terminal Cuatro Caminos. La empresa tiene 8 autopistas en proceso de construcción, de las cuales tres iniciarán operaciones este año.

2. German Larrea / 63 años

Grupo México

Fortuna 2016: 13,800 mdd

Fortuna 2015: 9,000 mdd

Los negocios de este empresario son los que mejor perspectiva tienen para este año, dados los señalamientos de Donald Trump, presidente de EU, sobre el incremento en las inversiones en infraestructura en su país, lo que anticipa que el precio del cobre (que aporta el 80% de los ingresos de la división minera) será superior al observado el año anterior, debido al aumento de la demanda.

La empresa podrá capitalizar el entorno a su favor, dado que se ubica como una de las empresas más eficientes en la extracción del cobre a nivel mundial, además de que Grupo México ocupa el cuarto lugar como productor de cobre en el planeta, y cuenta con las mayores reservas  a nivel internacional.

Grupo México es la empresa que menores costos de producción tiene, lo que le genera ventajas competitivas frente a las compañías mineras a nivel. Sin embargo, deberá poner atención en su negocio de transporte (Ferromex, Ferrosur, Intermodal de México y Texas Pacífico), pues podría resultar afectado si se reduce el comercio entre México y EU. Cabe señalar que es la empresa de transporte más grande y más rentable y de mayor cobertura en México. Cuenta con una conexión de cinco puntos fronterizos con EU.

3. Alberto Baillères González / 85 años

Industrias Peñoles, Palacio de Hierro

Fortuna 2016: 10,800 mdd

Fortuna 2015: 6,900 mdd

El principal negocio de este empresario, el minero, este año enfrentará un débil entorno de crecimiento económico, que ha disminuido las perspectivas de precios para sus principales insumos, oro y plata. De igual manera, en la división de comercial (Palacio de Hierro), se espera un menor dinamismo en las ventas, dado el entorno de mayores alzas en las tasas de interés, inflación y depreciación del peso frente al dólar, lo que mermará el poder adquisitivo del consumidor.

4. María Asunción Aramburuzabala / 53 años

Tresalia, Abilia

Fortuna 2016: 5,800 mdd

Fortuna 2015: 5,500 mdd

La empresaria tiene presencia en el negocio de bienes raíces con la empresa inmobiliaria Abilia,  misma que es operada a través del fondo de capital privado Trasalia,  pero este sector podría no tener un buen año, dadas las perspectivas de desaceleración en la economía y el escenario de  mayores tasas de interés, lo que podría frenar la demanda por nuevas oficinas y viviendas. No obstante, esto no es algo que frene a la compañía, pues estas inversiones son de largo plazo. A través de Abilia la empresaria ofrece desarrollos de uso mixto que conviven con departamentos, oficinas y centros comerciales en un mismo edificio.

5. Eva Gonda de Rivera y familia / 77 años

Comercio al detalle y Embotellado y distribución de bebidas

Fortuna 2016: 5,600 mdd

Fortuna 2015: 6,100 mdd

Los negocios de Gonda Rivera están llenos de retos. En los últimos años, los directivos se han enfocado en el crecimiento de las farmacias y las gasolineras de su división Comercio: con Oxxo Gas, cuyo plan es convertirse en jugador principal en la venta de gasolina. Cerró 2016 con 370 estaciones de servicio y el plan de abrir 50 más por año. En Oxxo Tiendas, el plan a 2020 es sumar 1,000 tiendas nuevas por año, que se agregarán a las 14,700 tiendas actuales. En la división de bebidas con KOF, el reto está en Brasil, tras la compra de Vonpar. Femsa también busca expandirse a EU, donde ya tiene acuerdos avanzados para adquirir embotelladores de The Bottling Investment Group. Finalmente, con la compra de Socofar en Chile y sus farmacias en México, su negocio de salud ya aporta 11% de los ingresos, pero la empresa buscará crecer aun más en este sector.

6. Juan Francisco Beckmann Vidal / 77 años

Industria de bebidas

Fortuna 2016: 5,200 mdd

Fortuna 2015: 6,100 mdd

Lo más importante este año, tras su salida a bolsa, será saber qué hará Jose Cuervo con los recursos de la colocación y si lo que haga dará el crecimiento y la rentabilidad que el mercado espera. Se prevé alguna adquisición en el corto plazo, y Beckman ha dicho que buscará comprar empresas en mercados con potencial de crecimiento, como Estados Unidos y Europa. Apostará a una mayor penetración de mercados a través de llegar a nichos con potencial. Un ejemplo es el tequila, que en la Unión Europea representa sólo 0.9% del volumen de ventas de bebidas alcohólicas destiladas, y en Estados Unidos el 9.8%. Los directivos de la compañía señalan que, si las ventas netas de tequila crecieran 1% en la Unión Europea y 1% las de whiskey irlandés en el mercado global de whiskey, la industria podría incrementar sus ventas en aproximadamente 450 mdd y 600 mdd, respectivamente.

7. Juan A. González Moreno y familia / 58 años

Sector financiero e industria de consumo

Fortuna 2016: 5,00 mdd

Fortuna 2015: 4,954 mdd

Banorte debería ser, este año, uno de los bancos más beneficiados del entorno de mayores tasas de interés que experimenta México, principalmente debido a su amplia base de depósitos. Pero el alza en las tasas podría ser un arma de doble filo para la fortuna de esta familia, ya que, si bien generaría un sólido desempeño del negocio bancario, al mismo tiempo merece atención la desaceleración de la economía, pues podría afectar los índices de cartera vencida. La empresa mantiene un índice de capitalización sano de 15.28%, por arriba de lo que marca Basilea y de los promedios del sector.

En cuanto a los negocios de Gruma, éstos mantienen una perspectiva positiva debido al fortalecimiento del dólar y al hecho de que 60% de sus ingresos son en esa divisa. Aunado a ello, la compañía mantiene un buen desempeño, medido en volúmenes, en Estados Unidos.

8. Familia Servitje

Industria de alimentos

Fortuna 2016: 4,200 mdd

Fortuna 2015: 4,665 mdd

Pese a que Bimbo se beneficia, en principio, de la apreciación del dólar, dado que 54% de sus ingresos son en dicha divisa, no se debe perder de vista que los costos de sus principales insumos también están dolarizados, a lo que se suma un aumento en el precio de los combustibles en México. Por tanto, el principal reto de Bimbo este año será mantener un sano balance entre volumen y precio en sus productos, además de enfrentar, en Estados Unidos, donde no es líder de su sector, un mercado altamente competitivo.

9. Jerónimo Arango / 91 años

Fortuna personal (con antecedentes en comercio al detalle)

Fortuna 2016: 4,200 mdd

Fortuna 2015: 4,400 mdd

Jerónimo Arango y sus dos hermanos, Manuel y Plácido, ganaron una fortuna cuando vendieron su participación mayoritaria en la tienda de descuento Cifra, al brazo mexicano de la estadounidense Walmart, en 1997. Jerónimo fundó la predecesora de Cifra junto con sus hermanos en 1958. A raíz de la venta, los hermanos quedaron fuera de los reflectores; se dice que Jerónimo vive una vida tranquila en Los Ángeles, California, mientras que Manuel, un desarrollador de bienes raíces, fundó el Centro Mexicano para la Filantropía. Plácido ha sido dueño de una cadena de restaurantes.

10. Ricardo Salinas Pliego / 61 años

Comercio minorista, servicios financieros y telecomunicaciones

Fortuna 2016: 3,600 mdd

Fortuna 2015: 4,300 mdd

Elektra mantiene sólidas perspectivas para 2017; la estrategia de pagos chiquitos es atractiva y viable en un entorno de debilidad económica. Banco Azteca presenta adecuados niveles de colocación de crédito y un eficiente control de cartera vencida. El proceso de reinvención que ha puesto en marcha TV Azteca desde finales del año anterior deberá rendir frutos este año. Respecto al nivel de endeudamiento, realizó una estrategia financiera donde sustituyó una parte de los pasivos en dólares a pesos, lo que dará respiro a este rubro. Además, en marzo, la televisora lanzó el canal de noticias adn40 (antes Proyecto 40) y la red de canales locales a+.

11. Francisco Javier Bours Castelo y familia / 64 años

Industria de alimentos y de telecomunicaciones

Fortuna 2016: 3,150 mdd

Fortuna 2015: 3,238 mdd

12. Antonio del Valle Ruiz / 78 años

Industrias químicas, de la construcción y sector financiero

Fortuna 2016: 3,000 mdd

Fortuna 2015: 2,600 mdd

13. Marcos Achar Levy y familia / 54 años

Fortuna familiar (antecedentes de la industria de pinturas)

Fortuna 2016: 2,430 mdd

Fortuna 2015: 2,300 mdd

14. Leopoldo Espinosa Abdala y familia / 52 años

Industria farmacéutica

Fortuna 2016: 2,430 mdd

Fortuna 2015: 2,300 mdd

15. Ricardo Martín Bringas y familia / 56 años

Comercio minorista

Fortuna 2016: 2,180 mdd

Fortuna 2015: 2,218 mdd

16. Emilio Azcárraga Jean / 49 años

Telecomunicaciones, televisión abierta y de paga y medios de comunicación

Fortuna 2016: 2,100 mdd

Fortuna 2015: 2,100 mdd

17. Rufino Vigil González / 69 años

Industria siderúrgica

Fortuna 2016: 2,000 mdd

Fortuna 2015: 926 mdd

18. Manuel Barragán Morales y familia / 64 años

Embotellado y distribución de bebidas bajo marcas globales

Fortuna 2016: 1,950 mdd

Fortuna 2015: 2,006 mdd

19. Carlos Hank Rohn / 70 años

Sector financiero y construcción de infraestructura

Fortuna 2016:  1,900 mdd

Fortuna 2015: 2,100 mdd

20. José y Francisco Calderón Rojas y familia

Embotellado y distribución de bebidas y comercio detallista

Fortuna 2016: 1,860 mdd

Fortuna 2015: 2,000 mdd

21. Roberto Hernández Ramírez / 74 años

Fortuna personal (antecedentes en el sector financiero)

Fortuna 2016: 1,800 mdd

Fortuna 2015: 1,700 mdd

22. David Michel y familia / 52 años

Embotellado y distribución de Coca-Cola y comercio

Fortuna 2016: 1,780 mdd

Fortuna 2015: 2,000 mdd

23. Carlos González Zabalegui y familia / 65 años

Comercio minorista

Fortuna 2016: 1,550 mdd

Fortuna 2015: 1,772 mdd

24. Ángel Losada Moreno y familia / 62 años

Comercio especializado, bienes raíces y servicios

Fortuna 2016: 1,480 mdd

Fortuna 2015: 1,244 mdd

25. Cynthia y Bruce Grossman / nd

Embotellado y distribución de bebidas

Fortuna 2016: 1,400 mdd

Fortuna 2015: 1,475 mdd

26. Luis y Mauricio Jorba Servitje

industria de alimentos, botanas

Fortuna 2016: 1,330 mdd

Fortuna 2015: 1,467 mdd

27. Alfredo Chedraui Obeso y familia / 69 años

Comercio detallista

Fortuna 2016: 1,280 mdd

Fortuna 2015: 1,712 mdd

28. David Peñaloza Alanís / 52 años

Operación de infraestructura y concesiones

Fortuna 2016: 1,200 mdd

Fortuna 2015: 1,500 mdd

29. Alfreo Harp Helú / 72 años

Sector financiero, centros de acondicionamiento físico y comercio detallista

Fortuna 2016: 1,200 mdd

Fortuna 2015: 1,200 mdd

30. Armando Martín Soberón y familia

Comercio minorista

Fortuna 2016: 1,130 mdd

Fortuna 2015: 1,115 mdd

31. Alberto Torrado Martínez y familia / 53 años

Industria restaurantera y cafeterías

Fortuna 2016: 980 mdd

Fortuna 2015: 1,001 mdd

32. Javier Arroyo Chávez y familia / 69 años

Distribución y venta de medicamentos

Fortuna 2016: 930 mdd

Fortuna 2015: 1,096 mdd

33. Fernando Chico Pardo / 64 años

Industria aeroportuaria y turística, agroindustria

Fortuna 2016: 930 mdd

Fortuna 2015: 801 mdd

34. Familia Fernández / nd

Embotellado y distribución de bebidas

Fortuna 2016: 780 mdd

Fortuna 2015: 764 mdd

35. Luis Arizpe Jiménez y familia

Embotellado y distribución de bebidas

Fortuna 2016: 550 mdd

Fortuna 2015: 554 mdd

 

Siguientes artículos

Nadie ganó más dinero en México en 2016 que Germán Larrea
Por

El negocio minero de los Larrea dio un impulso de 53% a la fortuna familiar.