cintillo_1

 

Texto publicado originalmente el 26 de septiembre de 2013.

 

Cada vez más televidentes ven sus programas favoritos con el celular o la tablet en la mano y los comentan en redes sociales.

PUBLICIDAD

 

Seamos sinceros: usted es de los que ven la tele con el smartphone o la tablet en la mano. Y no sólo eso, hace una especie de combo entre sus redes sociales y el programa que ve. Comparte contenido, revisa enlaces, discute con otros usuarios o hasta con las cuenta oficiales; incluso trollea despiadadamente a quien considera que se lo merece al tiempo que ve un partido o su programa favorito.

La tendencia de este fenómeno, conocido como Social TV, va cada en día en aumento. Consiste en mirar la televisión mientras se interactúa en redes sociales. De esta manera, los usuarios pueden no sólo interactuar con otros usuarios e intercambiar puntos de vista sobre los contenidos de un programa en particular, sino también con los conductores y, en algunos casos, hasta con los personajes de un show.

Según datos de Ericsson, el crecimiento de la Social TV ha sido constante: el 68% de usuarios a nivel mundial ve televisión mientras navega y discute sus contenidos a través de redes sociales.

En México, la situación no es diferente. Según datos de IAB México, la principal actividad offline que realizan los mexicanos mientras se encuentran en Internet es mirar la televisión.

De acuerdo a sus hábitos para navegar, los usuarios se han convertido en consumidores de medios multitask.

La Social TV podría representar una estrategia de la televisión convencional para que los usuarios logren un grado más profundo de involucramiento o engagement con su programación.

La idea de tener de cerca a competidores tan fuertes como la televisión on demand, ha obligado a los medios a buscar alternativas que prologuen y amplíen la experiencia de disfrutar un programa o una serie de televisión.

En este sentido, la televisión social impulsa a que los usuarios participen de manera activa y constante durante la transmisión de algunos programas de televisión con la intención de que al involucrarlos más, se adquiera un hábito y por consiguiente, una nueva manera de consumir los medios tradicionales.

La televisión no la tiene fácil, pues si bien su consumo promedio de horas al día no ha disminuido, poco a poco la cantidad de horas que pasa un usuario promedio se acerca a la cantidad de horas viendo televisión. En México, las cifras ascienden a 5 horas diarias viendo la televisión y a 5 horas diarias conectado a Internet.

Al parecer Twitter se mantiene como la red más usada durante la transmisión de un programa de televisión convencional; no obstante Facebook quiere cerrarle el paso y ha subido un par de herramientas que le permitirán a las televisoras monitorear en tiempo real la actividad de palabras clave, así como las conversaciones, likes y contenido compartido por los usuarios durante la transmisión de un programa.

La tendencia de hacer Social Tv va cada vez más al alza, pues ante la llegada de los medios on demand, implica una nueva y seria forma de competir frente a los contenidos a la carta, ya que la televisión se vuelve dinámica y propicia un nuevo grado de involucramiento que parece ir mucho más allá de aquellos intentos fallidos de la televisión interactiva de los 90.

Contacto:
Twitter: @sincreatividad

 

Siguientes artículos

Después de la tempestad
Por

Ingrid y Manuel sólo vinieron a confirmar lo que ya sabíamos: en materia agropecuaria, el país sigue estancado y no ha h...