Échale a tu casa es la número uno entre casi mil compañías de todo el mundo evaluadas por B-Lab por su desempeño financiero, impacto social y ambiental, así como el respeto a sus empleados.

 

By Susan Adams

 

PUBLICIDAD

Échale a tu Casa es una empresa de 18 años con sede en la Ciudad de México que ayuda a personas en comunidades rurales y de bajos ingresos a construir sus propias casas. A través de su brazo sin fines de lucro, aglutina a aspirantes a prestatarios para reunir sus ahorros y usarlos para asegurar un financiamiento bancario. Después sus empleados enseñan técnicas de construcción y les ayudan con el proceso. La compañía paga a sus más de 50 trabajadores más del triple del salario mínimo mexicano (de alrededor de 60 pesos por día) y les proporciona alojamiento gratuito o subsidiado mientras están en el trabajo. También reembolsa colegiaturas, ofrece cursos de idiomas para sus empleados y consigue el 60% de sus materiales de fuentes locales. El 30% de los miembros del consejo de administración son mujeres. Todos esos esfuerzos le han ganado a Échale a tu Casa la distinción ‘Best for the World’ (o ‘mejor para el mundo’)​​, un homenaje realizado por B Lab, una organización sin fines de lucro de siete años de edad, con base en Berwyn, Pennsylvania, que inventó el concepto ‘Empresa benéfica’ para designar a una compañía que genere ganancias mientras favorece a sus trabajadores, su comunidad y a la Tierra, a veces a expensas de sus propietarios.

Fundada por tres amigos que se conocieron en Stanford –Jay Coen Gilbert, Bart Houlihan y Andrew Kassoy, que solían administrar las inversiones privadas de Michael Dell– B Lab pone a las empresas solicitantes a través de un proceso de selección riguroso, donde utiliza un sistema de 200 puntos para medir el desempeño de las empresas en cuatro áreas:
· Rendición de cuentas. Incluye gobernanza, transparencia y participación del cliente.

· Impacto en los empleados. Remuneración, prestaciones, flexibilidad laboral y seguridad en materia de salud.

· Consumo. Este apartado incluye si sus productos promueven beneficios públicos o están dirigidos a poblaciones desatendidas.

· Comunidad. Mide el grado en que la compañía utiliza materiales de origen local y dona a organizaciones benéficas locales y proyectos de servicio.

En el mundo de la clasificación de las empresas enfocadas en el beneficio final triple: personas, planeta y ganancias, B Lab tiene uno de los sistemas de calificación más rigurosos. Mientras que la mayoría de otras clasificaciones de responsabilidad corporativa, como Corporate Knights Global 100, las empresas más éticas del Ethisphere Institute y 100 Mejores Ciudadanos Corporativos de la revista Responsability Magazine, son agrupados por conjuntos o publicaciones que califican a las empresas desde el exterior, las B Corporations deben solicitar la certificación y someterse a un minucioso análisis elaborado por un panel de B Lab, además de sujetarse a las auditorías de seguimiento. También deben pagar una cuota anual basada en sus ingresos y modificar sus estatutos para prometer que darán el mismo valor al lucro que a hacer el bien.

A través de su sistema de puntos, B Lab ha creado una lista con 92 de las 990 empresas certificadas, las cuales se encuentran en el 10% de mejor desempeño de acuerdo con su sistema. A principios de marzo se anunció la lista de las empresas ‘mejores para el mundo’. La lista completa la pueden consultar aquí. La mayoría de las empresas B Lab tienden a ser pequeñas empresas. Ochenta y dos empresas en la lista tienen menos de 50 empleados.

De las 10 empresas con más de 50 empleados que B Lab ha honrado por tener los más altos estándares, Échale a tu Casa obtuvo la calificación más alta. Aquí están las otras nueve, en el orden en que B Lab las clasifica:

2. Co2 Bambu, Granada, Nicaragua. Usando bambú, que es abundante en ambientes tropicales y resistente huracanes y terremotos, esta empresa diseña y construlel casas en comunidades remotas y de bajos ingresos en Nicaragua. Antes de embarcarse en un proyecto, CO2 Bambu se reúne con los lugareños para obtener retroalimentación. Muchos de sus trabajadores provienen de comunidades con alto índice de desempleo.

3. Sunrise Banks, St. Paul, Minnesota. Una de las B Corps más grandes, con más de 150 empleados, Sunrise Banks se especializa en préstamos tanto a empresas comerciales como a individuos en los barrios de bajos ingresos. La compañía trabaja estrechamente con los programas de asistencia estatal y federal. También ofrece un fondo de depósito socialmente responsable que invierte en los vecindarios locales y dona más de 5% de sus ganancias a organizaciones benéficas. El Tesoro de Estados Unidos la ha certificado como Institución Financiera de Desarrollo Comunitario, lo que significa que al menos el 60% de sus préstamos está en los barrios de bajos y moderados ingresos y su misión principal es el desarrollo comunitario.

4. One PacificCoast Bank, Oakland, California. Este banco, especializado en préstamos a pequeñas empresas locales, da 100% de sus ganancias a su hermano sin fines de lucro, One Foundation PacificCoast, que apoya en la construcción de viviendas asequibles, a las iniciativas antidiscriminación y a la lucha contra la pobreza. El multimillonario de los fondos de riesgo, Tom Steyer, que construyó su fortuna en Farallón capital (vendió su participación en 2012), fundó el banco y la fundación con su esposa Kat Taylor en 2007. Miembro de la Giving Pledge, Steyer ha dado más de 50 millones para apoyar el banco y la fundación. El banco tiene una política de contratación de personas con barreras para el empleo, como aquellas con antecedentes penales. Alrededor del 40% de la plantilla tiene un pasado que habría dificultado su acceso al empleo en otro lugar.

5. Give Something Back Office Supplies, Oakland, California. La mayor empresa independiente de suministros de oficina de California ofrece más de 6,000 productos reciclados y verdes, desde calendarios hasta artículos de limpieza y papel reciclado. También dispone de un parque solar de 50,000 watts en el techo que suministra más del 25% de la energía de la compañía y ha emprendido un programa de reciclaje de tóner y cajas. La empresa dona más de la mitad de sus beneficios a organizaciones comunitarias.

6. Cooperative Home Care Associates, Bronx, New York. Situada en el Bronx , Nueva York, CHCA es la mayor cooperativa de propiedad de los trabajadores de la nación. Ofrece servicios de cuidado en el hogar de alta calidad para ancianos y discapacitados, en su mayoría residentes afroamericanos y latinos de comunidades de bajos ingresos. Su plantilla de 2,050 empleados se compone casi en su totalidad de mujeres latinas y afroamericanas. En una industria donde la mayoría de los empleos son de medio tiempo, los empleados de CHCA tienen la opción de trabajar a tiempo completo y se les pagan las horas extra a una tasa de 1.5 de su salario base. También reciben tutorías, alfabetización financiera y coaching.

7. Home Care Associates, Filadelfia, Pennsylvania. Afiliado a la CHCA, HCA es una empresa más pequeña, con sólo 170 empleados. Al igual que los empleados de CHCA, la mayoría de los trabajadores de HCA son también propietarios de la empresa. Se dice que su misión es la atención de calidad a través de empleos de calidad. HCA tiene un modelo similar al CHCA para sus empleados: la mayoría de los asistentes trabaja a tiempo completo y recibe seguro médico y dental, pases de transporte, tiempo libre pagado, seguro de vida y ayuda con el manejo de casos. Los empleados obtienen aumentos regulares.

8. d.light Solar, San Francisco, California. Diseña, fabrica y distribuye energía solar y productos de energía en 40 países en desarrollo. Las lámparas D.light se cargan solas durante el día, brillan por al menos cuatro horas por la noche y están diseñadas para durar más de cinco años. El modelo estándar cuesta 30 dólares, lo cual es mucho para una familia en zonas rurales de África o India, pero la compañía ha vendido más de 3 millones de lámparas en los últimos seis años. La idea surgió del cofundador Sam Goldman, quien estaba en el Cuerpo de Paz en Benin cuando un chico tiró una lámpara de queroseno en la casa familiar y sufrió graves quemaduras. Goldman fue a la escuela de negocios de Stanford, decidido a fundar una empresa que pudiera producir una alternativa al las linternas de queroseno. La compañía afirma que ya ha alcanzado a 10 millones de personas y tiene como objetivo alcanzar a 100 millones para 2020. Está creciendo a un ritmo de 1 millón de usuarios mensuales.

9. Roshan, Kabul, Afganistán. En Afganistán devastada por la guerra, el proveedor de telecomunicaciones Roshan (también conocida como Telecom Development Company Afghanistan Ltd.) es una historia de éxito con más de seis millones de suscriptores activos y una red que provee cobertura a más del 65% de la población. Roshan ha invertido 550 millones de dólares en el interior del país, por lo que es el inversionista y contribuyente individual más grande de Afganistán. Roshan paga casi el doble del salario mínimo y ofrece beneficios para la salud familiar, incluyendo más de dos meses de baja por maternidad. Subsidia el transporte y las comidas. Veinte por ciento de su fuerza de trabajo de 1,200 es de sexo femenino. Roshan significa “luz”, tanto en pastún como en persa dari.

10. Namasté Solar, Boulder, Colorado. Es una cooperativa que diseña, instala y mantiene sistemas solares para hogares, negocios, organizaciones sin fines de lucro y oficinas gubernamentales. Tiene un proporción de remuneración máxima de cuatro a uno entre el sueldo más alto y el más bajo, sus empleados tienen seis semanas de vacaciones pagadas por año. Donan el 20% de los ingresos después de impuestos a organizaciones no lucrativas, principalmente a través de subvenciones del sistema eléctrico solar. La empresa publica toda su información financiera, incluidos los salarios.

 

Siguientes artículos

Activos de Mexicana, insuficientes para liquidar a trabajadores: SCT
Por

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dijo hoy que los recursos que resulten como saldo d...