Juan Manuel Fernández, corresponsal

 

SAN JOSÉ, Costa Rica.- Cinco mil personas se levantaron de sus asientos para aplaudir, eufóricos, en el auditorio en Le Bourget, Francia. Un día histórico, aquel 12 de diciembre de 2015, el mundo entero se puso de acuerdo para comprometerse a reducir las emisiones de gases efecto invernadero, y contener la amenaza global que representa el cambio climático.

PUBLICIDAD

Y fue una costarricense, Karen Christiana Figueres Olsen, la que lideró las negociaciones después de dos semanas intensivas. El escenario fue la gran cumbre planetaria COP 21 que validó el trabajo de seis años, desde que asumió la secretaría ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

El Acuerdo de París no sólo significó el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional para toda la organización, sino que facilitó a Figueres las credenciales y argumentos suficientes para ser uno de los once candidatos para reemplazar al coreano Ban Ki-moon como secretario general de las Naciones Unidas.

“En los 70 años de historia de las Naciones Unidas hemos tenido ocho secretarios generales, sólo uno ha sido latinoamericano: Javier Pérez de Cuéllar del Perú y nunca una mujer ha sido la cabeza de las Naciones Unidas. Ya es tiempo”, dijo la diplomática y economista este 7 de julio, en San José Costa Rica, mientras presentaba su candidatura oficial al cargo.

Su campaña de postulación para llegar a la máxima silla de la ONU se titula ‘Restoring Hope’ y su promesa, según reza su manifiesto, es “lograr una resolución pacífica de las disputas y un fortalecimiento de nuestra capacidad de respuesta ante las crisis”. Será financiada parcialmente por el Gobierno de Costa Rica, y por el método crowdfunding.

“Las Naciones Unidas no pueden hacer milagros, pero son indispensables. El camino que tenemos por delante es inexplorado y está cargado de dificultades; algunas predecibles en el presente, y muchas aún desconocidas. Sin embargo, con un enfoque optimista y una perspectiva que busque posibilidades en lugar de resignación, podremos crear un ciclo creciente de confianza y esperanza”, manifestó hace unas horas, durante su postulación.

Ese optimismo fue el que la sostuvo por seis años –pese a que las evidencias se le presentaban en contra – para sentar en la mesa a 195 gobiernos y para que respaldaran voluntariamente, el acuerdo multilateral más trascendente desde que se firmó la paz después de la II Guerra Mundial: reducir, hasta donde sea posible, los efectos del cambio climático.

Salvar al Planeta

Seis años después de que fracasaran las negociaciones de cambio climático de Copenhague, en 2009, a Figueres le tocó culminar la tarea que su antecesor, Yvo de Boer. Christiana Figueres debía reconciliar a un mundo dividido. Las potencias se negaban a firmar un documento que la obligara a realizar cambios profundos en sus modelos industriales con el fin de evitar que la temperatura global supere la barrera de los 2 grados centígrados.

“Me dijeron: ‘Su trabajo es salvar al planeta, pero no tiene ninguna autoridad, porque los gobiernos son soberanos’. Yo entré en pánico”, confesó Figueres durante una conferencia que impartió. Sin embargo, con el acuerdo logrado en la capital francesa, consiguió quizás el primer paso de un cambio gradual que urge hacia las economías más verdes.

Hija del expresidente de Costa Rica, José Figueres Ferrer, y hermana de José María Figueres Olsen, quien también fue presidente del país centroamericano, la economista fue elegida por Forbes como la mujer más poderosa de Centroamérica, en el Ranking Mujeres Poderosas del 2016.

 

5 datos de su vida

  • Un mes después de su postulación, cumplirá 60 años (7 de agosto de 1956)
  • Se graduó de antropología de London School of Economics
  • Reside en Alemania con su cónyuge Konrad von Ritter, y es madre de Naima y Yihana.
  • Fue entrevistada por Leonardo Di Caprio para su documental sobre cambio climático Cowspiracy
  • Para aspirar a la secretaría general, debió abandonar su cargo en la CMNUCC

 

 

 

Siguientes artículos

Tras 55 años, reanudan vuelos comerciales de EU a Cuba
Por

Los vuelos serán ofertados por Alaska, American, Delta, Frontier, JetBlue, Southwest, Spirit y United.