Por Alejandro Medina

A Karoli Hindriks le tocó comenzar su vida, literalmente, del otro lado del muro. Nació en una familia de clase media de Estonia, país del norte de Europa que formó parte de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).

En los primeros años de su vida, el mundo se veía de manera distinta. “De niña, viví en el encierro, el mundo para mí no era abierto”, recuerda. Incluso, cuando era pequeña ni siquiera podía soñar con lo que podría haber del otro lado del planeta.

Pero, en cuanto se disolvió la Unión Soviética, en 1991, con sólo nueve años, se propuso que su meta en la vida sería recorrer el mundo lo más posible.

No demoró en cumplir su cometido: unos años después, realizó un intercambio académico en Estados Unidos y se mudó a vivir a New Hampshire.

Hindriks estudió la universidad, regresó a Estonia y decidió dedicarse a los medios de comunicación. Halló cabida en plataformas como MTV, canal del cual fungió como CEO local entre 2007 y 2009 y Fox, cadena en la que se desempeñó como gerente regional para el Báltico.

 

De Kuala Lumpur a Silicon Valley

PUBLICIDAD

Profesionalmente, todo iba bien: tenía un empleo satisfactorio, con buen sueldo y oportunidades de crecimiento, pero, personalmente, ella no se sentía completa; quería seguir viajando, conociendo el mundo.

Así que decidió renunciar y tomar un vuelo a Kuala Lumpur, Malasia, con el objetivo no sólo de vacacionar, sino de encontrar un trabajo y establecerse en ese lugar por un tiempo. Sin embargo, las cosas no salieron como esperaba. A pesar de su amplia experiencia, le era difícil encontrar una oportunidad.

Hindriks se decepcionó y, mientras analizaba qué hacer, pensó en algo que parecía una locura: solicitar su ingreso en la Singularity University (SU), incubadora de innovación y negocios que fundaron, en 2008, Peter Diamandis y Ray Kurzweil.

La locura no resultó ser tal, y acabó por ser aceptada en el programa de la organización, situación que la llevó a tomar un avión con dirección a San Francisco, California, para comenzar su entrenamiento.

 

Talento mundial

La experiencia laboral que vivió en Malasia la llevó a pensar, para su proyecto de trabajo en SU, en desarrollar un modelo de gestión de capital humano para empresas que fuera capaz de romper con los estándares tradicionales e hiciera posible que el talento llegara a ellas desde cualquier parte del mundo.

“Me di cuenta de que había en el mundo muchos internships para jóvenes recién graduados que funcionaban bien, pero existían muy pocas posibilidades para gente más experimentada, de salir a trabajar fuera de sus países”, explica; “algo muy similar a lo que me sucedió a mí, que no pude encontrar un buen trabajo fuera de mi país, aun cuando tenía los conocimientos necesarios”.

Y ésa fue precisamente la idea esencial que la llevó a sentar las bases, durante su estancia en SU, de Jobbatical, una compañía enfocada, precisamente, en lograr que el talento sea cada vez más global.

Te puede interesar: Creación de empleos en EU alcanza máximos históricos

Foto: Jobbatical

“Antes, las empresas estaban acostumbradas a buscar su capital humano sólo en sus ciudades, ni siquiera en la totalidad de los países [en los que operan], y hoy pretendemos que esto sea totalmente diferente, tanto por el bien de la productividad de las compañías, como por el de los empleados, quienes hoy están mucho más abiertos a moverse por el mundo para seguir creciendo”, añade Hindriks.

Y tal es el hambre de emigrar al extranjero de los empleados, que en apenas tres años de vida de Jobbatical, ha recibido más de 120,000 solicitudes de personas interesadas en trabajar en el extranjero. De hecho, actualmente suma más de 3 millones de dólares en inversiones provenientes de fondos, como Union Square Ventures, que ha estado detrás de gigantes como Twitter o Kickstarter.

En total, la plataforma de Hindriks ha logrado ya colocar alrededor de 1,000 profesionales en todo el mundo, entre los que se encuentran dos mexicanos. Los países con más especialistas que buscan salir de su país son Estados Unidos, India y Brasil.

El trabajo desarrollado por esta emprendedora le ha permitido tejer ya relaciones con empresas de 44 países, las cuales están abiertas a la posibilidad de postular vacantes que puedan ser ocupadas por extranjeros. Las que más talento de este tipo buscan, relata, están en las áreas de tecnología, negocios y mercadotecnia.

“Tratamos de ser una especie de conexión entre empresas y profesionales; sentamos a ambos a la mesa y les permitimos que dialoguen y puedan encontrar soluciones el uno para el otro”, destaca.

Las ganancias para la compañía de Hindriks llegan una vez que se avala la contratación, pues la empresa contratante paga a Jobbatical una comisión. Jobbatical también suma ingresos por el apoyo que le brindan al recién empleado en temas migratorios.

 

La próxima gran guerra

¿Por qué es necesario que las empresas consideren esta alternativa? Porque, si no lo hacen desde hoy con tiempo suficiente, no tendrán la capacidad de defenderse en la próxima “gran guerra” que se avecina: la batalla global por el mejor talento.

“Vemos, de manera muy clara, que la tendencia de cara al futuro será la lucha entre países y empresas por tener al mejor talento posible, por atraer a aquellos que tengan verdadera capacidad de crear soluciones innovadoras, sin importar el origen que tengan”, expone la emprendedora.

De esta forma, las compañías podrán tener consigo a los profesionales con las cualidades y capacidades adecuadas para resolver sus necesidades.

“Los países y firmas que piensen en tomar a los mejores tendrán más capacidad de explotar que aquellos que prefieran cerrar sus fronteras, como hemos visto recientemente en Estados Unidos”, afirma. “Hay casos muy exitosos, como los de Malasia o Singapur, que están eligiendo esta alternativa y viendo resultados interesantes. Estamos en un momento clave en temas de capital humano”, añade.

Foto: Jobbatical

 

Democratizar el conocimiento

Pero las cosas no se quedan ahí. Apostar por el talento global trae otros beneficios a empresas y profesionales, que se ven a simple vista.

Uno de ellos es la transformación de los profesionales cuando tienen la posibilidad de mostrar sus habilidades lejos de casa. “Vivir y trabajar fuera de su país de origen transforma a los profesionales; los reta y los sitúa en escenarios en los que antes pudieron no haber estado, los hace desarrollarse de manera positiva, les da otra visión y cultura”, comenta.

Otro es que los empleados que salen de su territorio tienen la posibilidad de aportar mucho más a las empresas para las que trabajan. “Si todos tuvieran la oportunidad de vivir y experimentar al menos seis meses fuera de su país de nacimiento, tendríamos un mundo muy diferente al que conocemos”, comenta.

Y es este punto el que permite dar vida a uno de los pilares de origen que llevaron a la emprendedora de Estonia a crear Jobbatical: La democratización del conocimiento.

“Creemos que, con esta posibilidad, se permite mejorar la distribución del conocimiento, ya que, por un lado, cuando salen de casa los profesionales llevan sus capacidades a otros países y las exponen, permitiendo que otros aprendan de ellos; y, por otro, cuando vuelven, traen consigo cualidades nuevas”, relata.

 

Por Latinoamérica

Son dos los profesionales mexicanos, especialistas en temas de desarrollo web, los que a través de Jobbatical, han salido del país. Ambos lo han hecho a la India.

Y en Latinoamérica, excluyendo a Brasil, país que ha tenido un número más elevado de especialistas enviados fuera, la compañía ha posicionado ya a una decena de empleados que buscaban salir de sus países, y aún tiene un plan de expansión hacia la región.

“Hasta hace unos meses, nuestro foco había estado centrado en Estados Unidos, Europa y Asia, pero hemos visto un interés fuerte en Latam, no sólo con México, sino también con países como Argentina y Colombia, desde donde ya también hemos enviado profesionistas a otros países”, indica Hindriks.

Ante esta nueva veta de interés, Jobbatical prevé abrir, en breve, una oficina para la región, con capacidad no sólo para buscar talento dispuesto a cambiar de aires, sino también compañías abiertas a recibir talento foráneo.

“Pretendo que esta firma sea un gran puente entre países. El mundo lo necesita. Si algo aprendí de mi experiencia del otro lado del muro, en la vieja Estonia de la URSS, es que el peor error que existe es no aceptar la apertura”, concluye.

4 ventajas de impulsar el talento global

  1. Transforma la visión y cultura del profesionista que decide salir.
  2. Se accede al talento que realmente se está buscando, sin importar las fronteras.
  3. Facilita la democratización del conocimiento, tanto en el país de origen, como en el de destino.
  4. Apoya la interacción entre culturas distintas en la formación de mejores prácticas.

Te puede interesar: Peña Nieto presume crear más de 2 millones de empleos

Foto: Laura Oks

Números de Jobbatical

120,000 solicitudes de profesionistas ha tenido Jobbatical desde que inició.

Más de 1,000 profesionistas del mundo han cambiado de residencia a través de ellos.

2 profesionistas mexicanos viajaron a la India por medio de la compañía de Estonia.

3 son los países que más han exportado profesionistas: Estados Unidos, India y Brasil

Jobbatical tiene relación con compañías de 44 países del mundo.

3 a son las áreas en las empresas que están más abiertas a aceptar profesionistas de fuera: Tecnología, negocios y mercadotecnia.

Hasta hace poco tiempo, el interés de Jobbatical se había centrado en 3 lugares, Estados Unidos, Europa y Asia, pero ahora voltea a Latam.

 

Siguientes artículos

bimbo-pan
Salir de compras, la clave de Bimbo para crecer
Por

Al cierre de 2016, la empresa tenía presencia en 22 países de América, Europa y Asia, sin embargo, con East Balt Bakerie...