No ha cumplido 40 años y su carrera ascendente ya la llevó a ser considerada la tercera persona del mundo más talentosa en el social marketing, según la lista realizada por Forbes sobre las 40 personas más talentosas de 2014. En República Dominicana, por primera vez, habla y deja un aviso: “es clave innovar si América Latina no quiere quedarse en el camino”.

 

Por Felipe Vallejos M.

PUBLICIDAD

Nacida en Rusia, el inglés de Ekate­rina Alter de­lata sus años en Estados Unidos, país al que llegó poco después de cumplir dos décadas de vida. Salió de la ex Unión Soviética para estudiar en una universi­dad estadounidense por la excelencia y las oportunidades laborales que pudiera encontrar. No se equivocó. Buscó lo impo­sible dejando una realidad que le incitaba a lo contrario.

Sentados detrás del escenario donde se realiza el X Congreso Internacional sobre el Futuro de la Publicidad, Ekaterina comienza a relatar cómo sus años en grandes empresas, como British Petroleum (BP), Intel y Accenture, le abrieron el apetito en el mercado occidental para forjar una vida profesional y personal. Se casó y tuvo una hija, que hoy tiene seis años.

El valor agregado que aportó a las empresas en las cuales trabajó puede resumirse en una palabra: innovación. Desde su incursión como estratega e innovadora en marketing, Walter evolu­cionó rápidamente hasta crear Brande­rati, un startup que ayuda a las empresas a construir redes de apoyo e influir en el mercado. Fue tal el éxito que dicho emprendimiento fue adquirido por la empresa de plataformas en social media Splinklr, en septiembre de 2014, por una suma que no fue desvelada.

Los datos para dicha decisión son elocuentes: el 70% de los consumidores confía en otros consumidores antes de siquiera considerar confiar en las mar­cas, en lo que se refiere a información de un producto. Se torna entonces vital que las compañías tengan una red de contac­tos, fans e influenciadores en todas las redes sociales, labor que llevó a Brande­rati y su fundadora a la consolidación.

Walter no dejó la compañía que ayudó a fundar, se convirtió en cambio en su evangelizadora global, tarea que cumple en la actualidad como oradora internacio­nal en eventos alrededor del mundo, labor que la trajo a la República Dominicana. “También estuve en Brasil y México”, nos comenta. Dice que en estos países ha visto cómo existen muchas personas con ideas geniales que solo necesitan de alguien que pueda invertir en ellas. “Mucha gente joven quiere lograr el éxito, entonces se debe canalizar ese enorme potencial”.

 

Mujeres y hombres innovan unidos

Walter cree en la unión de fuerzas como clave del éxito en las empresas y en la so­ciedad en general. Cree por igual en los cambios de mentalidad como motor para cerrar la brecha de género, camino que se facilita con la tecnología y el uso que se le otorgue. “La brecha de género es un tema cultural e histórico, la tecnología por sí sola es solo un canal de distri­bución. Pasa más por mostrar quiénes somos como personas y marcas”, explica.

“Conozco a hombres que quieren y promueven el ascenso de mujeres, pero persiste otra cultura. Debemos trabajarlo, cambiar la mentalidad, entonces todo ven­drá más fácil. Bien conoces las estadísticas de cuántos hombres son emprendedores y cuántas mujeres”, dice Walter. El Informe Global Entrepreneurs­hip Monitor (gem) sobre la mujer emprendedora, llevado a cabo en España y publicado en 2006, reveló que solo el 30% de los emprendedo­res son mujeres.

Walter dice que el mejor ejemplo para ver cómo la innovación prima en el mundo actual es la lista de las 500 empresas más importantes del mundo, según forbes. “Hace unos años eran compañías fundadas hace 70 años, ahora se fundaron hace 15 años. Ves compañías como Kodak, que inventó la fotografía, ahora está muerta, a diferencia de empresas como GoPro que usan sus consumi­dores como vehículos de marketing. Igual con Blockbuster, casi fuera del negocio reemplazado por Net­flix”, explica. Agrega que todos esos ejemplos y la incursión de jóvenes empresarios refleja una realidad innegable: “debemos innovar o es­taremos obsoletos”, dice enfática.reuters_facebook_colombia1

 

Pensar como Zuckerberg

Ekaterina Walter es autora del best seller, catalogado por Wall Street Journal, Think Like Zuck: The Five Business Secrets of Facebook’s Improbably Brilliant CEO Mark Zuckerberg y coautora de The Power of Visual Storytelling: How to Use Visuals, Videos and Social Media to Marketing Your Brand. Del pri­mer libro, le preguntamos ¿cómo efectivamente pensar como el genio detrás de Facebook?

“Zuckerberg es un líder de la innovación, un ejemplo de cómo crear con pasión un mundo abierto. Lidera con propósito, contrata a gente increíble y les dice: vayan y descifren lo que los apasiona, lo único que deben hacer es mejorar el producto. Ha creado una cultura”.

Y ¿qué necesita América Latina para crear su propio Steve Jobs o Mark Zuckerberg? “Pasé mucho tiempo hablando con emprendedores de Brasil y me insistieron en cómo tenían grandes ideas en las que nadie invierte. La mentalidad aquí no es la adecuada para llevar esas ideas al próximo nivel. El problema global es la men­talidad ‘Wall Street’, la que espera resultados inmediatos”, se lamenta.

Walter dice que los emprende­dores en América Latina se encuen­tran con decepciones porque nadie cree en sus proyectos y pocos o na­die se atreve a invertir en ideas que muy probablemente tardarán años en rendir frutos. En pocas palabras, la inmediatez y la urgencia de ver utilidades está frenando el impulso emprendedor en la región.

 

Las marcas necesitan escuchar

Walter es una emprendedora clá­sica. Siempre se encuentra traba­jando en algo nuevo, y en estos días esa apuesta se denomina Experience cloud. Lo explica de una forma muy sencilla: lograr una plataforma para que una compañía tenga una sola voz, conozca al cliente y le brinde un servicio de calidad con una ópti­ca de 360 grados.

“Si vas a un banco a cerrar una cuenta por el mal servicio brindado y has estado quejándote por un mes, muy probablemente la persona que te atienda no tendrá idea de quién eres, y solo ahí se va a enterar para luego convencerte. Eso es porque las compañías no escuchan”, expli­ca. Por el contrario, si conocen tu problema, le ofrecerán una solución específica al cliente insatisfecho.

Walter agrega un dato impac­tante: 30,000 productos ingresan al mercado cada año solo en Estados Unidos. “En lo que compites real­mente es el servicio, por lo tanto, si no demuestras que te importa lo que piensen tus cliente, estás muerto, porque habrá un banco al otro lado de la calle que sí estará escuchando”, dice.

Lo que busca Walter es que las marcas tengan una sola voz, que por medio de la tecnología le permitirá conocer a sus clientes, logrando fidelizar al cliente proporcionando servicios de calidad de manera con­tinua. “Necesitas ser una sola voz. Lo que le importa al cliente es que tú le hagas feliz”, enfatiza.

Nos cuenta que su siguiente libro se divorciará de los temas que trata, más bien se enfocará en el apoyo de una mujer a otra, el puente entre generaciones y los objetivos comunes de éxito y trascendencia. “Tengo muchas notas sobre la vida en sí, la importancia de tener una buena formación, por ejemplo, para mi hija de seis años, cosas y con­ceptos que me gustaría que aprenda en los próximos años para ser una persona mucho más preparada y confiada, para que piense diferente y así ayudarla a tener éxito”.

Luego de la entrevista, las fotos. Ekaterina Walter camina con la convicción de una profesional de éxito. No lo dijo de forma literal, pero su discurso lo transmite: an­hela —si ya no lo es— ser una líder femenina que inspire a millones de mujeres alrededor del mundo. Su historia lo refleja, inmigrante de la otrora Unión Soviética, se hizo de un espacio protagónico en el exigente mercado norteamericano; hoy viaja por el mundo contando las claves del desarrollo y mira por tercera vez a América Latina, esta vez, a República Dominicana, don­de ya el panorama se va aclarando: innovar con equidad, o morir en el intento.

 

Siguientes artículos

Actividad industrial en México sufre su peor caída en casi dos años
Por

El indicador de actividad industrial registró un descenso de 0.4% en mayo frente a abril, en cifras ajustadas por estaci...