La agencia espacial, que actualmente no puede llevar a un hombre al espacio por sí misma, gasta a lo grande en programas innecesarios.

 

Por Steve Forbes

 

La NASA se gastó 392,000 dólares en un libro de comunicaciones, ¿ya hicimos contacto con los extraterrestres?

En su último informe sobre el despilfarro gubernamental, el senador saliente Tom Coburn descubrió que el gobierno federal gastó sorprendentes 50 millones de dólares (mdd) en licencias para faltar al trabajo. Peor aún, alrededor de 40% de ese dinero fue a dar a los bolsillos de trabajadores que tenían, digamos, problemas de conducta en el trabajo.

Los burócratas que fueron sorprendidos haciendo cosas como cargando bebidas alcohólicas a las tarjetas de crédito oficiales, navegando en páginas pornográficas en las computadoras del gobierno y acosando sexualmente a compañeros de trabajo eran a menudo “castigados” cobrando por no presentarse a trabajar, a veces durante años.

Algunos de los ejemplos de Coburn nos hacen preguntarnos qué se necesita para ser despedido de un puesto en el gobierno. Lois Lerner, de la IRS (el órgano fiscal estadounidense), por ejemplo, se embolsó 50,000 dólares en vacaciones pagadas después de que fuera expuesto su papel en la fiscalización deliberada de grupos conservadores. El jefe de operaciones de Irán para la CIA fue puesto en licencia remunerada después de crear un ambiente de trabajo tan hostil que puso a toda su división en desorden. Asimismo ocurrió con un agente del Servicio Secreto encontrado desmayado en un pasillo tras una noche de borrachera.

Coburn también encontró ejemplos increíbles de derroche en las agencias que constantemente reclaman falta de recursos. Un buen ejemplo es el Instituto Nacional de Salud (NIH), que a raíz del brote de ébola dijo que habría podido desarrollar una vacuna de no haber sido por los recortes presupuestarios. Ese mismo organismo tenía 2,000 (mdd) para gastar en masajes suecos para conejitos, estudiar si las madres aman más a sus perros que a sus hijos, la escritura en la meditación budista, y el desarrollo de una aplicación móvil diseñada para ayudar a los padres a conseguir que sus hijos coman verduras.

La NASA, que actualmente no puede lanzar a un hombre al espacio por sí misma, gastó 350 mdd en una torre de lanzamiento de un programa cancelado, despilfarró 43 millones en el mantenimiento de otras instalaciones que no sirven para nada, y destinó 392,000 dólares en un libro que ofrece consejos sobre si debemos o no comunicarnos con extraterrestres.

El gobierno no necesita más dinero para hacer su trabajo. Necesita una limpieza a fondo.

 

La IRS viola la ley federal durante más de una década

Según la Ley de Reestructuración y Reforma del IRS de 1998, la agencia está obligada a proporcionar recomendaciones anuales “para reducir la complejidad de la administración de las leyes de impuestos federales, y la derogación o modificación de cualquier disposición que el Comisionado crea añade complejidad excesiva e innecesaria a la administración de las leyes fiscales federales”.

Pero como señaló el Defensor Nacional del Contribuyente, la agencia no se ha molestado en elaborar un informe tal desde 2002. Sólo dos de esos informes han sido emitidos, en 2000 y 2002.

Cada año, los estadounidenses gastan 6,000 millones de horas en el cumplimiento de las cuatro millones de palabras del código fiscal, pero aparentemente la IRS no puede ser molestada para cumplir con su informe. Cuando se le pidió una explicación, la IRS dijo que requeriría “a dos empleados trabajando tiempo completo durante un año” para producir el informe.

Es difícil creer que la IRS, con 82,982 empleados, no puede encontrar a dos personas para llevar a cabo un trabajo tan importante.

 

El tesoro de un pirata

De acuerdo con una nuevo reporte de la Oficina de Análisis Económico, las artes y la cultura contribuyeron con casi 700,000 mdd a la economía de Estados Unidos, o 4.32% del PIB en 2012. Este total fue superior al de otras industrias como la agricultura, la construcción y el transporte.

En otras palabras, el impacto de las artes y la industria de la cultura en EU, medida en términos económicos y financieros, es enorme.

El robo en las artes y la cultura también es igual de grande. En 2005, la piratería costó colectivamente al cine, la música, el software de negocios y software de entretenimiento al menos 25,600 mdd en ingresos perdidos.

Pero el daño de la piratería es más profundo. La economía de Estados Unidos pierde 58,000 mdd del PIB total anual, 373,375 puestos de trabajo y 16,300 mdd en ganancias, y los gobiernos federales, estatales y locales pierden por lo menos 2,600 mdd en ingresos fiscales anuales. Además, la industria de las artes y la cultura genera aproximadamente 25,000 mdd en superávit comercial, una hazaña poco común en la industria estadounidense. No importa cómo se mire: los derechos de autor, las innovaciones y el arte que protegen son fundamentales para la economía de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

En Latam hay muchos Valley, ningún Silicon
Por

¿Qué debe hacer Latam para generar más innovación y emprendimiento? Fomentar la educación, la infraestructura, la confia...